Se retrasa un año la aplicación de la certificación UKCA para el Reino Unido post Brexit

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Tecnología
Visualizaciones del artículo Leído  1047  veces

Tras el Brexit, el gobierno de Londres decretó que todos productos industriales que se comercialicen en el Reino Unido debían pasar de la certificación CE a la UKCA a fecha 1 de enero de 2022. La presión de la industria británica consigue que se amplie el plazo

Se retrasa un año la aplicación de la certificación UKCA para el Reino Unido post Brexit

Más margen para adaptarse a los requerimientos de calidad de la producción en el Reino Unido tras el Brexit. El gobierno británico ha anunciado que prorroga un año más la utilización de la certificación europea, Conformité Européenne (CE), para los productos industriales que se comercialicen en sus fronteras y no será hasta el 1 de enero de 2023 que entrará en vigor única y exclusivamente el estándar británico propio, el  United Kingdom Conformity Assessment (UKCA)

El nuevo estándar, cuya entrada en vigor se había fijado inicialmente para el 1 de enero de 2022 cuando el Reino Unido abandonó la UE, se retrasa ante la presión de la industria británica y los grandes grupos comerciales permitiendo así que las empresas tengan más tiempo para adaptarse a la nueva normativa. Tal y como informan desde Downing Street, la mayoría de los bienes que eran elegibles para la calificación CE también serán elegibles para la UKCA.

Varios grupos de fabricación habían expresado su preocupación por la incapacidad de probar sus productos bajo el nuevo estándar antes de que las nuevas medidas entrasen en vigor y habían advertido al gobierno de los riesgos para las cadenas de suministro de la industria británica y Europea si se prohibía la utilización de bienes del extranjero que no contasen con la certificación UKCA.