infoPLC ++ / Formación / Alta competición profesional para la industria del futuro

Alta competición profesional para la industria del futuro


Durante SpainSkills 2019, las olimpiadas de la formación profesional se seleccionaron a los mejores profesionales  que participarán en el campeonatos mundial que tendrá lugar en Kazán (Rusia) a finales de agosto

Alta competición profesional para la industria del futuro

Un artículo de Juan Carlos Martín Castillo del CIFP Ciudad de Béjar, publicado en InfoPLC++Magazine #13

La imagen de tres personas en un podio es el símbolo de los vencedores. Una instantánea a la que muy pocos pueden optar. Estar ahí no es una cuestión de suerte o casualidad, aunque en ocasiones pequeñas dosis de estos factores también ayudan, lo que se apoya sobre esa plataforma de madera, no es ni más ni menos que una gran voluntad, mucho esfuerzo y una enorme y silenciosa dedicación.

Si bien esta imagen de los ganadores siempre está asociada a actos deportivos, no necesariamente tiene que cumplir con este tópico y, por supuesto, no por ello estar exenta de arresto y sacrificio.

Si alguien presenció el acto de entrega de medallas que tuvo lugar en el salón de actos de IFEMA (Madrid) el día 30 de marzo de 2019, creería, casi con toda seguridad, que lo que allí se estaba celebrando correspondería a alguna competición deportiva realizada días antes en uno de los múltiples pabellones o instalaciones de las que dispone la comunidad de Madrid. Sin embargo, no había más que prestar atención a las modalidades que el locutor nombraba antes de que los ganadores subiesen al podio (Mecatrónica, Climatización, Peluquería, Control Industrial, Servicios de Restaurante y Bar, etc.), para darse cuenta que esa no era una competición habitual, al menos para el público en general. Se trataba del acto de entrega de medallas de la competición SpainSkills 2019, algo así como las olimpiadas de la formación profesional, en el que se estaban premiando a los mejores alumnos de nuestro país en diferentes especialidades relacionadas con las profesiones. El objetivo de ese acto era constituir la selección nacional que participará en los campeonatos mundiales y europeos que se celebrarán respectivamente en Kazán (Rusia) a finales de agosto del este mismo año y en Graz (Austria) en 2020.

La competición SpainSkillls 2019 comenzó el día 26 de marzo, con un sencillo acto de inauguración al que asistió Simon Bartley, presidente de WorldSkills Internacional, y la ministra de Educación Isabel Celaá, la cual habló, entre muchas cosas, de la necesidad de que nuestros jóvenes se inclinen por los estudios de formación profesional, para copar el vacío que algunas profesiones tienen en el mercado laboral.

La misma tarde del acto de apertura, los equipos asistieron a los espacios de la competición, recibiendo indicaciones del jurado sobre cómo iba a ser su trabajo en los próximos días, a la vez que reconocían los equipos y materiales, y organizaban su puesto de trabajo. Los siguientes tres días, los de la competición, 27, 28 y 29 fueron un cúmulo de emociones, cargados de nervios, cansancio, enormes satisfacciones y, como no, alguna que otra decepción.

Casi con toda seguridad, muchos de los lectores de esta revista no hayan oído hablar nunca de esta competición. Así que es necesario comenzar haciendo un poco de historia y describiendo como funciona este concurso que tiene más alcance y repercusión internacional que en España, a pesar de ser su país de origen.

Alta competición para profesionales en formación

Las olimpiadas de formación profesional son un concurso de destrezas (skills en inglés), en el que se premia el buen hacer de jóvenes estudiantes que se están formando para alguna profesión en algún centro educativo de nuestro territorio nacional.

