Con Wepall el usuario final crea sus propios mosaicos de peletizado sin conocimiento de programación robótica

Fecha de publicación
Visualizaciones del artículo Leído  762  veces

José Javier Sánchez Ortuño , COO y fundador de Wepall nos habla sobre sus soluciones a la hora de crear mosaicos para el paletizado robótico y repasamos algunos temas de actualidad de la robótica industrial

Con Wepall el usuario final crea sus propios mosaicos de peletizado sin conocimiento de programación robótica

Wepall es una empresa especializada en soluciones de paletizado para robots industriales ¿Puede explicarnos la historia de la empresa?

Wepall es una spin-off de Inemur, empresa de ingeniería con más de 30 años de experiencia en el diseño y desarrollo de proyectos, así como en la instalación y automatización de equipos y líneas para la manipulación de envases, embalajes y procesos de almacenaje.

Hace más de 20 años fueron pioneros en integrar de robots antropomórficos en sus proyectos y desde entonces han ido evolucionando en paralelo mirando siempre hacia el futuro. Inemur integra instalaciones alrededor de todo el mundo y siempre se ha encontrado con la misma problemática, “la programación de los robots”.

Cada marca de robot utiliza su propio lenguaje de programación, con lo que necesita de programadores expertos de cada marca que, además, tengan conocimiento de secuencias de automatización y optimización en líneas de producción. Por si fuera poco, también le debemos añadir el hándicap de que cada programador, como en cualquier lenguaje de programación, utiliza su propio estilo y forma.

Ante esta problemática, Gregorio Navarro, CEO de Inemur y CEO y fundador de Wepall, hace unos siete años se le ocurrió la descabellada idea del desarrollo de una aplicación en la que un usuario final sea capaz de crear sus propios mosaicos sin conocimiento alguno de programación o automatización robótica. Gregorio contó con Alejandro Pérez, CTO y fundador de Wepall y conmigo para el desarrollo de esta novedosa aplicación hasta ahora inexistente en el mercado, donde rompíamos totalmente la forma de trabajar y pensar de los fabricantes de robots industriales ya que estos siempre han seguido la tendencia de ir orientados a integradores y programadores expertos.

Cuando tuvimos una versión alpha (si a aquello se le podía llamar alpha) comenzamos una primera fase de testeo en instalaciones reales dentro de un entorno controlado en clientes donde sabíamos que no estaban contentos con la programación y dependencia de su robot y el éxito fue tal que nos dimos cuenta de que, lo que habíamos desarrollado como una aplicación de uso interno para Inemur, tenía un potencial tan grande como para que siguiera su propia línea de negocio.

Y es que Wepall soluciona toda la problemática comentada anteriormente. Hemos desarrollado una solución “drag and drop” de paletizado con una interfaz “user friendly” apta para cualquier usuario que sepa manejar una aplicación de móvil, capaz de generar en menos de cinco minutos, un programa de paletizado completo perfectamente estructurado y sin errores, con una optimización máxima en la secuencia y movimientos del robot.

¿Puedes explicarnos su gama de productos? ¿Con que marcas y tipos de robots son compatibles?

Tenemos en el mercado única y exclusivamente el software de paletizado y es que lo que ha sido un proyecto de I+D durante 7 años lo lanzamos a nivel mundial en una exhibición de packaging en las Vegas a finales del año 2019.

Actualmente Wepall es 100% compatible con las tres principales marcas de robots, Fanuc, Kuka y ABB, independientemente del año de sus controladoras, y estamos en las últimas fases de testeo de Yaskawa, Comau, Hyundai y Universal Robots, con previsión de estar incluidos en la versión wepall2020 estén incluidos.

En Wepall seguimos siendo conscientes de dónde venimos y tenemos muy presente que la investigación y desarrollo es muy importante en una empresa para poder seguir progresando y ser siempre competitivos. Es por eso que estamos en fase de dos proyectos:

- API universal. Nosotros hemos desarrollado una solución de paletizado porque es lo que sabemos hacer, pero debido a la buena estructuración del proyecto por parte todo el equipo de desarrollo, lo que corre por debajo de la interfaz de usuario es una API de interpolación y traducción del lenguaje robótico con lo que cualquier proyecto puede ser desarrollado.

- Útiles para el robot. En toda nuestra experiencia hemos adquirido un conocimiento no solo en la programación y secuencias de un robot industrial a la hora de paletizar sino también en tener la mejor herramienta del robot para poder tomar esos productos. Y es que, ya puedes tener la mejor secuencia del robot que si el producto no se toma correctamente no se va a dejar en la posición deseada. Es por esto que estamos ultimando los detalles para poder sacar al mercado una gama de útiles para el robot que creemos que pueden llegar a ser un éxito.

