• José Paredes, Country Sales director Iberia

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La pandemia provocada por COVID-19 está acentuando algunos cambios y tendencias que ya se apreciaban en la industria y que, en la actual situación, se muestran como claras necesidades. Me centraré en dos tendencias que considero de suma importancia: la flexibilización de la producción y de la plantilla de trabajadores.

    En la situación actual hemos podido comprobar la importancia de incrementar rápidamente la producción de ciertos bienes, e incluso de cambiar la producción a fin de responder a la demanda del mercado. Esta tendencia no es completamente nueva, pero la evolución de la pandemia ha hecho que esta rapidez en la adaptabilidad sea aún más importante. Tecnologías como la automatización y el IoT son básicas aquí, para ofrecer a los fabricantes el conocimiento y facilitar la toma de decisiones sobre sus líneas de producción y cadenas de suministro, y reaccionar así más rápidamente a una demanda cambiante.

    La industria ha tenido un segundo gran impacto con la necesidad de flexibilizar y adaptar su plantilla de trabajadores para poder responder a varios retos: la distancia social en el puesto de trabajo y en los turnos, formar rápidamente nuevo personal, para poder cubrir bajas por cuarentena o enfermedad, o disponer de expertos y personal cualificado que no puede desplazarse. La industria tiene ahora que responder más rápidamente a estos retos que antes de la pandemia, formando en más disciplinas y más rápidamente a su personal y facilitando el trabajo o el soporte de expertos remotamente. De nuevo ante esta situación, la automatización puede cubrir áreas que anteriormente necesitaban de una gran experiencia y tecnologías como la Realidad Aumentada, que puede ayudar de forma muy importante en la formación de la plantilla o en el soporte remoto.

    En este escenario, posiblemente el principal cambio que provoque la pandemia de COVID-19 sea una aceleración de la transformación digital de la industria, utilizando tecnologías de automatización, IoT, realidad aumentada o robótica para responder a la nueva normalidad.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Rockwell Automation es una empresa centenaria ofreciendo soluciones de automatización a la industria y en continua evolución tecnológica y de cartera de productos. Hace ya años que disponemos de soluciones para la transformación digital y que se recogen en nuestra estrategia conocida como The Connected Enterprise (Empresa Conectada). Bien es cierto que, en los últimos años, hemos reforzado y complementado ciertas áreas que nos permiten ofrece una mejor solución en este camino hacia la automatización y digitalización de nuestros clientes. Atendiendo a los retos que comentaba anteriormente algunas de las nuevas tecnologías, productos y servicios que estamos aportando son los siguientes:

    Sistemas de transporte inteligente, representados por iTRAK y MagneMotion, ofrecen una alta flexibilidad y trazabilidad a la producción con un reducido mantenimiento.

    Nuestra plataforma IoT basada en FactoryTalk InnovationSuite, powered by PTC, ofrece análisis de datos, Realidad Aumentada y Machine Learning

    Software como Emulate3D ofrece la posibilidad de crear gemelos digitales de las instalaciones, facilitando el diseño, desarrollo, puesta en marcha y formación de un proyecto.

    Toda una gama de servicios alrededor de la consultoría en redes de comunicación, incluyendo aspectos como la ciberseguridad, una de las principales preocupaciones de la industria en la transformación digital.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Para nuestros empleados y empleadas en plantas de fabricación hemos aplicado controles de salud, incrementado las medidas de limpieza y uso de equipos de seguridad, además de implementar distanciamiento social entre estaciones de trabajo en nuestras instalaciones. El resto del equipo ha estado ejerciendo distanciamiento social y trabajando de forma remota desde casa, preservando la seguridad mientras mantenemos nuestro nivel de servicio y atención al cliente.

    Nuestra empresa ha trabajado en todas las regiones del mundo para garantizar la implementación de nuestro plan de continuidad comercial, de fabricación y distribución en todas las geografías. Hacemos seguimiento continuo sobre aspectos clave como limitaciones de personal, operaciones de producción y posibles problemas de transporte debido a limitaciones gubernamentales.Continuamente evaluamos planes de contingencia en toda la cadena de suministro.

    Tomamos medidas adicionales para proteger nuestra base de suministro y posicionar nuestro inventario para apoyar a nuestros clientes que se consideran críticos y esenciales. En algunos casos, hemos ampliado el plazo de entrega de determinados pedidos para proporcionar información de entrega precisa. También establecimos procedimientos y un proceso de priorización global para garantizar que estamos satisfaciendo la demanda de las industrias críticas.

    Hemos identificado distintos impactos en nuestras instalaciones de fabricación globales. Las amplias medidas de cuarentena han tenido un impacto en las tasas de absentismo en varias instalaciones. Estamos siguiendo la situación de cerca y aumentando los recursos y las operaciones sin comprometer la seguridad de nuestros empleados y empleadas.

