• Más de 80 modelos de weCat3D
: 2 clases de potencia, MLSL y MLWL; 5 rangos de medida seleccionables
; 4 clases de láser seleccionables (1, 2M, 3R, 3B)
 y 2 tipos de láser seleccionables (rojo, azul). Ofrece un aAlgoritmo optimizado también para superficies negras o brillantes
 con una media de 3,6 a 12 millones de puntos por segundo
. Realiza el procesado de señales en tiempo real mediante tecnología FPGA
 con 4 entradas/salidas
.

    Está habilitado con una página web integrada que permite configurar el perfil
. Muy fiable frente a colores cambiantes y luz ambiente
 y CPU integrada sin necesidad de un controlador adicional. Respecto a las interfaces y software, la gama está habilitada con el stándar GigE Vision con módulo de software para utilizar con Halcon o LabVIEW
; interfaces abiertas con DLL para software de cliente en C++, C# o Visual Basic
. Es actualizable mediante codificador RS-422 TTL y codificador estándar HTL
; Ethernet TCP/IP con hasta 1 Gbit/s
; permite modificar la configuración de forma rápida mediante la grabación de funciones
 y se presenta con un diseño uniforme de conexión en toda la gama.

    weCat3D MLSL. Perfilómetro de bajo peso, tan solo 300 g., y por su carcasa de reducido tamaño (90x36x64 mm). Proporciona un excelente rendimiento ofreciendo hasta 3,6 millones de puntos de medida por segundo, su frecuencia de salida de hasta 4000 Hz y su gran resolución (hasta 22 µm para el rango de medición en el eje X y hasta 3,3 µm en la dirección Z).

    weCat3D MLWL. Hasta 12 millones de puntos de medida por segundo, una frecuencia de salida de hasta 6000 Hz, anchuras de rango de medición de entre 30 y 1300 mm y una gran resolución (de hasta 17 µm para el rango de medición en el eje X y de hasta 2,0 µm en la dirección Z), son los impresionantes resultados de potencia y precisión de esta gama.

  • Pau Masgrau, del área de negocio Electrification de ABB España, analiza las posibilidades de la digitalización en lo que se refiere a la distribución de la energía y cómo ABB Ability ayuda a las compañías a enfrentar este desafío.

  • AMEC, ANFAC, ASPAPEL, FEIQUE, FIAB y OFICEMEN explican a InfoPLC++ las consecuencias que tendría para los sectores industriales que representan un Brexit sin acuerdo en un contexto de pandemia

  • Laurent Bodin, managing director de Yaskawa Ibérica

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    Uno de los principales cambios es ir hacia desarrollos de producción más locales. Ya estamos viendo que existen muchas iniciativas para acortar las cadenas de suministro a raíz de este nuevo escenario. Desde mi punto de vista, es el momento de encontrar soluciones viables ecológico-económicas, con las que es posible mejorar la calidad medioamiental con un menor esfuerzo económico.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Nuestras innovaciones tecnológicas de producto no se han visto modificadas por la nueva situación. En cambio, sí se han incrementado la demanda de servicios a distancia, ya que las empresas necesitan el mismo nivel de servicio y buscar formas compatibles de hacerlo con este nuevo escenario social.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    En los últimos años, Yaskawa ha apostado por una producción más local en Europa. Por tanto, ya anticipamos este tipo de problemas de las cadenas de suministro y disponibilidad de producto abriendo nuestra fábrica de producción en Europa a principios de 2019, con el objetivo de acortar las cadenas de suministro y ofrecer un servicio más cercano a nuestros clientes. Ello nos ha permitido evitar problemas de suministro de nuestras soluciones y ser más resilientes durante todo este periodo de pandemia.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    En momentos de crisis hay que reinventarse y pensar out-of the box. Hay varias formas de hacerlo, y cada empresa debe buscar cuál es la clave de su organización para el futuro en base a su situación.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Este 2020 no va a ser fácil cumplir con los objetivos planteados a principios de año, además teniendo en cuenta que 2019 fue un año récord para Yaskawa Ibérica. No obstante, buscamos la manera de minimizar estas diferencias con nuevas formas de afrontar el negocio y el mercado. Por otro lado, en 2020 el PMI está en un nivel alto, lo cual permite encarar el fin de 2020 con mayor optimismo. De cara a 2021 tenemos todavía que ver como el mercado se va a comportar con la situació.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    La organización de estas Jornadas en modo 100% digital y su consecuente éxito de convocatoria es una clara señal de la necesidad de adaptarse a los nuevos requisitos derivados de la nueva situación social. Es evidente la necesidad de reactivar la industria y que para ello tenemos que buscar formas adecuadas y seguras de poder hacerlo.

