II Estudio Smart Industry 4.0: más y mejor digitalización

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Mercado
Visualizaciones del artículo Leído  1618  veces
Tags del artículo

Según el estudio, hay una mayor concienciación de la necesidad y las ventajas de la digitalización. Los principales motivos que impulsan a las empresas son la necesidad de reducir costes, la mejora del servicio y un aumento de la calidad.

II Estudio Smart Industry 4.0: más y mejor digitalización

Ya ha visto la luz la segunda edición del Estudio Smart Industry 4.0 de Everis y el Observatorio de la Industria 4.0 en colaboración con el Club de Excelencia en Gestión y Advanced Factories. El Estudio, centrado en empresas industriales con un número de empleados medio superior a los 2.100 trabajadores y una facturación total que ascendió a 38.500 millones de euros en el último año, revela que el 80% de las empresas encuestadas ya tiene planes de transformación digital.

En comparación con el I Estudio Smart Industry 4.0 de 2018, se observa cómo las empresas mantienen su esfuerzo por los conocimientos en análisis y manejo de datos al tiempo que cobra protagonismo el desarrollo en software y ciberseguridad. Por contra, disminuye el impulso en conocimientos de organización y gestión así como en técnicas y procesos de fabricación.

A diferencia del año anterior, la presencia de tecnología 4.0 se da, en mayor o menor medida, en todos los procesos de la cadena de suministro. Los principales motivos que impulsan a las empresas a digitalizarse son la necesidad de reducir costes seguida de la búsqueda de una mejora del servicio y un aumento de la calidad.

La Industria 4.0 como respuesta a la demanda de competitividad

Dentro de los objetivos de las empresas, destacan la reducción de costes directos e indirectos y la mejora del valor directo. La mayoría de las compañías coinciden en que se debe mejorar internamente los procesos y reducir costes innecesarios gracias a los nuevos sistemas de análisis de procesos, monitorización y gestión total de la empresa. La necesidad de reducir costes directos se ha incrementado y llega a un 20%, mientras que la mejora en el servicio y la calidad ha bajado de un 18% a un 10%. Esta tendencia al ahorro puede definir el rumbo de las iniciativas en el futuro, más focalizadas en la reducción de costes (directos e indirectos) y el aumento de los beneficios mediante ahorros en calidad y una reducción del capital circulante.

Se ha determinado que las mejores vías de acción para lograr los objetivos anteriores son los procesos que aumentan e refuerzan la producción. Los aspectos a destacar son la automatización, la producción y la planificación de la cadena de suministro. Estas palancas, dado su alto nivel de cooperación, dan la opción de buscar sinergias en el proceso productivo. Cabe destacar la similitud de los resultados con el año anterior, demostrando que la industria tiene claras las mejores soluciones para incrementar el rendimiento en base a su experiencia.

La automatización sigue siendo considerada la opción con mayor potencial para ahorrar costes. Los aspectos relativos a la producción han ganado importancia en este último año pasando de un 10% a un 17%. Llama la atención la poca relevancia que tiene el mantenimiento que puede ser ampliamente beneficiado por tecnologías de industria 4.0.

La percepción de las empresas sobre las barreras principales en la transformación digital mantienen las mismas tendencias que en el año anterior. Las barreras más importantes a la digitalización industrial son la resistencia al cambio y la falta de formación, lo cual es congruente con la falta de planes de formación.

La resistencia al cambio y a la innovación y la falta de formación de los trabajadores continúan siendo el mayor freno dentro de las empresas para la transformación digital. La recopilación de datos a lo largo del proceso y su tratamiento se mantienen como los principales paradigmas para conseguir reducir costes y la facturación anual de las compañías está alineada a su interés e inversión en innovación tecnológica.

Nivel de preparación General para el salto a la industria 4.0

A la vista de los resultados de las encuestas, se puede afirmar que la transformación digital está activa en muchos sectores de la industria y que es una apuesta creciente por parte de las empresas líderes del mercado. El porcentaje de compañías que está preparada para implementar y desarrollar nuevas tecnologías de manera completa ha crecido 5 veces su tamaño original, y la mitad de las empresas entrevistadas están comenzando aproximaciones a la transformación digital. Además se ha reducido el número de empresas que no están preparadas para las nuevas tecnologías 4.0 a un 4%, lo que supone menos de un tercio del año anterior. "Las empresas tienen claro que la transformación digital es el método para lograr esas ventajas competitivas que consiguen afianzar las posiciones de mercado en sectores competitivos".

El estudio constata que se ha vivido una gran evolución: el 50% de las compañías encuestadas ha desarrollado sus primeras aproximaciones a nuevas tecnologías y el 25% considera estar preparada para la implementación y el desarrollo de nuevas tecnologías dentro de sus compañías.

Paradigmas

Actualmente hay tres paradigmas que lideran según la percepción de las compañías: Integración vertical y horizontal, Servicios de nube y la impresión en 3D (additive manufacturing), aunque el resto de parámetros no han distado mucho, lo que refleja una gran integración de la digitalización en la innovación empresarial. Todos estos paradigmas demuestran el cambio transformacional de las empresas que buscan un mayor control de toda la compañía a través de sistemas de gestión que integren todos los departamentos de la empresa de manera que se tenga un mejor sistema de tracking y control que se pueda actualizar y gestionar desde cualquier lugar. Todos los sistemas diseñados para compartir información, que son los paradigmas con más percentil después, implementan el flujo de información y la capacidad de gestión.

En línea con los paradigmas expresados anteriormente, las compañías entrevistadas tienen previsto potenciar su tecnología con especial hincapié en IoT, Big Data y Artificial Intelligence, que son los dos parámetros más destacados con un 17% de coincidencia. Igual que anteriormente, los servicios de nube, el additive manufacturing y la ciberseguridad son otros aspectos a destacar. Es digno de mención la baja apuesta por New Human Interfaces y Simulación. Las razones para no invertir podrían ser la baja madurez de las tecnologías o falta de un retorno claro en la inversión.

"Las inversiones para los próximos años han sufrido cambios salvo en Big data e IA y en IoT que se mantienen a la cabeza.Han bajado los aspectos relacionados con simulación y human interfaces.Es importante estudiar y entender las necesidades del negocio así como lo que cada tecnología pueda aportar y elaborar un road map a largo plazo para tener un proceso continuo de mejora. Es interesante como ha habido cambios en los paradigmas considerados más punteros. New human interfaces y simulaciones has sufrido reducciones importantes. Esto puede representar el riesgo de que las empresas inviertan en modas más que en tecnologías".

La edición de enero/febrero de 2020 de InfoPLC++ Magazine ofrecerá un reportaje ampliado sobre esta investigación