Siemens apuesta por la formación profesional práctica

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Formacion
Visualizaciones del artículo Leído  801  veces
Tags del artículo

La compañía acoge a 10.400 aprendices y estudiantes universitarios inmersos en los programas de prácticas alrededor del mundo de forma presencial y online. La inversión en este ámbito alcanza los 227 millones de euros.

Siemens apuesta por la formación profesional práctica

Siemens invierte cada año 227 millones de euros en formación para estudiantes en prácticas, dentro de los múltiples programas que desarrolla en distintos países del mundo. Con un total de 10.400 aprendices y estudiantes universitarios inmersos en los programas de prácticas alrededor del mundo, la compañía cuenta con uno de los programas de prácticas más grandes e innovadores del sector privado.

A partir de  este 1 de septiembre, estos programas se reiniciarán en Alemania, donde alrededor de 1.400 estudiantes universitarios comenzarán una nueva etapa de su carrera profesional en 23 localizaciones distintas. A pesar de la crisis sanitaria mundial, Siemens junto con Siemens Mobility y Siemens Healthineers, desarrollará al completo su programa de prácticas profesionales dirigidas a estudiantes. El programa de formación en Siemens Energy, por su parte, continuará de forma independiente.

A consecuencia del coronavirus, este ejercicio está siendo muy complicado para el desarrollo de las prácticas dentro de la empresa. “Nuestro programa de formación tuvo que hacer frente a grandes desafíos, pero nuestro esfuerzo fue recompensado con muy buenos resultados”, ha señalado Thomas Leubner, jefe del departamento de Aprendizaje y Educación de Siemens AG. “Hemos continuado nuestro programa de prácticas sin interrupción. Para poder hacerlo, tuvimos que actualizar la configuración digital del programa de prácticas y aprovechar la experiencia digital de nuestra compañía y de los estudiantes”. En tan solo unas semanas, se adquirieron desde plataformas digitales, aplicaciones y herramientas online, hasta software y simulaciones. De esta forma, se creó una comunidad de formación online y todo un currículo virtual para poder continuar de forma satisfactoria el desarrollo de las prácticas.

“El contacto social entre becarios, formadores y tutores no se perdió gracias a la creación de un plan de aprendizaje digital y un calendario semanal de actividades”, explicó Leubner. Este tipo de formación digital que adquirió Siemens tuvo una gran acogida y aceptación en términos generales. “También hemos rediseñado nuestro concepto de prácticas”, dijo Barbara Ofstad, jefa de Siemens Professional Education en Alemania. Los formadores actúan cada vez más como mentores y entrenadores usando métodos digitales para crear un vínculo entre el aprendizaje en persona y lo virtual. “Los nuevos métodos de enseñanza han tenido una buena aceptación por parte de los estudiantes en prácticas por lo que continuará siendo un factor esencial en el futuro”, según Ofstad. En la nueva web de aprendizaje compartida entre Siemens, Siemens Mobility y Siemens Healthineers,se puede presentar la solicitud online vía móvil. Desde que la aplicación se lanzó en mayo de 2020, más de 100.000 posibles solicitantes han visitado la página web, y más de la mitad lo han hecho con su móvil de teléfono.

El aprendizaje presencial se está retomando poco a poco con un estudiado protocolo y siguiendo todas las medidas de seguridad. Los estudiantes que están volviendo a la modalidad presencial son los vinculados a tareas de laboratorios y maquinaria. De igual forma, el programa de prácticas va a continuar siendo online hasta nuevo aviso. En la primera semana de su carrera profesional, los nuevos aprendices y estudiantes en prácticas se introducirán e integrarán en un nuevo concepto y entorno de aprendizaje.

Como en años anteriores, el principal foco de este programa de prácticas se centra en dotar de capacitación en aspectos técnicos y de TI. Aproximadamente, el 87% de los participantes se están enfocando en una de estas dos ramas. Por primera vez, casi el 50% de las vacantes de formación, han sido cubiertas por estudiantes universitarios. Mientras los becarios persiguen la certificación de la Cámara Alemana de Industria y Comercio, los estudiantes universitarios en prácticas completan sus estudios con una licenciatura en ingeniería o ciencia – que se centra a su vez en la creación de nuevos perfiles profesionales como: informáticos industriales, ciencia de datos, matemáticas aplicadas o informática – y la combinan con una certificación IHK