  • Pablo Lo Zicchio, Country Sales manager

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La COVID-19 nos ha obligado a cambiar muchos aspectos de nuestra vida: la manera de relacionarnos, de comprar o el teletrabajo son algunos ejemplos de ello. Ha sido un evento claramente disruptivo. La industria, como uno de los principales motores de la sociedad, no es ajena a ello y también se está adaptando a esta “nueva normalidad”. Esta adaptación pasará principalmente por tres aspectos: digitalización y automatización de procesos para mejorar la eficiencia y la transparencia; cadenas de suministro más eficientes que podría incluso suponer una relocalización en algunos segmentos industriales;  y un marketing aún más enfocado en el canal digital.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    En Weidmüller desde hace tiempo apostamos por soluciones IIoT enfocadas a la digitalización de la producción. La COVID-19 está acelerando el interés en la implementación de este tipo de tecnologías, por lo que esperamos un incremento de su demanda.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Todas las empresas que estamos en el sector tecnológico hemos sufrido de alguna manera el impacto de esta pandemia. Sin embrago, Weidmüller cuenta con plantas de producción en Asia, Europa y América, por lo que hemos podido mantener en todo momento la capacidad de producción. Por otra parte, se tomaron medidas en fases tempranas para minimizar el impacto de la pandemia a nivel logístico. Asimismo, hemos tomado en todo momento las máximas medidas preventivas y de seguridad con el objetivo de asegurar la salud y el bienestar de nuestros empleados, lo que también nos ha permitido asegurar la continuidad de las operaciones.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Creo que cuando acabe esta pandemia, y la crisis asociada a la misma, nos encontraremos en un mundo bastante diferente, menos globalizado. A nivel industrial, como indicaba anteriormente, seguramente esto implicará una dinámica de relocalización de muchas actividades que simplifiquen las cadenas de suministro.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Hasta ahora la evolución del mercado ha estado en línea con nuestras previsiones, con caídas pronunciadas en los meses de confinamiento, pero menores al 10% en el consolidado anual, respecto a cifras pre COVID-19. No obstante, la evolución de la pandemia, y de la economía consecuentemente, me hace pensar que la recuperación será más lenta de lo previsto, esperamos acabar 2020 con caídas en el entorno del 10% y afrontamos un 2021 incierto en cuanto a la evolución de la economía. Considerando esa incertidumbre, creemos que puede producirse una recuperación a partir del segundo trimestre y que es razonable pensar en crecimientos en el entorno del 5%.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Las DIGITAL JAI son una excelente oportunidad que permite, por una parte, a los estudiantes, la posibilidad de conocer de primera mano las novedades del entorno tecnológico en el que están desarrollando su formación; y, por otra, a las empresas, la oportunidad de darnos a conocer a futuros profesionales y que se familiaricen con nuestros productos y soluciones. Creo que este tipo de colaboración universidad-empresa, genera importantes sinergias que sin duda ayudarán a la reactivación de la industria local.