    Seguimos en contacto frecuente con nuestros proveedores más importantes en las regiones más afectadas. Y evaluamos constantemente nuestra base de suministros para asegurarnos de que estamos preparados para responder a áreas críticas de operaciones, acumulación de inventario, planificación de la continuidad del negocio y mayor conciencia de las prácticas de higiene. Debido a la reducción en los vuelos de las aerolíneas comerciales y el espacio de carga, hemos asegurado capacidad de vuelo adicional, exploramos vuelos chárter exclusivos y tenemos planes de contingencia para líneas de gran volumen.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Las cadenas de suministro son una de las áreas que tendrán que revaluarse como resultado de la pandemia. El cierre de fronteras y de producción ha sido uno de los principales trastornos a que han afrontado los fabricantes en los últimos meses. Se ha generado un sentimiento de vulnerabilidad al depender de instalaciones fuera de las fronteras, por ejemplo, en Asia. Ahora muchos fabricantes se plantean reajuste en sus plantas de fabricación y cadenas de suministro a fin de acercarlas.

    Esta tendencia generará a su vez ciertos retos como la necesidad de formar personal de forma efectiva y rápida o la necesidad de tener una mejor supervisión de la cadena de suministro mediante tecnología digital e IoT.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Estamos viviendo una situación sin precedentes que cambiará la forma en que vivimos y operamos nuestros negocios en el futuro. La pandemia de la COVID-19 ha tenido un impacto en la mayoría de los sectores industriales de nuestro país, posiblemente con la excepción de aquellos cuyos productos son considerados esenciales. Estamos viendo como muchas empresas industriales han parado su actividad temporalmente o están produciendo por debajo de su capacidad, otras que han retrasado proyectos y reducido o cancelado inversiones.

    El índice PMI del sector manufacturero del 53,5 en el mes de Julio, cuando se esperaba un 52,0, es un signo positivo si bien hay otros índices, como la caída del PIB del -18,5% en el segundo semestre del 2020, que llaman a la prudencia. Esperamos por lo tanto una caída significativa del sector industrial en al año 2020, siendo la principal pregunta cómo será la curva de recuperación y hasta cuando se extenderá, dependiendo esto de la duración de la pandemia y de la capacidad de las empresas para recuperarse.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    En estos momentos en que la industria necesita soluciones para dar respuesta a los retos ya comentados y a muchos otros, es importante acercar la transformación digital, la tecnología y las soluciones disponibles a los futuros profesionales y a las empresas. Creo que esta es la mejor aportación de las JAI, ser un foro para exponer soluciones tecnológicas y acercarlas a la industria y los estudiantes. Desde la primera edición desde Rockwell Automation hemos reconocido su valor y apostado con nuestra presencia continua en todas las ediciones.

  • Víctor Pavón, CEO 

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    Opino que la industria ya tenía como plan de ruta la digitalización de sus procesos, por tanto la nueva realidad que por desgracia vivimos no hará más que acelerar dicho proceso, y potenciar el desarrollo de las nuevas tecnologías. La pandemia en términos empresariales está generando graves problemas de organización, y por tanto obligará a muchas empresas a modernizarse y reinventarse de modo a ser más competitivos, y también en muchos casos, sobrevivir en estos difíciles tiempos.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Como empresa proveedora de tecnología nuestra propuesta va enfocada exactamente a eso, ofrecer al mercado las herramientas que les permita salir adelante. Entre las tecnologías con más demanda sin duda todo lo relacionado con la automatización de procesos, principalmente lo relacionado con la automatización de las tareas logísticas de las empresas, así como los proyectos de paletizado de fin de línea.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    No es nuestro caso, pero me consta que nuestros proveedores de tecnología están realizando grandes esfuerzos para adaptarse a esta nueva realidad, permitiendo ajustar su producción a los picos de demanda que pueden surgir ante la inestabilidad e incertidumbre en el desarrollo de los proyectos industriales. Para asegurar la disponibilidad de nuestros productos, intentamos leer y anticipar en la medida de nuestras posibilidades las tendencias del mercado, así como identificar los productos más demandados, además de un gran esfuerzo de planificación sobre la base de la comunicación constante con nuestros clientes. Una buena práctica en este sentido es, sin duda, potenciar la comunicación interna y con los clientes. Es fundamental para adaptarse lo mejor y más rápidamente posible a los cambios repentinos que van surgiendo.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Creo que la colaboración entre empresas será clave para salir de esta crisis, vivimos en un mundo muy competitivo y en el que impera el individualismo, por tanto si algo tenemos que aprender de esta situación es que solos se llega más rápido, pero en compañía se llega más lejos, y las empresas en particular deberemos encontrar el modo de adquirir compromisos de colaboración que permitan ofrecer soluciones más completas y mejor adaptadas a cada caso: más cooperación, tendencia al abastecimiento local, relocalización de operaciones…

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    2020 será para casi todas las empresas un mal año sin duda, todas las previsiones apuntan a un 2021 que traerá también situaciones socioeconómicas difíciles de anticipar con certeza. En nuestro caso somos optimistas, la demanda de robots, a pesar de un transitorio estancamiento, tienen importantes previsiones de crecimiento debido a las causas expuestas anteriormente, por tanto confiamos en una evolución positiva de nuestra actividad en el próximo año.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Sin duda cualquier evento que aporte innovación y experiencia es un foco de atención muy potente, y las JAI se ajustan a ambos términos. Además el hecho de que sean en Galicia, le aportan un plus de interés para la potente industria del noroeste de la Península Ibérica, por tanto en mi opinión será un revulsivo para acelerar la digitalización de las empresas españolas.

