El sector del refino denuncia que la nueva Ley del Clima los deja fuera

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Mercado
Visualizaciones del artículo Leído  307  veces

La Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) pide que se incluyan los ecocombustibles como alternativas energéticas en la nueva ley que inicia su trámite parlamentario con el foco en la generalización de las energías renovables

El sector del refino denuncia que la nueva Ley del Clima los deja fuera

El pasado 20 de mayo el Gobierno de España inició el trámite de aprobación del primer proyecto de Ley de Cambio Climático y Transición Energética (PLCCTE). Como respuesta al inicio de la tramitación de esta nueva norma, que persigue que España alcance la neutralidad de emisiones a más tardar el 2050, la Asociación Española de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP) pide al Gobierno "más ambición a la Ley de forma que incluya todos los sectores, todas las tecnologías y tenga en cuenta todas las emisiones". En este sentido, reclama que no deje pasar la oportunidad de desarrollo industrial y creación de empleo que supone el impulso del plan de transición energética del refino español.

"La actual redacción del proyecto de Ley impide la puesta en marcha del plan y la participación del sector en la lucha contra el cambio climático. El artículo 11 contempla los biocarburantes solo en el transporte aéreo. La propuesta de AOP es promover los biocombustibles en todos los modos de transporte (automóviles, transporte marítimo y pesado) y, además, incluir no solo los biocombustibles sino todos los ecocombustibles, como los sintéticos (obtenidos a partir de CO2 capturado) y los procedentes de residuos no orgánicos (plásticos, entre otros)", señalan desde la Asociación.

De hecho, la nueva Ley que espera ser aprobada pone el foco en la generación de renovables, no en los ecocombustibles defendidos por la AOP: "La eficiencia energética y la progresiva penetración de energías renovables en el mix energético español constituyen palancas de reactivación económica en el corto plazo y, al tiempo, posibilitan la consolidación de la cadena de valor asociada a su despliegue. Son, además, los pilares de la descarbonización, ejerciendo una acción tractora sobre el resto de sectores, al tiempo que mejoran la competitividad empresarial e industrial gracias a una senda de precios descendente. Permiten, a su vez, empoderar al ciudadano, situándolo en centro del sistema energético".

El proyecto incorpora medidas para facilitar su integración, ofreciendo señales claras que otorguen confianza a los inversores. Entre otras disposiciones, crea la figura del titular de almacenamiento como sujeto del sistema eléctrico. Con ello, se favorece la implantación y el desarrollo de estas tecnologías, claves en la gestión de la demanda eléctrica y la seguridad de suministro en un sistema eléctrico 100% renovable. Se trata, además, de un segmento industrial en el que Europa, y España, aspiran a adquirir posiciones de liderazgo. Además, con el objeto de acompasar la introducción de renovables en el sistema, el texto prevé que el Gobierno desarrolle un nuevo marco retributivo para la generación renovable, basado en el reconocimiento a largo plazo de un precio fijo por la energía. Con ello, se ofrece previsibilidad y estabilidad en los ingresos al sector y se traslada a los consumidores.

Desde la AOP denuncian que el artículo 12 tiene en cuenta únicamente las emisiones directas en la movilidad, en lugar de un cómputo “del pozo a la rueda”, que incluya las que se generan en la producción de la energía y en su uso. AOP propone como alternativa no limitar la reducción de emisiones en la movilidad solo al tubo de escape. Tal y como explica Luis Aires, presidente de AOP, “si se ponen más trabas a la competitividad, la crisis industrial irá a más. Por el contrario, si se modifican esos dos artículos de la ley, se permite la inversión de miles de millones de euros para adaptar la industria del refino, facilitar la transición energética, reducir emisiones y crear empleo. Sería un tremendo error renunciar en estos momentos al potencial industrial del sector y rechazar nuestro compromiso con la descarbonización. Lo que demandamos es que se nos permita contribuir a la neutralidad climática y seguir sumando al crecimiento económico del país”.

Según detalla la Asociación, AOP quiere vincular el desarrollo industrial y la recuperación económica del país a las políticas de descarbonización. El sector cuenta con un plan de acción (la Estrategia para la Evolución hacia los Ecocombustibles) para transformar la industria del refino y reducir las emisiones de los procesos en un 90% y de los productos en un 80%. "Esta estrategia se basa en producir combustibles líquidos bajos en carbono (ecocombustibles) incorporando tecnologías como la producción de hidrógeno verde y la captura, almacenamiento y uso de CO2".

Ley de Cambio Climático y Transición Energética (PLCCTE)

Ante la emergencia climática, España fija por ley sus objetivos nacionales de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero a 2030 en un 20% respecto a los niveles de 1990. "Este objetivo supone un aumento de la ambición española en materia de clima, en un año clave para la agenda climática y el Acuerdo de París. Con ello, España se alinea con el aumento de ambición que se ha marcado la Unión Europea (UE) para ese año y responde al Acuerdo de París, que establece que los países deben aumentar su ambición en materia de reducción de emisiones en 2020", explicaba el Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (MITECO).

El objetivo final de la ley es que España alcance, “a más tardar en el año 2050” la neutralidad de emisiones, es decir, antes de llegar a mitad de siglo el país solo emitirá la cantidad de gases de efecto invernadero (GEI) que sus sumideros puedan absorber.