  • Javier de la Morena Cancela, responsable de Grandes Cuentas y Marketing

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    Entiendo que como todas las empresas y empresarios, todos queremos volver a recuperar una actividad previa a la aparición del coronavirus y sus efectos. La falta de un tratamiento farmacológico o vacuna, nos fuerza a todos a realizar cambios en cuanto a las medidas higiénicas y de distancia entre trabajadores, siguiendo las indicaciones de los expertos. Los procesos productivos en sí, no pueden cambiar en gran medida, ya que la fabricación requiere sus etapas y estas no pueden ser cambiadas, pero quizás si mejoradas. Lo que si puede suceder es que la incorporación de más robótica se pueda acelerar con el fin de que las personas puedan realizar otras funciones, o más distantes unos de otros. La empresa, al final es una parte más de la sociedad, y como empresa privada que somos, nos interesa el colaborar en todo lo posible, con el fin de que la enfermedad afecte lo mínimo posible, y el ritmo de la economía recupere.

    Como ejemplo, WEG ha fabricado y donado más de 100 bombas de infusión, diverso material de auscultación y dinero en metálico para apoyo de hospitales.  A su vez fabricó más de 500 respiradores para ser entregados a varios hospitales.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    WEG lanza al mercado continuamente nuevos productos, y muy variados, dado el gran número de unidades de negocio que la forman. Lo mismo se lanzan variadores de baja tensión, que reductores, o nuevas turbinas eólicas. Por la idiosincrasia de nuestro negocio, no lanzamos nada basándonos en la situación actual, si no en el escenario normal de trabajo. Afortunadamente, y hemos de recalcarlo, afortunadamente, nuestros productos son necesarios en todos los sectores y para la inmensa mayoría de las maquinas o soluciones industriales.

    Por otro lado, la apuesta de WEG en la denominada Industria 4.0 es muy clara. Hemos adquirido varias empresas especializadas en IoT, visión artificial, gestión de activos, generación de sistemas de supervisión y control de producción, etc. Todo ello para adaptarnos a las nuevas necesidades de las industrias.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    La flexibilidad o cambios en los procesos productivos no es algo que se pueda realizar con un chasquido de dedos. Es necesaria una planificación, estudios de implantación, recursos financieros, etc. que una empresa grande como nosotros necesita de algún tiempo.

    Lo que sí hemos visto es que, obviamente, dependiendo del país de origen de la materia prima, los tiempos o plazos para los suministros han sido afectados. Esto conlleva irremediablemente un impacto en los plazos de entrega del producto terminado, aun en el caso, de que como nosotros, mecanicemos, barnicemos, cortemos la chapa, insertemos los componentes en las placas de circuito impreso, etc. lo que en Europa llamamos una integración vertical de la producción.

    Esta capacidad de fabricación, y no de un simple montaje de componentes, nos permite controlar internamente los procesos, y garantizar el suministro de productos. La Logistica desde fábrica a las filiales o clientes es algo que ya no está en nuestras manos, pero dado el volumen de transporte que tenemos, hemos hecho magia para poder utilizar los medios disponibles y cumplir con nuestros clientes.

    Desde el comienzo de la pandemia, WEG implantó en sus fábricas un severo plan de medias de protección y prevención para prevenir la integridad de sus  empleados y minimizar, tanto como fuera posible, cualquier impacto en sus operaciones, supervisando la cadena de suministro, y creando alternativas de suministradores. Estas medidas, vistas con la distancia del tiempo ya se nos hacen normales, si bien, en ese momento no dejaban de ser complejas y laboriosas, ya que para la inmensa mayoría de las personas les parecía de lo mas extraño.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    No creo que relocalización de producción u oficinas pueda ser algo trascendente cuando estamos hablando de una pandemia global, donde para el virus no hay fronteras.

    Lo que sí creo es que la cercanía y colaboración con los clientes se va a reforzar, tendiendo a trabajar como socios tecnológicos y colaborando en los diseños, con el fin de ser capaces de fabricar mejores soluciones, mas adaptadas a las necesidades puntuales y en el menor plazo posible. Este era un proceso que ya se estaba viendo, pero que hemos de colaborar en normalizar ya que la situación de los proyectos de aquí en adelante pueden cambiar tanto desde el punto de EPC como de cliente.