  • Jan Puig, director comercial

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La aceleración de los proyectos destinados a dotar de mayor flexibilidad a los centros productivos: digitalización de la automatización para acortar y optimizar tiempos entre fases de producción.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Estamos digitalizando nuestros productos muy rápidamente para cubrir la necesidad creciente en IIoT, son equipos mucho más inteligentes. En Pilz nos dedicamos a la seguridad de las máquinas, y cuanto mas automatizadas, mayor es

 el requerimiento en sistemas de control y sensórica asociada para asegurar la operación según normativa.


    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Nuestro gran acierto durante la crisis fue disponer de centros productivos tanto en Europa como en Asia capaces de adaptar rápidamente su capacidad y, sobre todo, tipología de producto. Tuvimos continuidad de suministro gracias a

 esa flexibilidad productiva.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Proporcionar servicios alrededor de los productos, para establecer relaciones fuertes con los clientes y con ello alcanzar mayores niveles de cooperación para compartir el camino correcto hacia la digitalización.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Esperamos conseguir los objetivos previstos para 2020 a pesar del golpe del primer semestre.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Significa que la simbiosis entre empresa y mundo formativo puede, pero más importante, debe funcionar. Existe una distancia entre ambos mundos que es extremadamente perjudicial para

el entorno de innovación tecnológica en nuestro país. De los jóvenes depende el futuro de las empresas que participaremos en las JAI.

  • Alvaro García-Sampedro, director IMA (Industry Management and Automation)

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La actual pandemia es lo que se llama un cisne negro. Es un suceso inesperado y de un impacto socioeconómico brutal, que ha cambiado la forma que tenemos de relacionarnos, de trabajar, de comunicarnos. A toro pasado es fácil decir lo que habría que haber hecho y lo que tenía que estar preparado para una pandemia de la que los expertos venían hablando desde hace años. Pero lo cierto es que casi nadie estaba preparado para algo así.

    A nivel industrial nos hemos encontrado con paradas forzosas de producción, cierres sanitarios de diferentes industrias, caída de la demanda sin precedentes. Pero por otra parte se están produciendo problemas de suministro, dificultades para la puesta en marcha de máquinas e instalaciones, práctica cancelación de visitas y reuniones presenciales entre proveedores y clientes. Sin embargo, dentro de la adversidad tenemos la suerte de que esta situación se haya producido en un momento en que muchas empresas habían comenzado ya sus procesos de digitalización, en que la red española de acceso a internet es de las mejores del mundo, y en que se hayan dado ya los primeros pasos en relación con la Industria 4.0. Una situación como la actual obliga a las empresas a ser flexibles y rápidas, tanto en su diseño de productos, como en la fabricación de series ajustadas a la demanda, con procesos optimizados e integrados entre proveedores, fabricantes y clientes. Eso es, en definitiva, lo que se persigue con la Industria 4.0. 

    La crisis que estamos viviendo tiene consecuencias importantísimas sociales, sanitarias, económicas, y va a obligar a las industrias a adaptarse a un entorno difícil, muy competitivo y donde hay que primar la eficiencia. Solo aquellas que sean capaces de hacerlo conseguirán prosperar. Que duda cabe que para ello, la digitalización y la automatización son los factores claves. Si la industria tradicional, con muchos procesos manuales e intensiva en mano de obra no cualificada, ya tenía muchas dificultades antes de la pandemia de la COVID-19, ahora se ha convertido en inviable.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Desde Phoenix Contact llevamos trabajando en la Industria 4.0 desde el primer momento en que comenzó a desarrollar el concepto, en 2011. Estamos en los diferentes comités de normalización, promovemos nuestras soluciones en el mercado desde 2015, comenzando por la infraestructura de redes, ciberseguridad, hasta llegar a la integración en la nube, fog/cloud computing, gemelo digital, etc. Una de las tecnologías más demandadas en la actualidad es la que permite hacer accesos remotos seguros, recalcando la importancia de la ciberseguridad, para puestas en marcha, mantenimientos o recogida de datos. Si esto último es importante, en una situación en la que la posibilidad de desplazamiento está restringida, se convierte en algo fundamental.

