La AER y la UVIGO inauguran su alianza con un debate de altura

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Eventos y Ferias
Visualizaciones del artículo Leído  815  veces

La Asociación Española de Robótica y Automatización y la Universidad de Vigo, representada por la Escuela de Ingeniería Industrial (EEI), firman un acuerdo para impulsar la reflexión y la innovación en automatización 4.0 en Galicia. Un debate con primeros nombres de la industria y de la administración gallega fue el pistoletazo de salida de una alianza que promete ser un aporte clave para la industria.

La AER y la UVIGO inauguran su alianza con un debate de altura

La Universidad de Vigo (UVIGO) es ya miembro activo de la Asociación Española de Robótica y Automatización (AER). El acuerdo, formalizado por el rector de la UVIGO, Manuel Reigosa, y el vicepresidente de la AER, Salvador Giró, es el punto de partida de una alianza que tiene como objetivo impulsar la reflexión, pero también la acción, en relación a la Industria 4.0 en Galicia. Según explicó el profesor del departamento de Ingeniería de Sistemas y Automática, Ignacio Armesto, la colaboración surge de la buena sintonía de la AER Automation con las Jornadas de Automatización JAI, que este año se celebrarán del 19 al 23 de octubre, y busca generar un ecosistema de colaboración entre la Universidad y las empresas con el objetivo de avanzar en digitalización atendiendo a la realidad de la industria local.

Ya lo explicaba el pasado noviembre Alex Salvador, gerente de la AER Automation, en la entrevista que concedió a InfoPLC++ Magazine: "La Asociación quiere posicionarse como referente a nivel nacional de la industria 4.0. Para ello, tres son las líneas de actuación prioritarias: continuar ampliando y diversificando nuestra base de asociados hasta alcanzar el tamaño crítico que nos permita ser un player influyente; impulsar la política de alianzas estratégicas con todos los grupos de interés y potenciar el trabajo de los grupos de trabajo interno, verdaderos motores AER Automation". El acuerdo con la UVIGO, sin duda, responde a estas tres líneas estratégicas planteadas por la nueva gerencia.f

La alianza se inauguró con una jornada técnica que contó con la asistencia de más de 200 personas, y en la que participaron representantes de la administración, el sector de la automatización y robótica industrial y el mundo académico. Ana Mejías, consejera de I+D y Dinamización Administrativa del Consello de Vigo tuvo palabras de agradecimiento para la AER Automation, "el convenio impulsará la transformción del modelo productivo gallego teniendo como ejes la calidad, la eficiencia y la innovación". El director de la Escuela, Juan Pardo, agradeció al profesor José Ignacio Armesto su esfuerzo y entusiasmo para hacer posible el acuerdo: "refuerza el compromiso que ha tenido la EEI desde que optó por los títulos que forman su oferta académica", comentó.

De izq. a dcha.: Ana Mejías, consejera de I+D y Dinamización Administrativa del Consello de Vigo; María Consuelo Pérez, vicerrectora de Transferencia; Juan Pardo, director de la EEI, y Salvador Giró, vicepresidente de la AER Automation

Salvador Giró, vicepresidente de la AER Automation, recordó que las tecnologías de automatización y robótica permiten tener una mayor capacidad de producción con unos niveles excepcionales de calidad en un tiempo record lo que se traduce en una mayor competitividad. "En adquisición de robots, España se encuentra en la posición numero 12 a nivel mundial, 9 en robots instalados y 14 en robots cada 1.000 trabajadores", explicó. Para el ejecutivo de la AER Automation, además de CEO de Infaimon, la reducción de precios ha sido un tema clave para la generalización e implementación de las tecnologías robóticas. Pese a ello, se detecta falta de perpectiva por parte de las empresas en su evolución: "Los empresarios industriales deben programar el proceso de digitalización evaluando lo rentable, lo importante y lo urgente. A ello deben sumarle una apuesta por el talento, ya que con las tecnologías de automatización y robóticas las tareas cambian".

