InfoPLC++ Magazine #17 Especial Perspectivas Industriales 2020

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Magazine
Visualizaciones del artículo Leído  3428  veces
Tags del artículo

InfoPLC++ Magazine abre sus páginas a la voz de la industria. 20 empresas desarrolladoras y comrcializadoras de soluciones y servicios industriales opinan sobre aquello a lo que deben atender en los próximos meses: las tecnologías que se consolidan, la influencia del entorno económico y las personas.

InfoPLC++ Magazine #17 Especial Perspectivas Industriales 2020

Uno de los objetivos prioritarios que nos hemos planteado para este año es escuchar de manera más dinámica la voz de la industria y los proveedores de tecnología. A través de cuestionarios, entrevistas y, por supuesto, las colaboraciones editoriales que siempre aportan interesantes visiones, serán las empresas quienes nos entregarán detalles de la evolución, o no, de aquellas previsiones que las grandes consultoras internacionales hacen.

En esta primera edición del año contamos con la opinión de casi 20 empresas desarrolladoras y comercializadoras de soluciones tecnológicas. ¿Cómo ven los próximos meses? Por un lado con grandes expectativas: las tecnologías digitales se van generalizando, y sobre todo, de los casos de uso concretos se pasa a su despliegue en escala para los procesos, tanto de planta como de operativa interna. En este sentido, un activo soft como es el talento cobra protagonismo y la práctica totalidad de las compañías tiene previsto ejecutar planes de upskilling y reskilling para hacer evolucionar las maneras internas de trabajar, colaborar y desarrollar proyectos en la industria. Asimismo, junto a esta percepción positiva hay cautela: la situación macroeconómica global preocupa a las empresas, pero por sobre todo, los proveedores de tecnología son conscientes que el ritmo de maduración de las tecnologías es lento: las inversiones hechas los años anteriores aún han de aportar todo su potencial.

De la mano de estas perspectivas, analizamos cuatro tendencias globales que afectan a la industria. La primera en relación al trabajo: las tecnologías digitales y externalización de la producción son dos de los factores que inciden e incidirán probablemente aún más negativamente en el empleo. Varias son las propuestas que aparecen para resolver la necesaria distribución de la riqueza, unas desde perspectivas más optimistas y otras que dejan abiertas muchas preguntas. La segunda tendencia es en relación al marco económico en el que se desarrolla la industria. ¿Ha llegado la hora de decir adiós al pensamiento de Friedman? El propósito que debería tener una empresa es una cuestión fundamental que genera un amplio debate en nuestra sociedad. Desde hace años, esta cuestión parecía estar relativamente clara, pero en el siglo XXI se están produciendo indicios que podrían delatar ciertos cambios en esta materia.

La tercera en relación a un tema técnico: las tensiones en la distribución de la electrónica que hacen peligrar el suministro global de componentes, y con ello, los dispositivos en los que se basa nuestra economía: los IoT friendly y los móviles. La ley de Moore está basada en duplicar el número de transistores de un procesador cada dos años, al tiempo que se va reduciendo también exponencialmente el tamaño. Pero cuando esas estructuras se acercan al nivel atómico, las leyes de la física le dibujan un final cercano, por lo menos en esta línea tecnológica, comprueba el artículo.

Por último, abordamos la modularidad en la Industria 4.0. El debate de si la Industria 4.0 es una revolución o una evolución se ha mantenido abierto desde el momento en que se acuñó el término en la Feria de Hannover de 2013, el cual puede definirse como la transformación digital de la industria. La digitalización en sentido amplio, ha sido identificada para el futuro próximo como la palanca transformadora más importante de innovación y cambio con impacto en prácticamente todos los sectores de la economía. Su naturaleza, combinada con el modelo de innovación de Henderson-Clark explica cómo es posible que a estas alturas sea posible defender con argumentos ambas posiciones encontradas. Así, con tantos cambios en marcha en la industria, el camino natural es compartir y colaborar. Escuchar para poder avanzar. Porque en la era más digitalizada de la historia, el contacto entre los profesionales de la industria es más necesario que nunca. Bienvenidos al 2020 de la tecnología y las personas.