Robótica desde España contra la COVID-19

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Empresas
Visualizaciones del artículo Leído  2049  veces
Tags del artículo

Tal y como recoge EU Robotics de las 10 iniciativas europeas robóticas más destacadas contra la pandemia, seis son españolas: PAL Robotics, Robotnik, IRI UPC-CSIC, COVID Warriors, Nagami design con tecnología ABB y CATEC-Airvant

Robótica desde España contra la COVID-19

El sector de la robótica en España ha dado una respuesta contundente y consistente al reto que plantea la COVID-19. Así lo recoge en un artículo EU Robotics, asociación europea sin ánimo de lucro que trabaja por el desarrollo del sector. De las diez iniciativas europeas de robótica destacadas en la lucha por controlar la pandemia, seis tienen base española: PAL Robotics, Robotnik, IRI UPC-CSIC, COVID Warriors, Nagami design con tecnología ABB, CATEC-Airvant. Y seguramente habrá muchas más...

PAL Robotics

Habitualmente, en PAL Robotics trabajan en la personalización y adaptación de su gama de robots para que puedan usarse en proyectos de investigación financiados con fondos europeos. "El objetivo general de estos proyectos es hacer realidad los nuevos usos del robot, como el uso generalizado en hospitales y hogares residenciales. Dichas pruebas de nuestros robots en nuevos escenarios, por lo tanto, los hace viables para incorporarse rápidamente en entornos médicos para ayudar a combatir el coronavirus (COVID-19)", explican desde la compañía.

En el caso de ARI, por ejemplo, ha sido preparado para la interacción con pacientes y la detección de temperaturas: "nuestro robot ARI aborda al menos dos problemas principales que enfrentan los hospitales e instituciones, especialmente en situaciones de crisis: la falta de optimización en la primera atención hospitalaria, en particular cuando los profesionales médicos están expuestos a pacientes potencialmente enfermos sin protección o recursos suficientes. ARI ofrece continuas interacciones sociales y adherencia a los regímenes de tratamiento sin temor a propagar enfermedades".

El robot base de la compañía, TIAGo Base, funciona como solución de delivery para la entrega de alimentos en hospitales y hoteles. "TIAGo Delivery transporta objetos como medicamentos y muestras o alimentos en hospitales y entornos similares. El robot autónomo entrega los diferentes objetos necesarios de forma rápida y segura, minimizando las interacciones sociales y la propagación de las infecciones gracias a su configuración organizada en estanterías". Esta tecnología, además, puede habilitarse con luces UV-C para la desinfección transformándose en un ADR – Autonomous Disinfection Robot.

El robot más conocido de la firma, TIAGo, tiene una versión equipada con una cámara térmica en la cabeza del robot que toma la temperatura a distancia a un grupo de personas. "De esta manera, podemos evitar el contacto social. El robot también hace preguntas y obtiene respuestas, junto con el monitoreo de temperatura. Esto alivia el tiempo para la primera selección de casos posibles y permite que el personal médico se concentre en tareas que salvan vidas".

Robotnik

Tal y como nos explicó la compañía valenciana en la pasada edición de Advanced Factories, la tecnología de AGVs de Robotnik tiene una fuerte presencia internacional por lo que su adaptación a los requerimientos de una nueva realidad social mundial también fue inmediata. "El uso de sistemas robóticos reduce el contacto de este personal con pacientes o, también, personal no sanitario, manteniéndolos alejados de las áreas de riesgo para llevar a cabo sus servicios. Los robots pueden ayudar a automatizar muchas de las tareas que se realizan diariamente en un hospital: limpieza, desinfección, comunicación con el paciente, transporte de alimentos, transporte de pacientes, telemedicina (mediciones de temperatura, presión arterial, oximetría, etc.) así como muchos otros, lo que reduce significativamente el riesgo de todo el personal", explican.

Robotnik tiene una amplia experiencia en el desarrollo y suministro de robots logísticos, así como robots modulares con la capacidad de montar diferentes "cargas" o módulos que pueden usarse en entornos con contaminación nuclear, radiológica, química y biológica. Esta tecnología se puede aplicar casi de inmediato para aplicaciones sanitarias, utilizando robots como la primera barrera de separación contra virus y ayudando así a proteger la fuerza laboral.

En el caso específico del módulo de telemedicina, Robotnik participa en el proyecto europeo ENDORSE. Este proyecto tiene como objetivo validar la integración de un módulo de diagnóstico electrónico (equipado con sensores no invasivos) en una base de robot móvil de Robotnik, para que pueda servir como una interfaz directa para obtener el estado del paciente de forma remota.