Equipo técnico de Wepall. De Izq a Drch, fila de arriba Fernando Díaz, German Rubio, Dario Fernández, David Puyosa. Fila de abajo Alejandro Pérez, José Gaspar y David Martínez.

¿Qué ventajas ofrecen sus soluciones a la hora de crear un mosaico de paletizado?

Pongámonos por un momento en la siguiente situación. Una empresa española integradora, como puede ser Inemur o cualquier otra, realiza la integración de una línea de paletizado en Nueva Zelanda. Durante la toma de requisitos del proyecto se estipula que deben de realizarse 20 mosaicos diferentes. Influyen muchos términos a la hora de calcular el tiempo de programación de un mosaico nuevo por un programador experto, pero pongamos en el mejor de los casos que tarda un día en programar y probar en producción dichos mosaicos, con lo cual 20 días. Al final el proyecto concluye satisfactoriamente y la línea se queda trabajando.

El departamento de marketing y producción decide realizar una campaña nueva durante la época de navidad, donde quieren incluir una nueva caja con dimensiones distintas a las que ya tenían debido a que incluyen un regalo por las fiestas.

EL departamento de ingeniería se pone en contacto con la empresa integradora de España y le solicita que el programador vaya a realizar este mosaico nuevo.

Obviamente ya nos podemos hacer una idea de los altos costes que esto puede ocasionar, pero tenemos que añadirle que es muy probable que el programador que hizo esa instalación se encuentre en otro punto del mundo realizando otra intervención.

Este es un caso de poco “estado de emergencia”, pero ahora supongamos que por accidente, un operario golpea la estación de toma de los productos desplazándola tan solo unos milímetros. Los 20 mosaicos realizados ya no sirven, ya que las coordenadas donde se toma el producto han cambiado debido al desplazamiento. La empresa cliente se pone en contacto con la empresa integradora para solicitar la asistencia urgente del programador. La línea queda totalmente deshabilitada y la producción no continúa su planning. ¿Imaginan los enormes costes que le va a suponer a esta empresa? Esto si sería un estado de emergencia.

Con Wepall, el operario que está a pie de máquina sería capaz de solventar cualquiera de estas situaciones sin ayuda y en tan solo unos minutos.

¿Cómo va a mejorar el trabajo de un programador utilizando su solución?

Hemos comentado que Wepall va orientado a clientes finales y las innumerables ventajas que podría obtener una empresa con su línea de paletizado robotizada, pero es cierto que no hemos comentado nada del valor añadido que puede tener una empresa de automatización robotizada, comento algunas de ellas:

Ahorro de costes de implantación y como consecuencia poder ser más competitivo. En el caso anteriormente descrito, se podrían hacer los 20 mosaicos en un solo día.

Estandarización en la programación. La integración de Wepall en una línea de paletizado necesita de unos estándares de programación entre el PLC y la controladora del robot, de esta forma, además de ser más rápido la programación de la comunicación entre estos dos dispositivos, las empresas de automatización crean un propio estándar consiguiendo que todos sus clientes tengan la misma estructura de programación.

Hay una gran demanda de programadores expertos de robots industriales, y esto hace que haya una gran rotación en estos puestos de trabajo. Y enlazado con el beneficio anteriormente comentado, la empresa de automatización no dependerá tanto del programador que haya realizado una instalación en concreto, al tener todas sus instalaciones estandarizadas se podría encargar cualquiera de sus programadores.

Y como estas, infinidad de ventajas más: gestión de proyectos, optimización de superficie, estabilidad del palé con física incluida, etc.

Gregorio Navarro (CEO) y Alejandro Pérez (CTO) en el centro de desarrollo de Wepall en España.

¿Cuál es su opinión sobre las soluciones de paletizado con robots colaborativos? ¿Tienen pensado trabajar en soluciones para este mercado?

Es cierto que últimamente se están viendo muchos robots colaborativos en cualquier feria o exhibición y como nuestro objetivo es ser compatibles con cualquier robot, incluiremos Universal Robots en wepall2020.

Los robots colaborativos ofrecen una ventaja de seguridad para poder trabajar junto a una persona sin ningún cercado de seguridad, con lo que, si una empresa tiene un espacio limitado para su instalación, un robot colaborativo puede ser una buna opción.

Por el contrario, debido a esta seguridad, son robots que trabajan a una velocidad por ciclo muy por debajo de un robot industrial y al final las grandes empresas necesitan velocidad en sus producciones.

