Siemens reduce en un 5% sus ingresos en el 3Q de su año fiscal

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Empresas
Visualizaciones del artículo Leído  449  veces
Tags del artículo

El complejo entorno macroeconómico por la pandemia afecta a las cuentas de la mutinacional. Los pedidos se situaron en 14.400 millones de euros, un descenso del 7%, con relevantes contratos adjudicados en el área de Mobility.

Siemens reduce en un 5% sus ingresos en el 3Q de su año fiscal

El complejo entorno macroeconómico vivido durante los meses de abril mayo y junio, debido a los efectos de la pandemia de coronavirus (COVID-19), afectó tanto a la demanda como a las oportunidades de crecimiento en distintos sectores y regiones geográficas. Esta situación influyó de forma notable en el volumen y los ingresos de los negocios de Siemens durante el tercer trimestre de su año fiscal (del 1 de abril al 30 de junio de 2020). Pero, pese a ello, la compañía registró unos sólidos resultados y evitó con éxito los principales efectos negativos causados por esta insólita situación.

Los ingresos fueron de 13.500 millones de euros, un 5% menos que en el mismo trimestre del año anterior, con el área de Mobility aportando crecimiento a los resultados, mientras que otras áreas registraron descensos como consecuencia, en gran medida, de los factores relacionados con el COVID-19. Los pedidos, por su parte, se redujeron en un 7%, hasta los 14.400 millones de euros, incluyendo importantes adjudicaciones de contratos en Mobility, lo que dio como resultado una relación book to bill muy superior a uno, en concreto un 1,07. Los ingresos y los pedidos mostraron la misma evolución en términos comparables, excluyendo la conversión de moneda y los efectos de la cartera.

Por su parte, el EBITA ajustado de los negocios industriales aumentó hasta 1.800 millones de euros, beneficiándose de una ganancia de 200 millones de euros por la revalorización de una participación en Digital Industries; el margen del EBITA ajustado de los negocios industriales fue del 14,3%, incluyendo el efecto de esta revalorización -que contribuyó con 1,7 puntos porcentuales- y de las compensaciones por despido, que supusieron 0,4 puntos porcentuales.

Por su parte, el beneficio neto fue de 500 millones de euros y el beneficio por acción (BPA) de 0,67 euros. Es destacable el elevado flujo libre de caja libre, que ascendió a 2.500 millones de euros, frente a los 400 millones de euros del tercer trimestre del año fiscal 2019. “A pesar de la severa crisis mundial, hemos obtenido un buen rendimiento operativo y hemos impulsado con rigor nuestro realineamiento. Nuestro concepto estratégico Visión 2020+ está cobrando fuerza, y Healthineers es un testimonio que muestra lo estratégico del posicionamiento y el poder de transformación. Nuestros empleados y nuestros socios tienen mi profunda gratitud y respeto. Juntos han marcado un impresionante punto de referencia en cuanto a la dedicación y el rendimiento", señaló Joe Kaeser, presidente y CEO de Siemens AG.

Buen desempeño para Digital Industries, a la cabeza

El EBITA ajustado de los negocios industriales subió gracias, sobre todo, a la aportación de Digital Industries, que registró un sólido desempeño en el área del software y un efecto positivo de 211 millones de euros por la revalorización de la participación en Bentley. Esto compensó con creces los descensos en otros negocios industriales que, por otra parte, se beneficiaron del ahorro de costes resultante de las restricciones causadas por la pandemia.

Al margen de los negocios industriales, los resultados fueron menores en el área de Financial Services, debido al deterioro en una inversión de capital y al aumento del riesgo de crédito. Las operaciones discontinuas arrojaron un resultado negativo debido principalmente a las pérdidas en Siemens Gamesa Energía Renovable causadas sobre todo por los impactos relacionados con el COVID-19, e incluyendo retrasos en los proyectos y aumentos de costes.

Las operaciones interrumpidas también se vieron afectadas por las amortizaciones de inventarios y los mayores gastos de impuestos relacionados, principalmente, con la enajenación del área Power and Gas. Por su parte, los ingresos de las operaciones continuas antes de impuestos se mantuvieron fuertes, cerca del nivel del año anterior, y el beneficio neto registró los niveles mencionados debido, sobre todo, a la interrupción de las operaciones y al efecto de una mayor tasa de impuestos.

Los negocios industriales generaron un fuerte flujo libre de caja, de 2.108 millones de euros en comparación con los 1.099 millones del tercer trimestre del año fiscal 2019.