Institut de Robòtica i Informàtica Industrial (IRI)

Para el equipo del Institut de Robòtica i Informàtica Industrial UPC-CSIC la pandemia del coronavirus ha sido una oportunidad para confirmar la usabilidad de los trabajos que están ya en un avanzado estado de investigación en sus laboratorios. Así informan en este artículo de La Vanguardia. Un caso es el ambicioso proyecto financiado por el European Research Council y que investiga la manipulación por parte de robots de material textil, mucho más difícil de manejar, obviamente, que el rígido. El proyecto Clothilde tiene un desarrollo evidente en el ámbito asistencial, ya que ayudará a vestirse a las personas mayores o incapacitadas., y en el caso de esta pandemia, puede ser tremendamente útil para evitar los contagios del personal sanitario o asistir enfermos. El IRI es un laboratorio de referencia en "vida asistida", ámbitos de las ciencias robóticas que estudian la capacidad de las máquinas para hacer más sencilla la vida de los humanos y cuyo referemte para la directora del IRI, Carme Torra, es el Centro de Excelencia en Robótica de Suiza.

COVID Warriors

Hemos agrupado esta iniciativa bajo el nombre de COVID Warriors, pero se trata de un movimiento más amplio nacido en la sociedad civil, instigado por el Dr. Andreu Veà (Presidente de CovidWarriors), y en la que también participan destacados nombres del panorama empresarial español: María Parga Landa (Presidente Alastria) Javier Colás Fustero (Esade) Sandra Figaredo Gutiérrez (LLyC) o la Dra. Rocío T. Martínez (Kings College UK). 

En relación a la robótica, COVID Warriors ha desarrollado e importado un robot capaz de realizar 2.400 test PCR diarios, prueba sanitaria fundamental para conocer si una persona está infectada por el coronavirus o no. LAs cuatro unidades de robots ya disponibles, desarrolladas a partir de una filosofía maker con la inversión desinteresada de Merlin Properties, que financió el primero: "la concepción del diseño corre a cargo de la Dra. Rocío T. Martínez, una investigadora española que vive en Reino Unido, que cedió su conocimiento a sus compañeros para que compraran los materiales necesarios para diseñar las máquinas. Es un diseño de California pero fabricado en China. Se construyen a medida y se importan. En tiempos normales eso sería bastante más fácil", informa La Vanguardia.

Nagami design con tecnología ABB

En lugar de imprimir muebles en 3D, Nagami Design ha reprogramado sus robots ABB para responder a la situación actual: ahora fabrican 500 máscaras con impresión 3D cada día para ayudar a los trabajadores de la salud en España.

Bajo una producción las 24 horas, los 7 días de la semana, los dos fundadores y los dos operadores que forman la empresa se turnan para tratar de abastecer las residencias, los hospitales y el personal policial de la región de Ávila en la mayor brevedad posible. La impresión de estas máscaras faciales se realiza gracias a los cuatro robots ABB que Nagami ha instalado en sus instalaciones. "Ahora más que nunca, los robots de ABB juegan un papel crucial para garantizar la producción rápida de este material altamente demandado. Para garantizar el funcionamiento completo y evitar cualquier parada en caso de avería, ABB ha activado para Nagami el contrato de mantenimiento con un teléfono de soporte 24/7 y un tiempo de respuesta en menos de 12 horas sin coste para estos robots", explica ABB en un comunicado.

CATEC-Airvant

El proyecto PrevenZAL tiene como objetivo principal el diseño y desarrollo de un robot aéreo que permita la desinfección automatizada del COVID-19 de containers y mercancía paletizada en las denominadas Zonas de Actividad Logística (ZAL), que son áreas especializadas en las actividades de almacenamiento y distribución de mercancías, tanto para el mercado doméstico como para el comercio internacional.

La tarea estará a cargo de un robot aéreo que es 100% andaluz, ya que cuenta con tecnología desarrollada por el Centro Avanzado de Tecnologías Aeroespaciales – CATEC y la empresa sevillana Airvant, ambas con sede en el Parque Tecnológico Aeroespacial, Aerópolis. "Este sistema robótico será ágil, eficiente y fácil de implantar, y surge como una nueva medida de contención y seguridad de cara al resto de la cadena de suministro, con el fin de evitar nuevos brotes del virus".

En el proyecto, en fase de desarrollo, CATEC se encargará del diseño y desarrollo de los algoritmos de navegación inteligente que permitirán cubrir las funcionalidades avanzadas del robot aéreo, y dará también soporte en el diseño de la interfaz de misión y supervisión del dron así como en las pruebas de validación y demostración en ZAL y Polígonos Logísticos. Airvant aporta su experiencia como empresa de base tecnológica especializada en el sector logístico, para el que diseña soluciones de alto valor añadido mediante el empleo de drones. Se encargará de realizar las tareas asociadas a la identificación requisitos del sistema y configurará los protocolos y normas de desinfección del Covid-19 que aplicará el robot aéreo en las Zonas de Actividad Logística, objeto del proyecto. Además, realizará los vuelos y pruebas en entornos reales para validar los nuevos procedimientos de desinfección y sistema de misión elaborados.