Mi opinión como profesional del sector es que cuantas más opciones haya en el mercado para poder desarrollar proyectos industriales mucho mejor.

¿Con su experiencia, cual es el estado actual del mercado de la robótica?

Cada año la venta de robots industriales baten nuevos récords a nivel mundial con aumentos de hasta el 30% en comparación con el año anterior. Esto significa que el volumen de ventas anual de robots industriales aumentó un 114% en los últimos cinco años esperando para el 2021 que alcance otro nuevo récord con más de 600.000 unidades vendidas.

Las ventas de robots industriales se concentran en cinco mercados principalmente, representando un volumen total de ventas del 73%: China, Japón, Corea del Sur, Estados Unidos y Alemania.

Si hablamos de densidad es de 85 unidades de robot por cada 10.000 empleados en las industrias manufactureras (2016: 74 unidades). Por regiones, la densidad de robot promedio en Europa es de 106 unidades, en América 91 y en Asia 75 unidades. China por el contrario ocupa el último lugar, proponiéndose como objetivo encabezar esta lista para el 2022, y fue este otro de los factores en que creímos que era momento de establecernos en el mercado asiático.

¿Puede hablarnos de alguna Historia de éxito que ilustre las ventajas de su solución?

Hemos abierto una nueva sede en Hong Kong, cerrando acuerdos comerciales con los fabricantes de robots más importantes de Corea del Sur y de Japón, comenzado muy fuerte en el mercado americano y a pesar de todo esto siempre recordaré con gran entusiasmo el primer testeo de nuestro software en versión alpha.

Se trataba de una empresa muy reconocida de aceitunas de Córdoba que tenía una línea de paletizado robotizada con 54 mosaicos que nunca llegó a funcionar de una forma correcta.

Este robot era un modelo nuevo de una marca reconocida y no había forma de depurar los movimientos y la secuencia del robot.

La empresa integradora de este robot tuvo que hacerse con los servicios de los programadores del fabricante del robot que incluso llegó con un software de paletizado de la propia marca que habían sacado al mercado. Al final no hubo forma, ni el técnico oficial de la marca supo programar su robot.

Durante algo menos de un mes estuvimos haciendo pruebas con nuestro software, depurando muchas cosas que teníamos pendientes, de las cuales no te das cuenta hasta que no se testean, mejorando la interfaz de usuario gracias al feedback obtenido por parte de los operarios, etc.

Al final de nuestro testeo, hicimos un ejecutable “alpha v2.0”, le borramos todos los mosaicos que tenían y le dimos la formación al jefe de mantenimiento haciendo un mosaico. Después de esta formación, él sólo fue capaz de hacer los otros 53 mosaicos restantes en tan solo una mañana.

Nunca se me olvidará su cara de satisfacción. Un problema realmente grave que le había dado muchísimos quebraderos de cabeza, que nadie en el mundo le pudo solucionar e inalcanzable a sus conocimientos lo estaba solucionando él de forma totalmente autónoma. A día de hoy sólo nos llama en Navidad para felicitarnos las fiestas.

Cada día hay más tipos de productos que necesitan ser paletizados, diferentes tipos de cajas, sacos con diferentes formas, tamaños y pesos ¿Cómo consigue su solución ser capaz de adaptarse a estos requerimientos?

Es algo complicado de explicar sin una demostración del software, pero voy a intentarlo. Cuando se genera un proyecto nuevo dentro de Wepall, se deben de configurar los periféricos más importantes que intervienen en una celda paletizado.

Esta forma de configuración se hace mediante una configuración por nodos, muy similar a la programación por nodos que existe ahora para ayudar a las personas que no tienen conocimientos de programación.

Bien, en esta configuración por nodos se introducen valores que sólo tendremos que introducir una vez, como la marca de robot que utilizamos, el tipo de útil que lleva el robot o la posición de la estación de la tomada del producto.

Uno de estos nodos, es el tipo de producto. Podemos añadir tantos nodos de producto como productos con distintas dimensiones tengamos.

Para la realización de un mosaico con un producto nuevo, el usuario sólo tiene que añadir un nodo producto, introducirle sus dimensiones y peso y realizar el mosaico con la interfaz “drag & drop”. Es tan sencillo que en esta interfaz también hay una opción de optimización de superficie, donde le proponemos al usuario el mosaico más óptimo con las dimensiones del palé y el producto seleccionado.

Quizás así explicado no se pueda valorar la sencillez del software, por eso quiero invitar a cualquier lector que lo dese que se dirija a nuestra página web wepall.com y solicite una demostración.

 ¿Cuál es el aspecto más importante a la hora de planificar un proyecto de paletizado con robot?