    Otra tecnología que crece mucho es la tecnología PLCnext, que consiste en unir lo mejor de los mundos OT e IT en dispositivos de control. De forma que se tiene un sistema de control capaz de ser programado en lenguaje de autómata, IEC 61131, pero también en cualquier lenguaje de alto nivel (C++, C#, Java, etc), e incluso con software de modelación matemática (Matlab Simulink), empleando el entorno de programación deseado (Visual Studio, Eclipse) pero con comportamiento en tiempo real, al igual que en cualquier PLC.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    No hay que olvidar que independientemente de donde se sitúen los centros de producción, y en nuestro caso los tenemos repartidos por todo el mundo, siendo los más importantes los de Alemania, los componentes que se emplean pueden proceder de cualquier lugar del mundo. En especial, los componentes electrónicos suelen proceder del sudeste asiático. Durante las fases más duras de la pandemia el mantenimiento de la cadena de suministro ha sido una tarea muy compleja.

    El mayor problema fue el transporte. Una parte fundamental del transporte de estos componentes se hace por vía aérea, aprovechando los vuelos comerciales. Al cancelarse la mayor parte de dichos vuelos, los envíos que se hacían en 3 o 4 días, pasaron a tardar varias semanas. Eso causa un estrés muy importante en la cadena de suministro. En nuestro caso se ha minimizado en lo posible gracias a los stocks existentes para la producción y a la búsqueda de proveedores y rutas alternativas. El objetivo final es minimizar este impacto en nuestros clientes.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    La clave va a ser la flexibilidad. Flexibilidad para adaptarse a un entorno cambiante, competitivo; flexibilidad para adoptar alianzas locales con partners, proveedores y distribuidores; flexibilidad para pensar fuera de lo normal (thinking outside of the box). Flexibilidad para hacer las cosas de forma diferente respecto a como siempre se han hecho.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    En cuanto a esto, tenemos la suerte de estar activos en todos los países industrializados del mundo, y en la práctica totalidad de los sectores industriales. Por ello somos razonablemente optimistas. Esperamos que las caídas de unos sectores se compensen con los crecimientos de otros y de esa forma tener un año 2020 similar al año 2019. Por otra parte también están todos los medios disponibles, personal, máquinas, materias primas, para ser capaces de adaptarnos al aumento de demanda que estamos seguros de que se producirá en 2021.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Hace ya muchos años que las JAI se han convertido en una referencia para la automatización industrial. Esto es un hecho y así lo reconocemos todos los fabricantes, la prueba está en el éxito de convocatoria, que ya quisieran muchas ferias sectoriales. Su papel promocionando las nuevas tecnologías de automatización, especialmente las relativas a la Industria 4.0 es indudable. El hacer las jornadas de forma digital tiene el inconveniente de que se pierde el contacto directo, pero la gran ventaja de que su difusión potencial es mucho más grande.

  • Enrique Palomeque, Area Sales Manager España & Portugal

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La pandemia global de la COVID-19 ha significado un parón importante de la demanda generalizada. Este parón de marzo 2020 hizo descender la actividad generalizada en todos los sectores. La datos de industria bajaron a niveles nunca vistos y hasta julio 2020 se ha recuperado al 80% del nivel de febrero 2020. Seguimos teniendo un déficit del 20% en la industria. Poco a poco se recuperará hasta finales del 2021.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Estamos en un segmento, la robótica, que tiene que crecer en los próximos años. La COVID no ha modificado nuestra cartera tecnológica. Durante todos estos meses hemos continuado ofreciendo soluciones innovadores, proponiendo nuevas tecnologías al mercado, lanzando nuevas aplicaciones disruptivas.

    Hemos visto modificarse el panel de los sectores atendidos. Está creciendo en porcentaje los sectores de agricultura, food & beverage, cooking y medical, dentro del portfolio de nuestras aplicaciones finales.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Nuestra empresa es un fabricante de tecnología. Hemos tenido que adaptar nuestra cadena de suministro a los nuevos volúmenes desde marzo 2020. La tecnología está disponible. Es solo un efecto volumen. Hemos mantenido e incrementado nuestro capital y recursos de R&D como teníamos previsto anteriormente en nuestro plan estratégico. Creo que todos los actores de nuestro sector han realizado las mismas apuestas.

    Asimismo, cabe destacar que esta fuerza viene de las personas. Tenemos que asegurar que todas las personas estén motivadas y darles un lugar seguro para trabajar. Desde allí creceremos de nuevo a partir de ahora.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    No pensamos que haya grandes cambios en la nueva normalidad, refiriéndose a nuestro sector. Hemo podido evidenciar algunas tendencias reveladas por la pandemia, como las largas distancias de supply chain y la falta de alternativa de suministro para algunos componentes.

    Creemos que, en su conjunto, a nivel global, podremos ver en los próximos años una diversidad de supply chain, con alternativas de distancia como de zona geográfica de fabricación y suministro. Tenemos que prepararnos y ser creativos para conseguir alternativas de producto y suministro para asegurar el abastecimiento global y con un imprenta tecnológica menor.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Como he comentado anteriormente, el parón de marzo de 2020 hizo descender la actividad generalizada en todos los sectores. La datos de industria bajaron a niveles nunca vistos y hasta julio 2020 se ha recuperado al 80% del nivel de febrero 2020.

