"La Directiva de Máquinas 2006/42/CE impulsará la innovación segura"

Fecha de publicación
Visualizaciones del artículo Leído  2398  veces
Tags del artículo

Jan Puig, director nacional de Marketing y Ventas de Producto de Pilz, analiza los cambios que supondrá a actualización de la Directiva de Máquinas 2006/42/CE

"La Directiva de Máquinas 2006/42/CE impulsará la innovación segura"

La Directiva de Máquinas 2006/42/CE contempla las principales normas de la UE relativas a la armonización de los requisitos esenciales de seguridad, y se convierte en la base jurídica para cualquier empresa que diseñe, fabrique y distribuya máquinas. Jan Puig, director nacional de Marketing y Ventas de Producto de Pilz, analiza los cambios que supondrá para OEMs y fabricantes la nueva norma europea:

¿Cuál diría que es el o los principales cambios que plantea la nueva Directiva de Máquinas de la UE respecto a versiones anteriores?

El principal foco se encuentra en la actualización del estado del arte de los equipos y sistemas de seguridad, además de ampliar el marco de actuación respecto a la inteligencia artificial y el tratamiento documental. Es muy importante que los requisitos normativos consideren y promuevan las tecnologías vigentes en el campo de la automatización segura, así como también en la digitalización. En este sentido, la Directiva de Máquinas 2006/42/CE impulsará la innovación segura en maquinaria.

¿Qué nuevas obligaciones plantea a los fabricantes de maquinaria?

Se ha ampliado el catálogo de máquinas que requieren verificación. Además, en las que se encuentran sujetas a esta necesidad, se prevé eliminar la posibilidad de que el propio fabricante pueda realizar por su cuenta la totalidad del procedimiento de evaluación de la conformidad cuando se apliquen normas armonizadas.

Por otro lado, el Reglamento se ha ampliado con la definición de "modificación sustancial" de máquinas y las consecuencias legales de una variación de este tipo. La seguridad de las máquinas exige un procedimiento de evaluación de la conformidad cuando se realice una modificación profunda o cuando se aplican cambios que afectan a la máquina con respecto a los requisitos legales del Marcado CE en su artículo 14.

Específicamente en relación a la seguridad, ¿qué destacaría?

El nuevo reglamento permitirá acotar el campo de acción y será mucho más conciso gracias a que se adapta a las nuevas tecnologías que se han ido desarrollando a lo largo de estos años y que ahora quedaban descubiertos debido a este avance. La normativa, del mismo modo que avanzan los sistemas, debe acompañar siempre esta evolución.

La norma hace referencia específica a tecnologías emergentes que afectan a la maquinaria como robots colaborativos, máquinas conectadas, Inteligencia Artificial o Machine Learning. ¿Cómo ayuda Pilz a los OEMs a cumplir con la nueva directiva en cada uno de estos ámbitos o en otros que pueda tener identificado Pilz?

No es novedad que la inteligencia artificial presenta retos de seguridad muy relevantes, del mismo modo que también lo hacen todos los avances tecnológicos que potencian la colaboración creciente entre maquinaria y los operarios de cualquier sector. En ambos casos de aplicación de tecnología de última generación, desde Pilz aportamos nuestro conocimiento exhaustivo de las normas y de los requisitos de seguridad funcional.

Así, en primer lugar, alcanzamos diseños de máquinas y sistemas seguros, que intrínsecamente permitan la exportación a cualquier país del mundo con garantías de calidad y cumplimiento de las regulaciones internacionales. Pero, además, proporcionamos servicios para el ciclo completo de diseño y certificación de los sistemas de mando relativos a la seguridad.

¿Cómo recomienda a los OEMs asumir la adaptación de sus productos a la nueva norma?

Existen disposiciones transitorias planificadas para la actualización de los certificados en la normativa para máquinas nuevas. Pero aún estamos pendientes de cuáles de las actualizaciones planificadas se incorporarán efectivamente al nuevo reglamento de la UE. Así que, una vez realizado el borrador final, podremos evaluar, mediante auditorías de valoración, la validez de las soluciones de seguridad usadas en la actualidad por el fabricante y saber de este modo si necesitan adaptación y cómo hacerlo para que cumplan con las nuevas medidas.

Y los clientes finales, quienes compran máquinas, ¿cómo ser verán beneficiados?

Es un paso más para garantizar que los sistemas de seguridad de la nueva maquinaria adquirida minimizan al máximo los riesgos para las personas encargadas de operarlas. Además, es un esfuerzo por intentar ir al compás con las nuevas tecnologías surgidas de la tan necesaria digitalización. Es esencial tener presente que adquirir tecnología puntera no implica entrar en zona de riesgos no normalizados.

Más información

  • Nombre
    Jan Puig
  • Cargo
    Director nacional de Marketing y Ventas de Producto
  • Empresa
    Pilz

Descargas