    En nuestra visión, si un cliente apuesta su dinero para licitar una planta de tratamiento o desalación de agua, de refino, un aeropuerto o una nueva planta según los conceptos de Industria 4.0, lo lógico es que todos los intervinientes aportemos lo mejor de nosotros mismos con el fin de que el cliente tenga la mejor solución posible.

    Empresas globales como las nuestras, permiten fabricar en prácticamente cualquier continente, o al menos, suministrar equipos cumpliendo los requerimientos de normativas locales. ¿Choca esto con un abastecimiento local? Por supuesto que no, todo lo contrario.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Este es un tema que dentro de poco se estudiará en los libros de planificación estratégica y economía. Creo que nadie puede realizar una única planificación de escenarios, ya que las apariciones de brotes en zonas donde en teoría el coronavirus estaba “controlado” y la diversidad de informaciones de países donde está aún sin controlar hace que tengamos que estar muy atentos a las tendencias y datos económicos para adaptarnos en nuestra visión. A su vez, estamos en contacto con nuestros clientes para obtener su información acerca de cómo marchan, y ver cómo podemos ayudarles.

    Entiendo que no será ninguna novedad decir que en marzo la situación generada en tan poco tiempo, causó un sobresalto, pasando a gran preocupación cuando nos obligaron a parar el país. No sé si el concepto de optimista como alguien bien informado es válido en este momento, pero queremos serlo: sabemos que las previsiones son complicadas, pero si todos ponemos de nuestra parte, con la capacidad técnica y humara de este país, lo conseguiremos

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    WEG ha participado desde hace varias ediciones en las JAI presenciales, y vemos que la digitalización abre no una puerta, si no un mar de ventajas en cuanto a llegar a muchos más técnicos, más clientes finales, en general a mucha  más gente, pero no solo de España, de cualquier parte del mundo. Cuanta más gente está informada y tenga el conocimiento de quien puede y quiere colaborar con él, más sencillo será el poder realizar actualizaciones de industrias, la implantación de nuevas, dar confianza para inversiones incluso en otros países, etc.

    La presencia de magnificas empresas en estas JAI 2020 hacen que sea un evento no sé si único, pero sí muy especial a la hora de ser un referente para el sector industrial español.

  • Jordi Pelegrí, country manager

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La industria deberá adaptarse a una producción todavía más flexible, así como a un encaje de los operarios teniendo en cuenta las medidas sanitarias recomendadas. Para ello, se deberá incrementar aún más la presencia tecnológica en las plantas productivas acelerando la llegada de la Industria 4.0 a la mayoría de empresas y sectores.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Dentro del mercado de la automatización, el sector de la robótica colaborativa es el que más ha crecido en el último año. La robótica colaborativa puede ser un gran aliado para un número importante de empresas, independientemente de su tamaño o actividad. La flexibilidad de los cobots les permite adaptarse rápidamente a las fluctuaciones del mercado. Además su facilidad de instalación, se pueden mover sin dificultad dentro de una planta de producción. Además, la robótica puede ayudar a mantener la distancia entre operarios.

    Para impulsarlo aún más y poner las máximas facilidades a las empresas, desde Universal Robots se ha lanzado un programa de renting que permite disponer de cobots de manera rápida y sin necesidad de grandes inversiones. Este servicio pretende hacer llegar la automatización colaborativa al mayor número de empresas cuando y como lo necesiten, adaptándose 100% a sus necesidades, en un momento delicado, productivamente, debido a la incertidumbre que puede provocar la pandemia, así como la flexibilidad que trae consigo.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Desde el inicio de la pandemia se adaptó la producción de manera que los operarios trabajaran de forma segura. Por suerte, nuestro producto, los robots colaborativos, es un gran aliado para adaptar la producción. Hace unos meses poníamos de ejemplo que teníamos cobots, fabricando cobots. Gracias a ello, podemos adaptarnos a la perfección, manteniendo nuestra producción normal y sin ningún problema de suministro.