    Seguimos teniendo un déficit del 20% en la industria. Poco a poco se recuperará hasta finales del 2021. Para nuestra empresa en particular, y gracias a las inversiones en R&D, personas y Business Development realizadas en 2019, nuestra empresa sigue creciendo en 2020 vs 2019, a pesar del efecto COVID global. Esperamos poder seguir creciendo en el 2021 también y en el 2020. Las tecnologías robóticas pueden suplir algunas funciones y realizar tareas de manera más eficiente, más rápida y más precisa cada día. Nuestra aportación de valor es alta y ayuda a la competitividad del país.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Nuestra empresa es un fabricante de tecnología. Un evento como DIGITAL JAI es una ventana de desarrollo tecnológico, de acercamiento a las aplicaciones, un demostrador de capacidad tecnológica que empuja nuestro sector. Pensamos que todos los canales de la industria se benefician del evento DIGITAL JAI. Sepamos que el crecimiento económico viene por la investigación, la creación de valor, la competitividad, la aplicación, la fabricación.

    A través de DIGITAL JAI nuestro sector tendrá la oportunidad de demostrar su capacidad apara impulsar los elementos que permitan que nuestro país de desarrolle en la industria, multiplique los tejidos tecnológicos necesarios, eleve el nivel de nuestra industria y haga crecer el empleo estable y de valor.

  • Fernando Fandiño Oliver, Director de Ventas, Sur de Europa y EMEA

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    Uno de los efectos más destacables de la pandemia ha sido el trastorno que ha causado en la cadena de suministro y las industrias manufactureras, por ejemplo, se enfrentan en la actualidad a una serie de retos como consecuencia de la crisis, como la reducción del personal, las obligaciones de proteger la salud de los trabajadores mediante el distanciamiento, las enormes caídas de la demanda de algunos productos y los repentinos picos de la demanda de otros, y la mayor necesidad de generar eficiencias en los procesos a fin de impulsar la productividad y reducir los costes en la medida de lo posible.

    La mayoría de los expertos coinciden en que la crisis del coronavirus ha forzado un cambio fundamental en las operaciones de la cadena de suministro, ya que muchos fabricantes están tratando de acercar los procesos a centros de producción en sus países de origen y ‘onshore’, algo que sólo será posible con la automatización. La firma de analistas MarketsandMarkets predice en un informe reciente que la crisis de la COVID-19 probablemente aumentará la inversión en robots industriales y el mercado mundial casi se duplicará en los próximos cinco años, y la IFR (Federación Internacional de Robótica) calcula que el sector crecerá en un 40% cada año.

    Antes incluso de la crisis de la COVID-19, nuestros AMRs (Autonomous Mobile Robots) ya estaban cambiando las operaciones de intralogística en muchos entornos empresariales diferentes, desde fábricas y almacenes hasta hospitales y laboratorios farmacéuticos. Las empresas y organizaciones se ven atraídas por la creciente flexibilidad y diversidad de sus aplicaciones y una de las cosas que ha hecho esta pandemia es crear una mayor conciencia de la necesidad de flexibilidad. Por lo que vemos que el sector de los robots móviles crecerá más rápido de lo previsto antes de la crisis y donde nuestras soluciones ayudarán a las empresas no solo hacer frente a los nuevos retos del mundo post pandemia mediante la automatización si no también protegerse de cualquier irrupción en su negocio en el futuro.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    En primer lugar, hemos seguido innovando en nuestros productos y soluciones para que podamos ayudar a nuestros clientes a extender los límites de lo que pueden automatizar. Un ejemplo de esto ha sido el reciente lanzamiento de nuestro nuevo modelo el MiR250, el robot más rápido, ágil y seguro que hemos desarrollado hasta ahora que destaca por un diseño más corto y más bajo, lo que le permite circular dentro de espacios reducidos, como puede ser a través de accesos con puerta de 80 cm de ancho. El MiR250 también introduce el concepto de baterías extraíbles e intercambiables para eliminar el tiempo de inactividad mientras se recarga.

    Veremos una evolución hacía la oferta de Robots-as-a-Service (RaaS) como el modelo de negocio a seguir en los próximos años, a medida que el mercado irá madurando y los clientes tengan cada vez menos interés en experimentar con proyectos pilotos de automatización y busquen resultados garantizados desde el primer día de implantación.