Un debate desde la planta

Juan José Areal, responsable de proyectos de Innovación de Proceso en PSA Groupe, fue el responsable de moderar un debate en el que participaron primeros nombres del mundo de la robótica, todas socias de AER –ABB, Infaimon, Kuka Robotics, Omron, Schunk y Universal Robots–, además de un representante de CEAGA, Cluster de Empresas de Automoción en Galicia.

Juan José Areal, responsable de proyectos de Innovación de Proceso en PSA Groupe

En su introducción, Areal hizo un llamado a los fabricantes de soluciones de automatización y robótica a plantear al mercado propuestas que aseguren una inversion factible, fiable, rentable: "avanzar lo que ya tenemos o lo que pensamos que vamos a tener prestando atención a la i+D, a la innovación de producto pero también al precio". Para el ejecutivo del grupo de automoción es clave articular un ecosistema de innovación en el que colaboren proveedores industriales, universidades y clientes finales. Desde ese punto de partida, se plantearon cuestiones altamente interesantes para la industria.

De izq. a dcha.: Juan José Areal, responsable de proyectos de Innovación de Proceso en PSA Groupe; Salvador Giró, CEO de Infaimon;  Javier García, general director HQ Iberia de Schunk, Fran Yáñez de CEAGA; José Baena, regional Marketing manager de Omron;  Jordi Pelegrí, country manager de Universal Robots en España y Portugal; Xavier Pifarré, channel manager Robotics de ABB, y Fernando Sánchez, CEO para España, portugal y Latam de Kuka Iberia.

El debate arrancó con una pregunta no menor: ¿una tendencia sobresaliente de Industria 4.0? Salvador Giró, CEO de Infaimon cree que será disruptiva la entrada de la inteligencia artificial."El 70% de los algoritmos que se utilizaban en calidad han dejado de tener sentido gracias a los avances de la AI". Javier García, general director HQ Iberia de Schunk confirmó que a los proveedores se les exige componentes cada vez más inteligentes, pero "lo complejo es convencer al usuario que no se debe anclar en lo de siempre y que ha de apostar más por la capacitación, no sólo a los jovenes talentos sino a toda la plantilla para acompañar a los avances de la tecnología". Fran Yáñez de CEAGA reconoce en la Industria 4.0 el mérito de hacer la producción más amigable, "tecnología facil, donde no se requieren conocimientos avanzados para operar y donde se puede ser adaptable a bajo coste". José Baena, regional Marketing manager de Omron coincidió en que la clave está en el dinamismo y la flexibilidad, "el desarrollo de soluciones que permitan que cualquier persona pueda pedir un producto y este se comience a fabricar en el momento en el que se pida, sea cual sea éste. Con ello seremos responsables con el medioambiente y la sociedad", apuntó. Para Jordi Pelegrí, country manager de Universal Robots en España y Portugal, el gran cambio ha sido la evolución del paradigma: "la tecnología es una commoddity que nos ha servido para remover conciencias, cambiar maneras de hacer –el fin de la deslocalización ¡por ejemplo!–, preguntarnos cómo mejorar". En opinión de Xavier Pifarré, channel manager Robotics de ABB, tanto la AI para procesos como la logística 4.0 están marcando un antes y un después. Así también lo cree Fernando Sánchez, CEO para España, portugal y Latam de Kuka Iberia "sin duda la gran tendencia es hoy la movilidad", afirmó.

¿Cómo evoluciona la industria digital en España? En opinión de Yáñez de CEAGA, la evolución se produce a dos velocidades, la de la gran empresa y la de la pyme. "La clave para igualar esas velocidades es impulsar la falta de inversión: que los creadores de tecnologías sean creadores de servicios, un modelo ampliamente extendido en sectores como la tecnología ofimática o la utilización de coches  (pay-per-use)". Kuka Iberia explicó que en sectores como el hortofrutícola, este modelo ya sirve: "todo llegará, pero implicará un rediseño del negocio de los proveedores". Schunk señaló que la facilidad de uso de la tecnología facilitará este modelo "ya que no se dependerá de un único fabricante". En este sentido, Areal de PSA Groupe señaló la importancia de la transferencia de conocimientos entre empresas usuarias y proveedoras para igualar estas velocidades: "debemos conversar entre nosotros", apuntó.