    La producción de todos nuestros equipos se realiza en Europa (Dinamarca), esto también conlleva que gran parte de nuestra cadena de suministro reside en Europa y nos permite continuar entregando los equipos en plazos menores a las 2 semanas.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    Como ya hemos dicho, la flexibilidad productiva será aún más clave en la nueva normalidad. Los cobots responden perfectamente a esto. De hecho, durante el momento de mayor crisis sanitaria, muchos de nuestros clientes industriales readaptaron su producción para fabricar material sanitario. Nuestros cobots facilitaron esta tarea. En particular, en España tenemos el ejemplo de SEAT que empezó a fabricar respiradores rápidamente, gracias, entre otros, a un cobot de Universal Robots.

    Además, sin necesidad de nuevas crisis sanitarias, los robots colaborativos son un gran aliado cuando se necesitan fabricar series cortas, una tendencia cada vez más común en la industria. El cobot se podrá reubicar fácilmente hacia otra tarea una vez terminada la serie. Ello se consigue gracias también a que no necesita vallas de seguridad y puede trabajar junto a las personas. Todo ello ayuda a humanizar las fábricas, que es también lo que lleva consigo la Industria 4.0.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Pese a los cambios que estamos viviendo durante este 2020 mantenemos las mismas previsiones para este 2020. La reactivación de nuestro mercado post confinamiento está siendo mas rápido de lo que esperábamos.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Este tipo de encuentros son muy importantes para seguir evolucionando la industria y conseguir de forma plena la llegada de la Industria 4.0. Es importante el contacto entre compañías proveedoras de tecnologías o servicios y productivas. De esta forma las compañías pueden conocer de primera mano y con ejemplos prácticos, las soluciones que tienen disponibles para mejorar y optimizar sus procesos.

  • Adriel Regueira Suárez, head of IT & Cybersecurity

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    El nuevo escenario que se está viviendo nos ha añadido una gran incertidumbre. Esto hace que los datos que se manejaban a nivel de negocio años atrás, no valgan y proporcionen un error demasiado grande. Para poder reducir este nivel de incertidumbre en la toma de decisiones, es necesario conocer mejor y más en detalle los costos y la eficiencia de los sistemas productivos. En esta línea los procesos analíticos de previsión de la demanda se han visto totalmente ineficientes. Es necesario replantearlos en un nuevo escenario.


    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Nuestra empresa ya es un referente en Galicia en automatización industrial y en los últimos años hemos luchado mucho por posicionarnos en los proyectos de digitalización de fábrica. Dentro de esta área, existe una parte transversal que es la de la ciberseguridad y comunicaciones. Precisamente esta es la que más demanda hemos tenido en esta situación. Ya sea para poder controlar más aspectos de la fábrica en remota de forma segura, o para poder tomar datos para la construcción de métricas para utilizar en la toma de decisión, se necesita un buen diseño de una red de fábrica. Otro de los ámbitos en los que hemos tenido más consultas han sido las herramientas de adquisición de datos de planta en tiempo real para la ayuda en la toma de decisiones. Herramientas que antes eran prácticamente exclusivas de la industrial del automóvil están siendo demandadas ahora por muchas otras factorías.


    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Estamos ante una situación con muchísima incertidumbre. En ella, hacer previsiones a medio/largo plazo es arriesgado, ya que todos estamos viviendo semana a semana. Hay sectores que se han visto muy afectados y han cortado toda la inversión y otros, cómo generación y alimentario, que se han visto reforzados. Creo que aún nos falta mucho por ver del impacto económico que llegará provocado por la pandemia durante el 2021. Ante esta situación, creemos que las fábricas necesitarán invertir en digitalización para poder seguir siendo competitivas y adaptarse rápidamente a las circunstancias que nos vayamos encontrando. Las herramientas que ayuden a gestionar mejor su trazabilidad y logística, así como permitan flexibilizar la producción estarán en primera línea.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Un evento cómo las JAI, representa una brisa de aire fresco en esta tormenta COVID, en la que compartir con socios y compañeros experiencias y previsiones, y entre todos poder seguir caminando y mejorando. Creo que ante estas circunstancias excepcionales, más que nunca debemos apoyarnos y luchar todos juntos por el futuro de la industria.