    Esta situación abrirá numerosas oportunidades para empresas proveedoras de servicios de robótica y por eso creamos MiRGo, nuestra plataforma abierta de certificación de aplicaciones plug-and-play de terceros. MiRGo ofrece acceso a una comunidad de desarrolladores de productos y módulos superiores que se anclan a nuestros robots y permiten al cliente aprovechar nuestra base móvil común (software y controles), y unirla a una variedad de opciones comerciales de carga útil específicas para su aplicación, bien sean brazos robóticos, estanterías, elevadoras o sistemas de comunicación. Dentro del contexto de la actual situación sanitaria por ejemplo, tenemos disponibles en MiRGo varios módulos superiores de desinfección de salas y espacios públicos por rayos UV-C, fabricados por terceros y todos diseñados para funcionar con nuestros AMRs como base.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Lo más importante dentro del contexto de la situación actual es que tenemos que procurar que nuestros robots siguán siendo accesibles para empresas de todo tipo, tamaño o sector, y más en la era post COVID-19. Aunque nuestros robots ofrecen un rápido ROI de menos de un año en la mayoría de los casos, hay empresas que buscan un retorno inmediato o simplemente carecen de los recursos económicos para invertir en la compra de uno o más robots para su plan de automatización.

    Tenemos nuestro programa de leasing MiR Finance, que ofrece acceso a nuestros robots por poco más de 3 euros la hora. No requiere una inversión inicial de capital, permite alinear gastos con el cambiante flujo de los ingresos y proporciona a las empresas la flexibilidad que necesitan para adaptarse a los constantes cambios en el mundo post-pandemia y seguir siendo competitivas en su campo de negocio.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    La fábrica del futuro va a estar dominada por los conceptos de la fabricación ágil y procesos lean, donde las empresas fabricantes tienen que ser flexibles para adaptarse a las demandas cambiantes del mercado actual y más resistentes a acontecimientos globales como la crisis del coronavirus. La automatización es una pieza clave en cualquier estrategia de producción Lean, pero incluso en instalaciones altamente automatizadas, el transporte interno de materiales a menudo sigue siendo un proceso manual e ineficiente que puede crear cuellos de botella en la producción.

    Los AMRs juegan un papel importantísimo en la automatización de los procesos de intra-logística, ayudando a transportar materiales a la zona de producción, y productos acabados a la zona de distribución y permitiendo a las empresas reubicar trabajadores humanos a tareas de mayor valor. Son ideales para diseños de producción impredecibles o cambiantes y entornos de trabajo dinámicos y proporcionan la flexibilidad necesaria en los procesos de fabricación ágiles.

    Los entornos de fabricación del futuro ya no podrán depender de tecnologías heredadas costosas e inflexibles. Tampoco pueden permitirse continuar con el transporte manual improductivo de materiales o productos, especialmente en el complicado mercado laboral actual. Los robots móviles autónomos ofrecen una alternativa ágil que proporciona flexibilidad, rentabilidad, rápido retorno de la inversión y optimización de la productividad.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Ya hemos comentado que debido a la pandemia hay ahora una aceleración en el crecimiento en el mercado de la robótica industrial, y en especial la robótica colaborativa, a nivel global. Se refiere obviamente a todos los tipos de robot industrial pero respalda la importancia que tiene los robots móviles para las fábricas del futuro. Las últimas estadísticas de la industria global muestren que, para 2021, el 58% de las empresas dedicadas a la producción y distribución de productos de consumo por ejemplo utilizarán uno o más AMR para optimizar su logística interna. Para 2024, se espera que este porcentaje alcance el 79%. Nuestra posición como fabricante líder de AMRs nos ayudará aprovechar de este creciente interés en robots móviles como solución de automatización de procesos de intra-logística.

    Nuestras operaciones en España tienen una vital importancia para la compañía dentro de nuestra estrategia de crecimiento global y a medida que expandimos no solo hacia nuevos mercados dentro de la región si no también hacía nuevos segmentos, esperamos poder atraer nuevo talento a nuestro equipo en Barcelona para ayudar fortalecer la comercialización de nuevos productos y soluciones y desarrollar nuestro canal de distribución.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    En España también hay un gran potencial teniendo en cuenta que el informe World Robotics publicado por la IFR coloca a España como uno de los países europeos con mayor densidad de robots industriales por cada 10.000 trabajadores (concretamente 168 robots por cada diez mil empleados). En 2019 nuestro país mantuvo la 10ª posición mundial. Esto demuestra el alto nivel de aceptación e interés que tiene el tejido industrial español en la automatización como una herramienta para aumentar la productividad y la competitividad, incluso antes de la crisis de la COVID-19.

    Eventos como las Jornadas JAI han sido fundamentales en fomentar la difusión formativa e informativa respeto a la automatización industrial en nuestro país y ahora que la industria tiene que afrontar los retos de la ‘Nueva Normalidad’, las jornadas son más importantes que nunca. El hecho que no podrán celebrarse de forma presencial no debe ser un obstáculo y es un placer para nosotros formar parte de esta iniciativa de promover conocimientos de la Industria 4.0 y apoyar el buen trabajo realizado hasta ahora por los organizadores.

