Presentada la nueva estrategia industrial para Europa

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Mercado
Visualizaciones del artículo Leído  947  veces

La Comisión Europea presenta el documento que recoje el espíritu del plan estratégico industrial del continente para los próximos años que tiene como objetivos la neutralidad climática y el liderazgo digital.

Presentada la nueva estrategia industrial para Europa

El diagnóstico es claro: Europa necesita que la industria sea más ecológica, más circular y más digital que siga siendo competitiva en la escena mundial. "Estos tres elementos transformarán nuestra industria, ayudarán a nuestras pymes y harán que Europa siga siendo sostenible y competitiva" señala la nueva comunicación de la Comisión Europea A New Industrial Strategy for Europe, un nombre revelador para una estrategia ambiciosa. 

"Europa siempre ha sido cuna de la industria. Con el tiempo, la industria ha demostrado su capacidad para liderar el cambio. Y debe seguir haciéndolo, ahora que Europa acomete su doble transición hacia la neutralidad climática y el liderazgo digital en un mundo que cambia constantemente. Con su nueva estrategia industrial, la Comisión está preparada para hacer todo lo necesario a fin de garantizar que las empresas europeas sigan estando en condiciones de colmar sus ambiciones y hacer frente a la creciente competencia mundial", comenta en su inicio la comunicación.

La estrategia se basa en tres pilares:

Un European Green Deal, que contempla acciones como financiar proyectos ecológicos, incluso con el apoyo del Banco Europeo de Inversiones (BEI), para desarrollar tecnologías y soluciones ecológicas para descarbonizar la industria; trabajar en un mecanismo de ajuste de carbono compatible con la Organización Mundial del Comercio (OMC) y alentar acciones adicionales para proteger a nuestra industria de las fugas de carbono;daptar el marco europeo para las ayudas estatales en materia de energía y medio ambiente, y mejorar el mercado único de productos y servicios, de productos de la economía circular y de contratación pública más ecológica.

El fortalecimiento del mercado único. "Son necesarias las condiciones adecuadas para que los empresarios transformen sus ideas en productos y servicios reales y para que las empresas de todos los tamaños prosperen y crezcan. La UE debe aprovechar el impacto, el tamaño y la integración de su mercado único para hacer oír su voz en el mundo y para establecer normas mundiales". Señala el documento que el mercado único ofrece a las empresas de la UE un gran mercado interior que estimula el comercio y la competencia y aumenta la eficiencia. La mejora de su integración y funcionamiento podría generar más crecimiento en muchos sectores, tales como entre 183.000 y 269.000 millones de euros más al año en productos manufacturados o 338.000 millones de euros más al año en servicios.

Transición digital. Apoyo al desarrollo e implementación de tecnologías que impulsan nuevas capacidades en la industria y sus trabajadores.

Dentro de la nueva estrategia, se considera que las pequeñas y medianas empresas son esenciales para la competitividad y prosperidad de Europa. Con la nueva estrategia para las pymes, la UE se propone como objetivos  fomentar la innovación a través de nueva financiación y de los centros de innovación digital en el contexto de transiciones sostenibles y digitales, reducir la burocracia eliminando obstáculos en el mercado interior y abriendo el acceso a la financiación, facilitar el acceso a la financiación creando un fondo de oferta pública inicial para pymes (cuyas inversiones se canalicen a través de un nuevo fondo público-privado) y lanzará la iniciativa Escalar, un mecanismo para incrementar la cuantía de los fondos de capital riesgo y atraer más inversión privada).

Acciones que se pondrán en marcha

Tal y como informó la Comisión Europea, la Estrategia establece los impulsores clave de la transformación industrial de Europa y propone un conjunto integral de acciones futuras, que incluyen:

Un plan de acción de propiedad intelectual para defender la soberanía tecnológica, promover la igualdad de condiciones a nivel mundial, luchar mejor contra el robo de propiedad intelectual y adaptar el marco legal a las transiciones verdes y digitales.