Robots industriales o robots colaborativos... ¿hay que decidir?, preguntó Juan José Areal, abriendo otro ámbito de debate. Para Salvador Giró de Infaimon, los robots de servicios aprenden de la robótica industrial y viceversa, por lo que cada uno tiene su papel en la planta. Desde Omron se señaló que además de los avances como el Edge o la AI, el binomio talento humano-robótica será clave para la generalización de su uso, ya que es la única vía para asegurar una completa integración en las líneas existentes: "la robotica colaborativa representa sólo el 3% de cuota de mercado y esa cifra sin duda aumentará". Kuka reflexionó que falta camino por recorrer y que, hasta la fecha, las únicas transformaciones importantes han venido por la via del mantenimiento: "en la mecánica hace falta un cambio importante, y no veo que haya ninguna propuesta relevante al respecto". Para Xavier Pifarré de ABB, uno de los mayores cambios ha sido la conectividad y el digital twin: "montamos periféricos con una nueva conectividad, y aunque es cierto que la mecánica no es muy diferente, los servicios que ofrecemos hoy son infinitamente mejores".

Pero... ¿mantenemos un robot de base clásico (y económico) o apostamos por macrorobots avanzados (y caros) con AI, visión...?. Para Infaimon las dos soluciones son correctas, lo que es imprescindible es entender qué es lo que necesita cada planta y cada proceso. En ese sentido, Omron apuesta por integrar diversas tecnologías avanzadas en línea, pero atendiendo siempre a cada desafio empresarial: "no es nunca una fórmula única y cerrada". Para CEAGA, la clave está en la rentabilidad, ir tan allá como se necesite según los usos que se le dará, pensando incluso en usos múltiples,"no siempre en el mismo proceso o la misma instalación".

¿Veremos la robótica móvil generalizada en las plantas de producción? La realidad ha mostrado a Schunk que muchas empresas tienen tecnología antigua porque no esán preparadas para asumir la adopción de tecnologías avanzadas. Infaimon comenta que han detectado una fuerte necesidad de flexibilidad a la hora de decidirse por invertir en nuevas tecnologías de automatización: "las tecnologías móviles facilitan ese enfoque", explica. En el caso de ABB, la percepción es que se generalizará la robótica móvil, pero que el futuro es incierto: "de la misma manera que en los últimos cuatro años han aparecido infinidades de actores, han desaparecido otros producto de compras o adquisiciones. No se sabe cómo será el escenario en 2025 ni qué tecnología será la que predominará".

Desde la audiencia un asistente planteó cara a los fabricantes presentes en la mesa redonda al comentar que desde los poderes públicos y las empresas proveedoras de soluciones de tecnología se empeñan en asegurar que no se destruirán puestos de trabajo a consecuencia de la mayor generalización de la robótica, sin embargo, la realidad demuestra lo contrario "es una mentira decir que esto nos beneficiará, más si consideramos el actual marco capitalista de la producción", afirmó. Fran Yáñez de CEAGA reconoció que la automatización ha acelerado el paso y que el ritmo de la creación de trabajo no es tan veloz como el de la evolución vertical que tiene la automatización. Sin embargo, no hay trampa, y que la respuesta a ese desafío tiene que ver con una aproximación más global de la realidad económica y social: "el hecho que Japón, Alemania o China no tengan paro pese a tener grandes cuotas de robots instalados tiene que ver con su modelo productivo: son países exportadores, que tienen una capacidad productiva muy superior a su demanda local". Según explica CEAGA, en el 2030 se creará 1 puesto nuevo por cada 3,5 que se destruyan. De esta manera, el modelo del mercado de trabajo debería cambiar:"en vez de tener 3 turnos de 8 horas habrá que apostar por 4 turnos de 6 horas", por ejemplo.