  • Fernando Campos, M2M & IoT Solution Manager

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La incertidumbre de cuándo vamos a poder volver a reunirnos grupos de diferentes círculos sociales comporta que, por un tiempo indefinido, todo aquel trabajo que se pueda realizar remotamente, se hará de esa manera.  Eso implica un cambio brutal para todos, tanto para la compañía en cuanto a infraestructura, como para el personal en cuanto hábitos de trabajo.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Sin duda alguna se han disparado las consultas sobre cómo utilizar nuestro portfolio de soluciones de manera remota, si se ven afectadas, buenas prácticas, cómo activar sus funcionalidades de ciberseguridad, etc. Por otro lado, también se ha incrementado de manera notable el interés en nuestras soluciones de ciberseguridad y alta disponibilidad. El hecho de limitar la presencia de las ingenierías externas y tener parte del equipo IT teletrabajando significa que una caída o malfuncionamiento de un sistema no se pueda arreglar tan rápidamente como antes.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    A nivel interno, es cierto que ciertos proveedores con dependencias de componentes asiáticos han presentado problemas que están solucionando estocando u optando por componentes de origen europeo.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Sin ser un experto, sí que considero que Europa debería y va a apostar por la relocalización de ciertas industrias que se han visto que eran estratégicas para su músculo productivo. Otro cambio que creo que va a venir más pronto que tarde es que, debido a la generalización del trabajo remoto, se va a acabar la política del presencialismo y se evaluará mucho más la productividad de los grupos de trabajo. Por último, también veo importante destacar el cambio de skills en los responsables de coordinar equipos que va a empezar a ser necesarios ya mismo: ¿somos conscientes de lo difícil que es transmitir la cultura de la empresa o la formación de manera remota?

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Desde mi punto de vista, las DIGITAL JAI es otro paso más hacia una normalidad que no creo que vaya a ser como antes pero tampoco completamente diferente. En este caso, es el volver a girar la rueda –esta vez virtual– de los eventos multimarca, donde posibles usuarios encontrarán las novedades de los diferentes proveedores para valorar si les pueden ser de utilidad o no.

  • Jaume Homs, Iberia 3D Regional Business Manager HP 3D Multi Jet Fusion Business

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La situación de emergencia sanitaria que hemos vivido ha sido una oportunidad única para que la tecnología de impresión 3D muestre su potencial. La escasez de material sanitario y la alta demanda de éste en los mercados internacionales ha hecho que esta tecnología haya sido la única alternativa para producir piezas de forma ágil y local. Sin duda, la respuesta de la impresión 3D para suplir las brechas de la cadena de suministro, aumentar la velocidad de fabricación y, además, producir lo que se necesita donde se necesita, marcará un antes y un después en la fabricación aditiva.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Probablemente todas las aplicaciones en las que pensamos hoy se queden cortas en el futuro. Estamos viendo usos en multitud de sectores como el sanitario, como hemos comprobado con la crisis de la COVID-19, o en la automovilístico, que ha visto en la impresión en 3D un gran aliado para la fabricación de determinadas piezas. Y es que, a sus evidentes ventajas como costes fijos de producción, reducción del tiempo de comercialización, ausencia del stock y producción local, se le suma la posibilidad de imprimir en una amplia variedad de materiales. En este sentido, cabe destacar el primer material de propileno que ha anunciado HP para la fabricación aditiva, un material que, por su excelente resistencia química, baja absorción de humedad y durabilidad a largo plazo es ideal para una amplia gama de aplicaciones automotrices, de consumo, industriales y médicas.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Abordar con éxito la transición de la fabricación tradicional a la digital implica contar con un proveedor que actúe como partner de negocio, que muestre total flexibilidad para adaptarse a los requerimientos del usuario, así como a posibles cambios en sus necesidades, y que disponga de un amplio porfolio de soluciones, pero también de servicios que les ayuden a acelerar este cambio estratégico, eliminando las posibles barreras económicas. En HP hemos recibido este último mensaje, al que pretendemos dar respuesta con una oferta de servicios 3D as a service, que proporcionen a las empresas la agilidad y la velocidad necesarias para su migración a la fabricación digital.

  • Xavier Izquierdo, director general

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    El contexto actual ha puesto de relieve varios aspectos que hay que acelerar o revisar. El primero de todos es la necesidad de digitalizar la industria y las empresas. La Industria 4.0, que pocos habían aplicado hasta el momento, cobra más relevancia ahora que nunca. Creo que las empresas empezarán a tomar más en cuenta la aplicación de este tipo de tecnologías.

    Otro aspecto a tener en cuenta es la conectividad entre empresas. Las empresas empezarán a tener más en cuenta canales que ya existían, pero en los que se resistían a invertir. Un ejemplo es el intercambio de ficheros automáticos entre ERPs para minimizar errores y facilitar el teletrabajo. En España todavía había empresas que veían ese servicio que ofrecíamos algunas empresas como Lapp como innecesario y ahora han observado que es más relevante que nunca. Por último destacaría las cadenas de suministro, que también van a sufrir una revisión.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Desde Lapp invertimos mucho en investigación observando de cerca las nuevas tendencias de mercado. Llevamos muchos años invirtiendo en desarrollar soluciones de comunicación adecuadas para el entorno industrial que permitan la automatización segura de los procesos y maquinaria. Estas son las soluciones que tienen más demanda actualmente, sobre todo las basadas en Ethernet y en por las que las empresas apostarán más. Al final se van a acelerar tendencias que ya estaban en curso.