  • Óscar Brea Castro, Sales manager Siemens Digital Industries Galicia

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    La crisis de la COVID-19 ha puesto de manifiesto la importancia de la industria. El sector será clave para generar un crecimiento económico equilibrado en España, gracias a su capacidad para mejorar la competitividad de la economía, su importante nivel de inversión en innovación y su alta capacidad exportadora.

    Tal y como apuntaba el Ministerio de Industria hace unas semanas, veremos una necesidad de reindustralización y relocalización de producciones hacia la Unión Europea. Asimismo, se acelerarán las inversiones en digitalización y sostenibilidad, ya que son aspectos fundamentales para conseguir reforzar la competitividad del sector.

    Desde Siemens, creemos que es momento para instar tanto a los responsables políticos como a los institucionales para que se alcance un Pacto de Estado por la Industria, como ya existe en otros grandes países europeos. Dentro de este proyecto, hay que diseñar una estrategia industrial a medio y largo plazo que sirva para afrontar los nuevos retos del sector industrial, dar seguridad a las empresas y atraer nuevas inversiones.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    La digitalización y la automatización son ahora más urgentes e importantes que nunca para la industria. Únicamente con ellas, las empresas industriales pueden conseguir la flexibilidad necesaria para adaptarse a los retos actuales y futuros. En Siemens tenemos un posicionamiento muy importante en este campo, contamos con un amplio abanico de soluciones que permiten a las empresas abrazar la digitalización. Nuestra tecnología permite a los fabricantes responder de manera flexible y segura en las nuevas condiciones. Y es que ofrecemos una integración digital de extremo a extremo, simulación, procesos virtuales, acceso remoto o conectividad. En definitiva, estamos uniendo las soluciones de automatización y digitalización tradicionales con tecnologías de vanguardia como la inteligencia artificial, edge, cloud computing o la fabricación aditiva.

    En esta nueva normalidad seguiremos trabajando con nuestros clientes y apoyándoles durante todo su proceso de transformación digital.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    La capacidad de responder de manera flexible y eficiente a la cambiante y a los nuevos desafíos será aún más importante cuando se haya superado la pandemia. Inevitablemente, la demanda de todo tipo de bienes volverá a crecer. Y las fábricas tendrán que ser capaces de aumentar su producción rápidamente. Asimismo, habrá muchas empresas que están considerando nuevas formas de diversificar sus cadenas de suministro en vista a los riesgos que plantea el comercio mundial y el deseo de producir más cerca de sus mercados.

    Desde Siemens, hemos contribuido a una cadena de suministro estable en España. Contamos con una sólida estructura regional de configuración y apoyo en los principales países y regiones del mundo, incluyendo nuestro país. La clave, especialmente durante los momentos de crisis, es estar lo más cerca posible del cliente. Por ejemplo, con un propio equipo dedicado a las ventas y servicios, con una red de distribuidores e integradores de sistemas, con propios almacenes locales, equipos logísticos y emplazamientos de montaje o proporcionando un servicio local con personal especializado.

    De esta manera, no se necesita enviar trabajadores desde nuestra sede corporativa, lo que, con las restricciones de viaje actuales, hubiera sido un gran desafío. Nuestro equipo local puede visitar cualquier cliente o proyecto en un corto plazo de tiempo, siempre que la presencia física sea necesaria. Y es que podemos proporcionar un número creciente de productos, actualizaciones y aplicaciones de servicio de manera digital para que no se requiera ninguna entrega física. Los procesos internos en nuestra empresa están en gran medida digitalizados y el trabajo remoto está habilitado para prácticamente todos los empleados, incluso antes de la COVID-19.

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    En el futuro, las empresas industriales tendrán que actuar en ecosistemas en el que todos los socios (desarrolladores, usuarios, integradores, ...) contribuyan con sus fortalezas para mejorar su valor.