Todo empezó a finales de los años 40 del siglo pasado (XX), cuando nuestro país comenzaba a dar síntomas de recuperación económica después del enfrentamiento bélico que nos azotó durante tres terribles años. España necesitaba urgentemente profesionales cualificados para cubrir puestos de trabajo, especialmente en el sector industrial y de servicios, así que, a un directivo de la administradora de aquel momento, Francisco Albert-Vidal, se le ocurrió que la mejor forma de publicitar y dar a conocer las profesiones entre los jóvenes y su entorno familiar, podría hacerse mediante un concurso de habilidades en el que se premiase a los mejores estudiantes de cada especialidad. De esta manera, en 1947 en el que ahora es IES Virgen de la Paloma de Madrid, se celebró el que se denominó primer Concurso Nacional de Formación Profesional.

Debido al enorme éxito de participación y público que tuvo esa edición, la fórmula se repitió en los siguientes años, comenzando a tener gran interés fuera de nuestro territorio. Rápidamente otros países como Portugal (el primero), Francia, Alemania, Marruecos, Reino Unido, se incorporaron a la competición, convirtiendo el concurso en un evento internacional. Hasta el año 1975 España fue sede de varias competiciones internacionales, pero desafortunadamente, a pesar de haber “inventado” este concurso, nuestro país se desengancho de él en 1991 y no volvió a participar otra vez hasta el año 2007.

En la actualidad la competición de destrezas se ha extendido a nivel mundial y se celebra cada dos años en el evento denominado WorldSkills. En él participan los mejores de cada país, los cuales han sido seleccionados mediante competiciones nacionales como la que aquí se ha celebrado el pasado mes de marzo. En España recibe el nombre de SpainSkills y se celebra cada dos años de forma similar al internacional. En nuestro caso, la organización corre a cargo del Ministerio de Educación, en colaboración con las diferentes Consejerías de Educación de las correspondientes comunidades autónomas y las empresas patrocinadoras. También es interesante citar que existen otras competiciones continentales (WorldSkills Europa, WorldSkills Asia, WorldSkills Americas, etc), con un formato similar al de la competición mundial, pero que, desde el punto de vista competitivo, no están directamente relacionadas entre sí.

SpainSkills: talento local para un mundo global

Si nos centramos en la nuestra, SpainSkills es conveniente poner en contexto al lector enumerando algunos de sus rasgos generales.

Los competidores son jóvenes estudiantes de Formación Profesional menores de 21 años, que han sido seleccionados en las competiciones previas organizadas por las diferentes comunidades autónomas.
En la mayoría de las especialidades (skills), el equipo es unipersonal, aunque existen algunas, como es el caso de Mecatrónica, en el que el equipo está formado por dos estudiantes. La competición suele durar tres días, en los que los participantes deben demostrar sus destrezas en diferentes tipos de pruebas, basadas todas ellas en el denominado TestProject.

Antes del concurso los competidores conocen algunos detalles de dicho TestProject, que se hace público a través de la web de la organización, permitiéndoles así poder realizar, en sus centros de origen, el entrenamiento con materiales y equipos similares.

Detrás de cada skill hay una empresa patrocinadora, que se encarga financiar y aportar los materiales necesarios para la competición. Los jurados suelen estar constituidos por miembros de las empresas colaboradoras y al menos un representante de los profesores.

Las diferentes especialidades o skills están organizadas en varias categorías o modalidades de competición como son: Transporte y Logística, Construcciones e Instalaciones, Fabricación, Informática y Comunicaciones, Artes Creativas y Servicios. Dentro de éstas, nos podemos encontrar skills de gran calado industrial como la de Instalaciones eléctricas, Mecatrónica, Control industrial, Electrónica, CNC-Fresado, Diseño mecánico-CAD, etc. En la edición 2019 de SpainSkills se ha incorporado la Robótica Móvil como skill de demostración.

Skills del ámbito industrial

Control Industrial es, junto con Mecatrónica, la skill que más relación tiene con el sector de la automatización industrial, y desde que en el 2007 España se incorporó de nuevo a las competiciones internacionales.