Es una pregunta algo compleja ya que no hay sólo un factor a tener en cuenta en el diseño de una línea de paletizado robotizada. Al fin y al cabo, son proyectos realizados por ingenieros cualificados.

Si hablamos del inicio de un proyecto se podrían tener en cuenta el tipo de producto, mosaicos de los palés, producto por minuto que producen y el cómo llega el producto hasta la zona de paletizado que se quiere automatizar.

De aquí se pueden sacar muchas conclusiones, desde que tipo de robot necesitan hasta cuantas líneas de paletizado serían necesarias para llegar a dar la producción que se desea el cliente.A partir de aquí se tienen que tener en cuenta infinidad de factores, desde la arquitectura de las instalaciones, instalaciones eléctricas, seguridades de la línea, etc.

Em la actualidad vemos una tendencia “Open” en cuanto al control de robots, la mecánica del robot es capaz de ser controlada por controladores de otras marcas de automatización ¿Cuál cree que son las ventajas de esta apertura y su futuro?

En la actualidad estamos acostumbrados a adquirir el robot con su controladora y es cierto que para empresas grandes que se lo pueden permitir puede ser la mejor opción, ya que ofrecen un gran resultado.

El comprar este “kit” ofrece muchas ventajas que todos conocemos, pero en muchos aspectos estas obligado a atarte con el fabricante. Cambiar el tipo de comunicación, cargar cualquier módulo extra de software, mantenimientos, paquetes de energía, compilación de los programas para poder cargarlos en la controladora, recambios, etc. Esto al final supone un coste muy elevado para las empresas.

Es una gran oportunidad poder adquirir servo-motores, por un lado y controladora por otro, incluso poder diseñar uno mismo su propia estructura y hacer una aplicación robotizada de una forma muy económica

Desde mi punto de vista es un gran salto de concepto y con un largo recorrido, porque ahora pueden ser más accesibles a empresas con menor poder adquisitivo.

Wepall está recorriendo este camino en paralelo con las principales marcas trabajando en colaboración para poder darle compatibilidad a con nuestro software, consiguiendo que la programación resulte igual de sencilla.

Se está hablando de las marcas chinas de robótica ¿Cree que llegaran en un corto plazo a plantar cara a marcas europeas y japonesas?

Podría haber un gran debate sobre este tema, pero efectivamente, cada día nacen nuevas empresas chinas que fabrican robots y es que lo tienen bastante fácil, ya que compran todos los componentes por separado y solo tienen que ensamblarlo.

A simple vista parece algo sencillo, y es que no olvidemos que un robot industrial al fin y al cabo es un trozo de hierro con servomotores, es decir, si esto no lo hace funcionar mediante una controladora el robot no hace nada.

Hagámonos una pregunta, en el caso de que estos fabricantes de robots consiguen hacer una controladora con una calidad aceptable, ¿Quién la va programar? Ya hemos comentado que existe una gran demanda de programadores expertos.

Esto no sólo sucede en los fabricantes chinos, también sucede en marcas de mucho prestigio de Corea del Sur o Japón, les está costando sacar su mercado fuera de su país de procedencia porque no consiguen que las empresas de automatización aprendan a utilizar su lenguaje de programación y este fue uno de los factores decisivos que tomamos en 2019 para abrir una nueva sede en Hong Kong con instalaciones en el Science Park, para poder darle compatibilidad estas las marcas de robots con nuestro software.

José J. Sánchez y Mercedes Avilés (CMO) en las oficinas de Wepall en el Science Park de Hong Kong.

Si miramos al futuro, ¿cuál cree que es la evolución de la robótica industrial?

Mirándolo desde la perspectiva de la operatividad y debido a la tendencia que está siguiendo es obvio pensar que poco a poco los robots industriales van a ser capaces de realizar más aplicaciones dentro de la industria, sobre todo en acciones donde un recurso humano esté en riesgo, profesionalizando mucho más los puestos de trabajo.

En cuanto a la tecnología que pueden sufrir los robots industriales, imagino que tendrá una tendencia más modular, más accesible y más sencilla, donde un usuario pueda adquirir sus módulos y poder montar de forma autónoma su propio robot para una aplicación específica pero siempre quedando el hándicap de la programación.

Esto es lo que intentamos cambiar desde Wepall, superar esa barrera existente en los lenguajes de programación que hace que sea inaccesible para usuarios no expertos.

Para más información: https://wepall.com/

Más información

  • Nombre
    José Javier Sánchez Ortuño
  • Cargo
    Cargo: COO y fundador
  • Empresa
    Wepall