También se hará un seguimiento al desarrollo del marco de competencia. "La revisión continua de las reglas de competencia de la UE, incluida la evaluación continua del control de fusiones y el control de aptitud de las pautas de ayuda estatal, garantizará que nuestras reglas sean adecuadas para el propósito de una economía que está cambiando rápidamente, cada vez más digital y debe volverse más verde y circular. Necesitamos una competencia leal en casa y en el extranjero". Además de aprovechar al máximo su caja de herramientas de mecanismos de defensa comercial, la Comisión adoptará un Libro Blanco a mediados de 2020 para abordar los efectos distorsionadores causados ​​por las subvenciones extranjeras en el mercado único y abordar el acceso extranjero a la contratación pública y la financiación de la UE. El tema relacionado con los subsidios extranjeros se abordará en una propuesta para un instrumento legal en 2021. Esto irá de la mano con el trabajo en curso para fortalecer las normas globales sobre subsidios industriales en la Organización Mundial del Comercio, y acciones para abordar la falta de acceso recíproco. para contratación pública en terceros países.

Se prevén también medidas integrales para modernizar y descarbonizar industrias intensivas en energía, apoyar industrias de movilidad sostenibles e inteligentes, promover la eficiencia energética, fortalecer las herramientas actuales de fuga de carbono y asegurar un suministro suficiente y constante de energía baja en carbono a precios competitivos. Además, se buscará mejorar la autonomía industrial y estratégica de Europa asegurando el suministro de materias primas críticas a través de un Plan de acción sobre materias primas críticas y productos farmacéuticos basado en una nueva estrategia farmacéutica de la UE y apoyando el desarrollo de infraestructuras digitales estratégicas y tecnologías habilitadoras clave.

Otra de las acciones destacadas es el impulso de una Alianza de Hidrógeno Limpio para acelerar la descarbonización de la industria y mantener el liderazgo industrial, seguida de Alianzas en Industrias de Bajo Carbono y en Plataformas Industriales de Materias Primas. También se  impulsará legislación adicional y orientación sobre contratación pública ecológica.

Además del conjunto integral de acciones, tanto horizontales como para tecnologías específicas, la Comisión analizará sistemáticamente los riesgos y las necesidades de los diferentes ecosistemas industriales. Al hacer este análisis, la Comisión trabajará en estrecha colaboración con un Foro Industrial inclusivo y abierto que se establecerá en septiembre de 2020. Constará de representantes de la industria, incluidas PYME, grandes empresas, interlocutores sociales, investigadores y Estados miembros e instituciones de la UE. Cuando sea necesario, se convocará a expertos de sectores específicos para compartir sus conocimientos. Los Días de la Industria anuales de la Comisión continuarán reuniendo a todos los jugadores.

Valoración positiva del impacto que tendrá la nueva estrategia en la industria española

Tal y como expresa el Gobierno a través de un comunicado, "la Estrategia de la Comisión reacciona al diagnóstico que ya hemos establecido juntos. La industria europea se enfrenta a cambios tecnológicos y climáticos, en el contexto de un mundo altamente globalizado. La única forma en que nuestra industria podrá competir es uniendo nuestras fortalezas nacionales. La crisis del COVID-19 nos recuerda la urgente necesidad de reducir nuestra dependencia de proveedores no europeos. Nuestra soberanía está en juego".

En ese sentido desde la Moncloa se recuerda que si bien las empresas deben aprovechar las oportunidades que presentan los cambios tecnológicos y climáticos, "la Unión Europea y sus estados miembros pueden configurar el entorno político adecuado para que las empresas innoven. Por lo tanto, acogemos con beneplácito la nueva Estrategia Industrial Europea que establece la forma en la que Europa fortalecerá la competitividad de su industria y dominará la transición industrial en curso". Asimismo, el Gobierno celebra el compromiso de la Comisión de dedicar más fondos europeos "a cadenas de valor estratégicas, tecnologías clave e innovaciones relevantes. Las Pyme deberían participar plenamente en dichos ecosistemas y estamos preparados para contribuir a la reflexión sobre cómo fomentar su papel".

La vía para hacer realidad estas cadenas se concreta a través de Proyectos Importantes de Interés Común Europeo (IPCEI), como los que ya se lanzaron con baterías eléctricas o microelectrónica, u otros instrumentos, en otros proyectos europeos importantes en el área de la salud, el clima o la tecnología digital, lo que según Moncloa "será clave para garantizar nuestra soberanía tecnológica, por ejemplo, para la energía del hidrógeno o la inteligencia artificial".

Más información