infoPLC ++ / Formación / El 75% de las profesiones que más demandará la industria para 2030 aún no existen

El 75% de las profesiones que más demandará la industria para 2030 aún no existen


SEGULA Technologies desvela los parámetros que resultarán claves para la competitividad en el sector industrial de todos los principales sectores industriales

El 75% de las profesiones que más demandará la industria para 2030 aún no existen

La nueva tecnología digital supondrá grandes cambios para el sector industrial. La inteligencia artificial, la realidad aumentada y la impresión en 3D son la clave para mejorar el rendimiento, reducir los costes operativos y abrir nuevos mercados. Sin embargo, las empresas del sector industrial aun no se han adaptado a este cambio.

El sector industrial se encuentra inmerso en una amplia digitalización de los procesos de trabajo, es decir, la introducción de herramientas digitales (tablets, smartphones, etc.) que ayudan a gestionar las actividades, asisten al operador en sus acciones y toman decisiones bien informadas. Todo esto ocurre en múltiples plataformas y en tiempo real, algo que muestra que la revolución 4.0 también está en marcha en este sector. Otras soluciones digitales también prosperan tales predictivo, la formación en realidad aumentada y la reevaluación de las estrategias de posventa a través de la fabricación de aditivos. Estas tecnologías son utilizadas cada vez más por las grandes empresas, especialmente las que se basan en una entidad de "fabricación digital".

Las actividades de la industria están también evolucionando como resultado más allá de la tecnología. Gracias a la tecnología digital, está surgiendo todo un modelo económico basado en el conocimiento y la experiencia.

Poco a poco la colaboración entre robots y los seres humanos, aporta soluciones para eliminar las tareas repetitivas y garantizar una mayor precisión. El movimiento dentro de la fábrica se simplifica y se vuelve autónomo. Las gafas conectadas, la realidad virtual y aumentada y otras tecnologías ayudan a digitalizar la experiencia y a hacerla más accesible, sencilla y rápida. Esto significa que en un futuro próximo la humanidad será capaz de concentrarse en tareas de mayor valor añadido y los técnicos u operadores se encontrarán "aumentados" con una experiencia inmediata. Por lo tanto, estas evoluciones representan tanto un activo considerable en términos de transferencia de conocimientos y formación como una fuente de ahorros gracias a la mejora del rendimiento de los procesos operativos.

El enfoque estratégico y el factor humano esenciales para acometer con éxito la fabricación digital

Para poder digitalizar con éxito una empresa, los fabricantes deben utilizar una combinación de ventajas tecnológicas, estratégicas y humanas y conseguir hacerlo simple, rápido y efectivo.

El enfoque estratégico es la acción que puede generar múltiples beneficios, Los datos estratégicos la conectividad y ciberseguridad de acuerdo a las características restricciones de cada industria, deben conllevar a implementar una solución específica de las disponibles en el mercado que pueda ser adaptada durante la fase de integración. La posible redefinición de la estrategia de diseño y producción a través de la fabricación aditiva puede llevar a una reconsideración exhaustiva de la estrategia global de la empresa. La producción bajo demanda, la personalización de los productos, la creación de unidades de producción descentralizadas y la redefinición de la estrategia de posventa son áreas clave que se ven afectadas por esta tecnología.

Y también el factor humano resulta esencial para desplegar una estrategia digital con las competencias y apoyo necesarios. La falta de competencias técnicas es uno de los principales obstáculos para la digitalización de una empresa. Sin embargo, el factor humano no se limita a las personas que trabajan directamente en estas nuevas profesiones. En última instancia, todas las actividades de una empresa terminarán por verse afectadas por la evolución de las tecnologías. Por lo tanto, la gestión del cambio está en el corazón del reactor digital. Por lo tanto, la experiencia en apoyo forma parte, naturalmente, de todos los proyectos de transformación.

El Foro Económico Mundial* aporta como directrices para desarrollar correctamente las profesiones del futuro, disponer de capacidad para resolver problemas difíciles y trabajar en equipo, conocimientos tecnológicos, pensamiento crítico, perseverancia y empatía. Según un estudio de la Universidad Europea de Madrid, el análisis de Big Data, el Internet de las Cosas, la Realidad Virtual, la Realidad Aumentada y la capacidad de resolución ante problemas complejos, demandarán mano de obra cualificada, con una formación especializada y con una base muy práctica. Triunfarán aquellos que se decanten por las carreras STEM (Science, Technology, Engineering & Mathematics). Es decir, se buscan perfiles que integren el conocimiento científico, tecnológico, matemático y de ingeniería.