    Además, desde Lapp hace tiempo que estamos investigando sobre otras tendencias a futuro, como es el cambio de uso de corriente alterna a corriente continua en la industria. Aunque este tema tardará en incorporarse, cada vez se empezará a oír más en el mercado y necesitará de cables y soluciones con diseños diferentes para poder ser más eficientes y duraderos.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Lapp ya disfrutaba de una cadena de suministro muy robusta y descentralizada, con múltiples almacenes repartidos en varios países y un gran nivel de existencias de productos. Igualmente, con la nueva situación que ha planteado la COVID-19, tomamos algunas acciones adicionales como aumentar stocks a nivel local de determinados productos y un control más pormenorizado de la parte logística. Esto nos ha permitido mantener nuestro servicio en funcionamiento, con pocas incidencias teniendo en cuenta la situación.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Hay que revisar el modelo de suministro, sobre todo según qué materias primas y productos. Es muy posible que la nueva normalidad busque tener una dependencia menor del exterior o al menos tener más alternativas aseguradas.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Las previsiones han evolucionado, lógicamente, a la baja para este año. Pese a todo Lapp es un proveedor muy transversal que cubrimos todo tipo de sectores, por lo que la bajada no ha sido dramática, como si ha pasado en otros sectores. En relación al año 2021, lo iremos viendo. Nuestras expectativas son optimistas y esperamos que la industria poco a poco vuelva a sus niveles normales.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Es importante que haya eventos como las DIGITAL JAI, que al ser digitales no implican riesgos para la salud de las personas. Ahora es cuando muchas industrias necesitan conocer cuáles son las novedades, servicios y soluciones que los podemos ofrecer marcas como Lapp y las otras que participan en las JAI para mejorar sus instalaciones y hacer que sus procesos sean más eficientes. Este tipo de eventos son muy relevantes para el sector.

  • Xavier Cardeña, Iberia Channel partner manager

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    Durante los últimos 8 meses hemos visto una deceleración o paralización de algunas inversiones en la industria motivadas por el confinamiento y por el cierre o semicierre temporal de fábricas, pero también, y sobre todo, por la incertidumbre. Si la incertidumbre ya es algo inherente al éxito en las decisiones, la posibilidad de la aparición de una nueva COVID o equivalente estará presente como parte de la ecuación en la toma de decisiones estratégicas. Estoy convencido que la COVID va a acelerar el proceso de digitalización en la industria para el que en la mayoría de los casos no era una prioridad en términos de budget y de recursos. Las empresas que no lo hagan van a tener una enorme desventaja competitiva porque estarán menos preparadas para cualquier eventualidad.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    En HMS Networks ofrecemos al mercado soluciones para las comunicaciones industriales y el teleservicio entre otras. Por ejemplo, desde hace casi 20 años los usuarios de Ewon pueden reconfigurar una máquina sin moverse de casa y de un modo sencillo y seguro. Durante la época de confinamiento el incremento de tráfico en nuestro servicio Talk2M ha sido tan grande que hemos decidido triplicar el uso que nuestros clientes pueden hacer del servicio por el mismo precio.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    No hemos tenido graves problemas de suministro, disponemos de fábricas en distintos lugares del mundo y normalmente disponemos de proveedores alternativos para los componentes de nuestros equipos. Además disponemos de stock deslocalizado de todos nuestros productos gracias a nuestros distribuidores. No todo ha sido perfecto pero la verdad es que nuestra cadena de suministro está soportando muy bien el bache.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Nos movemos en el cambio permanente ya desde hace años y vemos que las empresas y las personas más exitosas son las que han logrado adaptarse al mismo. Fíjate en el sector del automóvil, por ejemplo: de las empresas más innovadoras de 2019, sólo hay una de dicho sector y es Tesla, que hace 20 años ni existía. Nadie tiene la bola de cristal pero pienso que el éxito estará en abrazar los cambios que serán liderados –y eso sí parece claro– por la tecnología.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Sin duda hemos tenido que adaptarlas. Veníamos de un crecimiento anual en ventas del 20% sostenido durante los últimos 5 años y obviamente esto no va a ser posible ni en 2020 ni probablemente en 2021. Claramente también hemos ahorrado en costes.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Para HMS y nuestros distribuidores en España las Digital JAI pasan a ser un evento clave en 2020 dado que todos las actividades presenciales en nuestro plan han sido canceladas por nosotros o por los organizadores. Este evento es único y con un formato pionero en nuestro país.