Futuros productos tecnológicos 'Made in UE'

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Tecnología
Visualizaciones del artículo Leído  1370  veces

La escasez mundial de componentes electrónicos para la industria del automóvil ilustra, una vez más, la necesidad de nuevos Proyectos Importantes de Interés Común Europeo para fortalecer las capacidades de producción de Europa.

Futuros productos tecnológicos 'Made in UE'

Brújula digital 2030: el camino europeo para la década digital

Marzo tuvo actividad en la UE en el campo de las tecnologías digitales y, muy especialmente, en las baterías para vehículos eléctricos

¿Grave escasez de componentes electrónicos? Pues bien, para 2030, Europa se propone alcanzar no menos del 20% de la producción mundial de semiconductores en valor (en tecnología de 5nm o incluso 2nm), es decir, duplicar su producción actual en este campo, y quiere estar a la vanguardia mundial en el desarrollo de los ordenadores cuánticos.

Todas estas ambiciones se han reflejado, por una parte, en una comunicación titulada Brújula digital 2030: el camino europeo para la década digital y, por otra, en un compromiso europeo respecto a una declarada determinación de ganar la batalla del coche eléctrico. Su principal objetivo es desarrollar tecnologías de baterías y capacidades de producción en la Unión Europea, lo cual es fundamental para lograr una movilidad baja en emisiones y también para el almacenamiento de energía. En definitiva, que Europa parece decidida a esforzarse en una estrategia a la búsqueda de una autentica soberanía económica.

La formación, pieza clave

Buena muestra de que los líderes europeos están tomándose en serio el objetivo de ocupar un lugar importante en el mercado del coche eléctrico y como hay que empezar por el principio, acaban de anunciar un plan de formación a gran escala para cubrir en el 2025, 800.000 nuevos puestos de trabajo.

Ya en el año 2017 se creó la European Battery Alliance (EBA), cuyo principal objetivo es el desarrollo de tecnologías y capacidades de producción de baterías en la Unión Europea y recientemente Bruno Le Maire, Ministro de Economía, Finanzas y Recuperación, Peter Altmaier, Ministro de Economía y Energía de la República Federal de Alemania, Maroš Šefčovič, Vicepresidente de la Comisión Europea a cargo de Relaciones Interinstitucionales y Prospectiva, se han reunido en el marco de la EBA para impulsar el citado plan de formación a gran escala a través de un PIIEC (Proyecto Importante de Interés Común Europeo) que reúne a 14 Estados miembros y 42 empresas, entre ellas BMW, Fiat y Tesla, el grupo químico francés Arkema y el especialista sueco en baterías Northvolt. La Comisión invertirá 2.900 millones de euros en este proyecto, que debería permitir desbloquear tres veces más inversión privada. Objetivo: ponerse al día con China, que domina el mercado de las baterías.

La Unión Europea, cuya cuota de mercado actualmente no supera el 3%, está apuntando, gracias a este proyecto, a conseguir un 25% del mercado para finales de la década. "Si bien los sucesivos planes sociales en la industria del automóvil han destruido entre 60.000 y 90.000 puestos de trabajo en Europa, el sector del automóvil eléctrico es una oportunidad fantástica", dijo a la prensa francesa el comisario europeo de Mercado Interior, Thierry Breton, añadiendo que "al final de la década, se podrían crear entre 180.000 y 200.000 puestos de trabajo en la fabricación de celdas de batería", Por su parte Maroš Šefčovič ha afirmado que "casi 70 proyectos industriales ya cuentan con el apoyo de la Alianza. Muchas inversiones en baterías han adelantado recientemente sus plazos y han aumentado su capacidad de producción esperada" y añadió que “la producción de baterías de iones de litio es la que más ha crecido, y para 2025 estamos en camino de convertirnos en el segundo mayor productor de celdas de batería del mundo, detrás de China. Los 30 proyectos anunciados deberían satisfacer en gran medida la demanda de la Unión Europea de baterías dedicadas fundamentalmente a la movilidad eléctrica ”.

Tres PIIEC (Proyectos Importantes de Interés Común Europeo)

Pero todo no queda en esto. Bruno Le Maire y Peter Altmaier participan también activamente en el lanzamiento de otras tres PIIEC, sobre hidrógeno, la nube y microelectrónica, acordando una contribución común para la próxima actualización de la Comisión Europea sobre la estrategia industrial europea. Bruno Le Maire, ministro de Economía, Finanzas y Recuperación, y Peter Altmaier, ministro de Economía y Energía del Gobierno Federal Alemán, mantuvieron una sesión de trabajo en la que debatieron los principales proyectos de los industriales franco-alemanes y el fortalecimiento de la política industrial europea. Destacaron una vez más que la política industrial es un elemento crucial de la recuperación europea y aspiran a una industria europea competitiva, soberana y resistente gracias a las inversiones en tecnologías del futuro "made in the EU".

La escasez mundial de componentes electrónicos para la industria del automóvil ilustra una vez más la necesidad de un PIIEC ambicioso para fortalecer las capacidades de producción de Europa. Ambos coinciden en que la estrategia industrial de la UE debe fortalecerse para apoyar la transición a una economía digital al tiempo que se abordan las debilidades y dependencias estratégicas que ha dejado al descubierto la pandemia.

“La crisis sanitaria lo ha confirmado: la creación de nuevas cadenas de valor industriales en Europa para garantizar la independencia estratégica del continente es una necesidad absoluta. Para ello, es fundamental reforzar la estrategia industrial europea apoyándose en la cooperación entre países, en particular a través de grandes proyectos de interés común. Ha llegado el momento de activar todos los interruptores de la política industrial: unos para participar activamente en la transición verde y digital, otros para implementar las lecciones aprendidas de la COVID-19, y finalmente para proyectos que desencadenen inversiones privadas a muy gran escala", señala el Ministro de Economía y Energía de la RFA.