    La cooperación será fundamental. Lo hemos podido ver durante los meses del confinamiento. Desde Siemens trabajamos en varios proyectos para el desarrollo de respiradores automatizados. Uno de ellos nos permitió colaborar con GPAInnova en el que desde Siemens Digital Industries aportamos la tecnología necesaria para el desarrollo del dispositivo de respiración de emergencia RESPIRA. En concreto, nuestra contribución se centró en la parte electrónica del equipo, incluida la pantalla táctil de visualización y control Simatic HMI y con todas las fuentes de alimentación, entre otros elementos. Este proyecto contó con el apoyo de la secretaría General de Industria y Pyme del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. El organismo realizó un seguimiento constante de su desarrollo, con un acompañamiento y asesoramiento continuado.

    Iniciativas como esta demuestran que la colaboración entre diferentes empresas e instituciones es fundamental, especialmente en momentos de crisis. En Siemens, creemos que la cooperación es fundamental para avanzar en la transformación digital. Recientemente, hemos firmado distintas alianzas como la firmada con SAP para unir nuestras soluciones de software para el ciclo de vida del producto, la cadena de suministro y la gestión de activos.

    Nuestro objetivo es crear un hilo digital que ayude a los fabricantes a eliminar los silos de información, impulsar la digitalización y ofrecer una solución integral para la Industria 4.0. Un ejemplo ilustrativo en este terreno es el acuerdo que alcanzamos recientemente con Navantia por el cuál el astillero público nos ha elegido como su socio tecnológico en su estrategia de transformación digital hacia el Astillero 4.0. De esta manera, aplicaremos por primera vez en la industria naval el concepto de gemelo digital en un buque completo dentro del nuevo programa de las Fragatas F-110. También nos aliamos con Telefónica con el fin de ofrecer soluciones integrales de ciberseguridad. Este acuerdo supone un espaldarazo para asegurar el éxito de la transformación digital de la economía española en la era del Internet de las Cosas.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    Todavía es pronto para hablar de previsiones de negocio para 2021. Los resultados de la compañía son sólidos. Y es que a pesar del complejo escenario macroeconómico vivido durante los meses de abril, mayo y junio, que suponen para Siemens su tercer trimestre del año fiscal, la empresa ha registrado unos ingresos de 13.500 millones de euros a nivel global.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    La organización y celebración de eventos como las jornadas DIGITAL JAI son muy positivas para el sector. Es muy importante que se sigan dando escenarios donde el intercambio de información e innovación entre empresas siga fluyendo como antes de la pandemia. En Siemens también hemos contribuido. El pasado mes de julio organizamos un congreso virtual, Digital Industries 2020, en el que, junto a nuestros clientes y partners, pudimos charlar sobre las últimas tendencias en fabricación digital, así como presentar demostraciones técnicas de nuestras soluciones en directo.

  • Oscar Garrido, director de Clientelas Industriales Zona Ibérica

    ¿Cuál cree que será el principal cambio que está viviendo la industria a consecuencia de la COVID-19?

    El impacto de la pandemia es indudable e indiscutible y uno de los efectos más claro que hemos sentido es la acentuación de la transformación digital en muchas empresas. Aunque ya era un proceso de cambio en el horizonte, en muchos casos no era un punto prioritario en sus planes empresariales. La coyuntura actual ha puesto de manifiesto que es necesario adaptar nuevas tecnologías, tecnologías que además ya están maduras y a disposición, para mantener la disponibilidad de nuestros equipos o de la producción de las plantas sin necesidad de disponer de técnicos onsite, por ejemplo.

    En este sentido, las restricciones de movilidad también marcarán una tendencia clara tanto en el ámbito empresarial como el social. Por un lado, con la necesidad de trabajar remotamente en las plantas, pero también con un cambio de estrategia clave en cuanto a movilidad transfronteriza. La posibilidad que dado la inestabilidad provocada por el covid provoque un nuevo cierre de fronteras, está llevando a las empresas a plantearse un ecosistema más local que permita gestionar esta problemática de forma más directa.

