La IFR desmiente al MIT: a más robots, no hay menos empleo

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Mercado
Visualizaciones del artículo Leído  792  veces

Con datos en la mano, la Federación Internacional de Robótica tira por tierra un estudio firmado por Daron Acemoglu. Según la IFR, el empleo en la industria automotriz, el mayor adoptante de robots, aumentó en un 22%: de 824.400 a 1.005.000 empleos.

La IFR desmiente al MIT: a más robots, no hay menos empleo

KUKA LBRIiwa colaborando con una persona en trabajos de ensambleje (Fuente: IFR)

Tal y como detaca la International Federation of Robotics, IFR, las empresas de todo el mundo están aumentando su uso de robots industriales: en cinco años, el stock operativo global aumentó en, aproximadamente, un 65% a 2,4 millones de unidades (2013-2018). Durante el mismo período de tiempo, la Oficina de Estadísticas Laborales de EE. UU. Informó un impacto positivo en el mercado laboral: el empleo en la industria automotriz, el mayor adoptante de robots, aumentó en un 22% de 824.400 a 1.005.000 empleos (2013-2018).

"Estos hechos contradicen las conclusiones publicadas recientemente por la oficina de noticias del MIT, Massachusetts Institute of Technology, sobre la investigación del economista Daron Acemoglu", señala la IFR en un comunicado. "Basado en datos entre 1990 y 2007, el investigador deduce un efecto negativo general de los robots en el empleo en las comunidades de trabajo de cuello azul en los Estados Unidos. Sin embargo, la experiencia reciente en los EE.UU., Europa y Asia demuestra lo contrario: la adopción de robots probablemente será un determinante crítico del crecimiento de la productividad para la economía posterior a COVID-19".

Estos son resultados de la Federación Internacional de Robótica:

"El impacto de la automatización y la robótica en el empleo no se difrenecia en absoluto de las anteriores olas de cambio impulsadas  por la tecnología", comenta Milton Guerry, presidente de la Federación Internacional de Robótica. "El aumento de la productividad y las ventajas competitivas de la automatización no reemplazan los trabajos: automatizarán las tareas, aumentarán los trabajos y crearán otros nuevos".

Investigación de la OCDE: "Diez veces más productivo"

Recuerda la IFR que una investigación de la OCDE muestra que las empresas que emplean la tecnología de manera efectiva son diez veces más productivas que las que no lo hacen. Para equipar a la fuerza laboral con las habilidades sociales y el conocimiento técnico requeridos en la economía posterior a COVID-19, se necesita una estrecha colaboración entre la industria, el gobierno y las instituciones educativas. Los incentivos de política gubernamental deberían alentar la inversión empresarial en capacitación y apoyar la financiación de la educación.

Renacimiento de la producción industrial.

Empresas de todo el mundo están reevaluando sus modelos de negocios de la cadena de suministro global en reacción a las lecciones aprendidas del coronavirus. Esto probablemente acelerará la introducción de robots, lo que conducirá a un renacimiento de la producción industrial en algunas regiones y traerá de vuelta los empleos. Después de la crisis, IFR espera un impulso considerable para la robótica y la automatización, incluso si la industria actualmente no puede desacoplarse de la recesión económica.