Para responder a esa inquietud, Jordi Pelegrí de UR hizo referencia al libro El Capital En El Siglo 21 de Thomas Piketty. "Yo no soy tremendista. Las rentas del capital crecen más rápido que las rentas del trabajo, y es allí donde está el desafío. Esta es una tendencia que siempre ha sido así y lo complejo es gestionar la transición. Lo que está claro es que los avances tecnológicos en la industria nos pueden beneficiar a todos, a empresas y trabajadores. Las personas para la parte cognitiva y las maquinas para las tareas repetitivas", afirmó. Desde Omron ahondaron en esa idea afirmando que es preferible hablar de transformación, no de destrucción o creación, ya que ambos términos tienen infinitos matices. Ya en su intervención inicial, Salvador Giró, vicepresidente de la AER, apuntó a cómo se "transformará", que no "destruirá", el mercado del trabajo: "considerando que las máquinas inteligentes asumirán el 52% de las tareas en el entorno industrial en 2025, desaparecerán 75 millones de posiciones a nivel global, pero a su vez, se crearán unos 133 millones de nuevos empleos. Un balance positivo de 58 millones de puestos de trabajo".

La clave, según Schunk, "es planificar la evolución del talento para que la robótica y la automatización no tenga un impacto negativo en la sociedad". Sin duda, el acuerdo impulsado por la AER y la Universidad de Vigo, que se concretó en esta primera e interesante jornada técnica, permitirá avanzar con consistencia en la reflexión y la acción para concretar esa vía.

Distintas propuestas tecnológicas, una única visión digital

"No hay una solución robótica única, sino una para cada empresa: hay que analizar lo que necesita la producción y el grado de colaboració que se requiere con el equipo", explicó Xavier Pifarré de ABB quien apuntó la importancia de desarrollar  tecnología en un entorno conectado, "pero siempre apoyada en el talento".

Xavier Pifarré de ABB

"El desafío está en el talento” confirmó Salvador Giró de Infaimon. A nivel mundial las cifras confirman que a más automatización y robótica menor tasa de desempleo. Según datos de la AER Automation e IFR Robotics, España ocupa el puesto número 12 en adquisición de robots y nueve en robots instalados.

Salvador Giró de Infaimon.

Necesidad de talento, escasez de recursos, digitalización e individualización son los desafíos a los que se enfrenta hoy la industria según Fernando Sánchez de Kuka."Para responder a ellos los robots mejoran su conectividad, su safe & security, su movilidad... En esa línea la propuesta de Kuka se basa en el concepto de la "fábrica matricial", donde la modularidad y la conectividad aportan la dosis necesaria de conectividad".

ç

Fernando Sánchez de Kuka ante la atenta mirada de Nacho Armesto, profesor de la UVIGO y 'alma' de las JAI

José Baena de Omron compartió con la audiencia La teoria SINIC planteada por el fundador de la compañía en los años 70, en la que se plantea de manera paralela el desarrollo de la sociedad y la tecnología: "hoy estamos en la era de la optimización y la tecnología está facilitando que así sea. Desde Omron esto se concreta en soluciones inteligentes, integradas e interactivas".

José Baena de Omron

Javier Garcia de Schunk explicó que el catálogo de más de 11.000 referencias de la compañía ha ido evolucionando en la misma línea que la demanda de flexibilidad de la industria. “Diseño mejorado, sujeción magnética, neumática inteligente... La mejora ha de ser constante".

Javier Garcia de Schunk

Jordi Pelegrí Universal Robots dio detalles de cómo la compañía ha articulado un ecosistema de robotica colaborativa, que tiene similitudes con creado por grandes players de la telefonía como Apple, en el que la pyme es la gran beneficiada. Hoy los cobots operan en tareas antes impensables como la soldadura: ¡un plus de productividad y calidad!