    Por último, me gustaría destacar como tendencia clave la evolución del CAPEX al OPEX, que nos obliga a cuidar más de nuestras instalaciones, asegurando una mayor vida útil. Y esto solo es posible contando con sensórica que nos permita conocer al detalle cómo están trabajando nuestras instalaciones y podamos tomar decisiones de forma preventiva evitando paros y/o sobrecostes en reparación y mejorar la eficiencia operativa y energética.

    ¿Cómo ha adaptado su firma la cartera tecnológica que ofrece al mercado para responder a este nuevo escenario?

    Nuestro camino hacia la transformación digital no es nuevo y nuestro objetivo es que las empresas se sumen a esta. De este modo, ya contamos con una cartera preparada de productos y soluciones que permiten adaptarse a las necesidades actuales del mercado. Uno de los ejemplos más claros serían los softwares y advisors de gestión remota basados en realidad aumentada.

    Gracias a estas soluciones nuestros clientes pueden tener el control de su producción y su planta de forma remota y suman flexibilidad a sus procesos de control, ya que un técnico especialista puede, por ejemplo, controlar desde un punto diferentes plantas o sites. También en este sentido, contamos con una amplia gama de productos conectados que nos permiten recoger datos de funcionamiento en tiempo real que combinados con los softwares nos dará la oportunidad de tener un análisis completo para tomar mejores decisiones.

    ¿Se ha reestructurado la cadena de suministro de su firma para asegurar plena disponibilidad de su tecnología?

    Una de las principales afectaciones ha recaído sobre la movilidad y, por supuesto, sobre la cadena logística. En nuestro caso, hemos mejorado si cabe todo nuestro sistema logístico con diferentes medidas. Una de las que ha destacado en cuanto a resultados ha sido la optimización de stocks. Así, hemos reorganizado todo el sistema de centros logísticos europeos, que dan servicio a varios países, de manera que son más eficientes y con el mismo número de referencias ofertadas tenemos mayor cobertura con disponibilidad inmediata

    ¿Qué nuevas dinámicas de negocio cree que serán claves para el éxito en esta nueva normalidad mundial?

    La pandemia está dibujando claras tendencias de cambio que provocan que las empresas estén también cambiando sus planes y estrategias empresariales. Nos está obligando a trabajar de manera diferente y algunos de estos nuevos modos de hacer vienen para quedarse. Así, las empresas están revisando todos sus procesos logísticos acercándolos y optimizándolos, pero también están dándole una mayor importancia a su ecosistema de partners. Esta manera de trabajar, con partners diferentes según el proyecto a desarrollar, nace de la necesidad de combinar diferentes áreas de expertise tecnológico del que las empresas no son propietarias, pero ocurre como con otros tantos proyectos que se engloban en la transformación digital: la pandemia les ha dado el empujón necesario para mostrar todo su valor.

    ¿Como han evolucionado las previsiones de negocio que hace su firma para este 2020 y el 2021?

    El sector industrial prevé una caída de entre el 10 y el 20%, pero las previsiones dependen actualmente de la evolución de la pandemia. Aún y así, no creemos que la recuperación sea inminente de manera genérica, sino que nos planteamos que la economía estatal llegue a niveles de 2019 en 3 o 4 años. Sin embargo, no todos los sectores se van a comportar de la misma manera, hay sectores que esperamos que puedan empezar a crecer antes en el país, entre los que destacan la alimentación y bebida, la industria química, la farmacéutica, y de manera más general, todos aquellos relacionados con eficiencia energética y operativa en cualquiera de las actividades industriales.

    ¿Qué representa un evento como las DIGITAL JAI en la reactivación de la industria?

    Eventos en los que compartir conocimiento y nuevas soluciones, nuestras estrategias y aprendizajes más innovadores, son clave para el crecimiento del sector, más en un momento transformador en el que trabajar con diferentes partners será cada vez más necesario en la búsqueda de la excelencia empresarial.