Innovando con Cobots de UR pone en valor la aportación de la robótica colaborativa

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Eventos y Ferias
Visualizaciones del artículo Leído  1142  veces

¿Cómo incorporar la tecnología robótica on y off the box? La jornada Innovando con Cobots, impulsada por Universal Robots el pasado 2 de marzo, demostró con ejemplos cómo hacerlo.

Innovando con Cobots de UR pone en valor la aportación de la robótica colaborativa

Carlos Crespo, Robotics & Al Skill Center Manager de Acciona durante su intervención en la jornada

Los robots colaborativos nacieron en y para el entorno industrial, pero sus virtudes no han pasado desapercibidas para muchos otros sectores. Universal Robots, líder mundial en fabricación de cobots, ha apostado desde sus inicios, hace ya 15 años, por la aplicación de esta tecnología a los proyectos de innovación no solo en el sector industrial sino también fuera de él. Una apuesta por romper barreras y acercar esta tecnología a la sociedad porque "la tendencia en robótica colaborativa es su generalización, de un modo parecido a lo que sucedió con el PC ofimático".

Con esta sentencia de Jordi Pelegrí, Country Manager España y Portugal en Universal Robots, arrancó el pasado 2 de marzo la jornada online Innovando con cobots. Un evento que puede volver a verse bajo demanda en el mismo link y que contó con la participación de Acciona, Arquimea, Adamo Robot, Telefónica y Robotnik, cinco empresas que son claros ejemplos de cómo las aplicaciones de robótica colaborativa pueden llevar la innovación y aportar un amplio abanico de posibilidades no solo en entornos industriales sino también fuera de él.

Pero ¿cómo incorporar la tecnología robótica on y off the box? ¿Cómo conducir los procesos de innovación para que sean un éxito? ¿Cómo automatizar y perfeccionar las tareas físicas para poder centrarse en la creatividad, la atención al cliente y la búsqueda de nuevas oportunidades de negocio?

A estas y otras preguntas dieron respuesta durante la jornada las cinco empresas invitadas, que explicaron su propia experiencia en la creación, desarrollo y aplicación de esta tecnología adaptada a diferentes ámbitos, tan insospechados como sorprendentes. De esta manera, de la mano de Andrés Escribano, director de Nuevos Negocios e Industria 4.0 de Telefónica, la jornada reveló cómo la empresa de telecomunicaciones ha aprovechado la enorme conectividad que ofrece la robótica colaborativa para demostrar el potencial del 5G en la programación remota.

Conectividad. Según Escribano, la industria está pasando a un modelo de producción dinámica en la que convergen todas las tecnologías actuales formando un ecosistema integrado e interconectado que permite ya una visión completa de los procesos de producción en tiempo real.

Versatilidad y movilidad. "La ampliación del área de trabajo del cobot, la fácil configuración, las funciones inteligentes avanzadas, la autonomía, la colaboratividad y la flexibilidad son algunas de las ventajas de los manipuladores móviles", recordó María Benítez, Directora de Marketing de Robotnik. Esta empresa, muy involucrada desde el 2002 en proyectos de I+D, participa actualmente en una veintena de proyectos en los que se utilizan manipuladores móviles que permiten aplicaciones tan innovadoras y en sectores tan diferentes, como la recolección de uva en viñedos.

Seguridad. Arquimea, por ejemplo, ha sacado partido de su capacidad de fuerza para desarrollar un proyecto innovador destinado a pulir grandes superficies. David Álvarez, Robotic Systems Engineer de Arquimea, hizo hincapié en una característica más allá de la fuerza. “El pulido es un proceso cansado para los trabajadores que reporta bajas por problemas de esfuerzo y también por el polvo que genera. La automatización de este proceso permite minimizar riesgos laborales y mayor calidad para la salud de los trabajadores”, afirmó durante su intervención.

Precisión para la salud. Versatilidad, adaptabilidad, facilidad de uso… y también precisión. ¿Y si utilizáramos la precisión del cobot para que ejecutara tratamientos de fisioterapia?, se preguntó Future Sense cuando diseñó Adamo, el primer robot fisioterapeuta. "Quisimos trasladar a nuestro proyecto un sistema robótico a imagen y semejanza de la operatividad de un fisioterapeuta, explicó en la jornada Carlos Jiménez Guajardo-Fajardo, Managing Director Future Sense / Adamo Robot.

Adamo es la demostración de que la robótica aplicada a la medicina puede mejorar la calidad de vida de las personas, reducir las listas de espera, acortar los tiempos de recuperación siempre cumpliendo con precisión milimétrica las indicaciones del profesional sanitario. “La medicina es una ciencia que siempre ha necesitado de otras ciencias para mejorar”, apostilla Jiménez Guajardo-Fajardo.

Cobots, disruptivos y abiertos.  “En Acciona, consideramos que la innovación debe ser digital, disruptiva y abierta”, defiende Carlos Crespo, Robotics & Al Skill Center Manager de esta empresa. El objetivo de Acciona es facilitar soluciones de innovación para todo tipo de ideas de negocio, y además, soluciones sostenibles.

En este sentido, Crespo destacó el papel que juegan los cobots en todos los proyectos que lleva a cabo la firma como punto de partida para innovar en sectores industriales como el de la automoción, pero también en otros más insospechados. Y entre estos, dio a conocer un proyecto de preservación de patrimonio mediante sistemas de impresión 3D en hormigón, en el que un cobot adaptado permitió hacer una réplica de la Dama de Elche.

Son solo algunos ejemplos del amplio abanico de posibilidades que la robótica colaborativa está ofreciendo en la actualidad. Y no solo en el sector industrial sino a nivel social. De hecho, ese es uno de los retos que, según los cinco ponentes, debe afrontar esta tecnología: la democratización y generalización que la haga accesible a todos. Un desafío que, según los ponentes pasa por su introducción en las aulas desde la etapa infantil. “Las barreras se pueden romper con una labor educativa”, defendió Benítez.