El patrocinio de esta skill ha corrido siempre a cargo de la empresa Siemens, por lo tanto, la competición se basa en el uso de sus productos para la automatización. En esta ocasión los competidores tenían que cablear un cuadro eléctrico completo, el que, además de los equipos de protección y conexionado, había que instalar un sistema de E/S distribuido ET-200SP, un variador de velocidad Sinamics G120 con la CU-250S y un panel de operación KTP-700. Toda la programación del conjunto se hizo con TIA Portal 15.1 en base a un Autómata Programable S7-1500 montado sobre un entrenador didáctico. En esta ocasión, los competidores tenían que realizar el programa del PLC y el HMI, para poner en marcha un sistema de paletizado, que estaba virtualizado con la plataforma SIMENS-NX y que cada competidor podía probar individualmente en sus equipos de programación.
En esta skill participaron 13 comunidades autónomas y debido al alto nivel de preparación de los competidores, las medallas no se decidieron hasta la prueba del último día. Los ganadores fueron: Extremadura (Oro), Andalucía (Plata) y Cataluña (Bronce).

Ganadores de la skill de control industrial

Mecatrónica es otra de las skills veteranas en la competición nacional e internacional, y de igual forma que ocurre con Siemens en Control Industrial, siempre ha sido patrocinada por la empresa Festo. Esta competición, en la cual los equipos estaban formados por dos participantes, resultó enormemente atractiva para los visitantes, ya que los alumnos deben montar desde cero varias maquetas de automatización que facilita el patrocinador. Una vez que se han montado todos los elementos del sistema, deben ponerlas en marcha para el funcionamiento indicado en el TestProject. En la competición de Mecatrónica, el controlador lo deben llevar los participantes, siendo habitual encontrar diferentes marcas y modelos de PLCs, dependiendo de las preferencias de cada equipo.

Esta skill también ha tenido un número elevado de participantes (14 comunidades autónomas).  Siendo los ganadores los estudiantes de Castilla y León (Oro), seguidos de Canarias (Plata) y Galicia (Bronce).

Ganadores de la skill de mecatrónica

La skill de Instalaciones Eléctricas, que se incorporó a la competición nacional en 2009, ha sido patrocinada en esta ocasión por Schneider Electric. En ella los competidores disponían de una pared en la que debían montar una instalación eléctrica basada en canales, tubos de PVC y cuadros de superficie. La instalación a cablear y poner en marcha, consistía en una aplicación domótica basada en el sistema KNK, el cual los competidores tuvieron que programar para el funcionamiento de control de iluminación.

Los equipos de esta skill también son unipersonales, resultando enormemente atractiva de cara al público, por el esfuerzo físico que los estudiantes tienen que realizar en la fase de montaje. Posiblemente, junto con la de Cocina, ésta haya sido la Skill con mayor número de competidores, ya que había un total de 18, en el que estaban representadas todas las comunidades autónomas, más la ciudad autónoma de Melilla.
Los resultados de esta skill fueron Murcia (oro), Andalucía (plata) y Aragón (Bronce).

Así podríamos estar hablando una a una de todas las competiciones y experiencias que allí se vivieron durante estos cinco días en las instalaciones de IFEMA en Madrid. Evidentemente, por cuestiones de espacio no lo podemos hacer, pero invitamos al lector a visitar la web oficial de SpainSkills [https://spain-skills.es] en la que se pueden ver imágenes de los mejores momentos de la competición, el medallero y los proyectos de muchas de las especialidades.

Sin lugar a dudas, se puede afirmar que esta cita se ha convertido en el mejor escaparate de la Formación Profesional en nuestro país. Desafortunadamente, no se le da la suficiente publicidad para que todo el mundo la conozca, pero desde aquí invitamos a los lectores a estar presentes en la próxima edición nacional que se celebrará en el año 2021.

Aún no conozco a nadie que no le haya gustado y sobre todo que haya quedado sorprendido de lo que son capaces de hacer estos estudiantes, pudiendo afirmar sin prejuicios, que la Formación Profesional es la mejor forma de conseguir un empleo de calidad.

Juan Carlos Martín Castillo es profesor de Automatización y Robótica Industrial del CIFP Ciudad de Béjar en Béjar (Salamanca). Desde el 2009 ha participado como experto y tutor en competiciones regionales, nacionales e internacionales de control industrial.

Fotos de SpainSkills

Más información