infoPLC ++ / Empresas / HP busca liderar la democratización del 3D en la planta

HP busca liderar la democratización del 3D en la planta


El nuevo Centro de Excelencia de Impresión 3D y Fabricación Digital se dedicará a impulsar la oferta de la compañía en fabricación aditiva de plástico y metal, y además, ofrecerá la tecnología para fabricar a gran escala

HP busca liderar la democratización del 3D en la planta

HP ha inaugurado su nuevo Centro de Excelencia de Impresión 3D y Fabricación Digital en Sant Cugat, Barcelona. Una apuesta global que según explicó Christophe Schell, presidente de Impresión en 3D y Fabricación Digital de HP, se trata de las instalaciones más grandes de fabricación aditiva existentes en la actualidad en el mundo. En los más de 46.000 metros cuadrados trabajarán más de expertos de 120 nacionalidades poniendo a disposición de la industria las maquinarias capaces de fabricar más de 5.000 piezas individuales cada día... ¿Juegas en la liga del prototipado o en el negocio de la fabricación 3D?, preguntó retóricamente a la audiencia Schell.

La jornada dedicada a prensa internacional, con la asistencia de más de 30 periodistas de todo el mundo incluido InfoPLC++, arrancó de la mano de Ramón Pastor, vicepresidente y director general de Impresión 3D de HP. El ejecutivo explicó la explosión de las aplicaciones de la tecnología de fabricación aditiva en diversos sectores industriales gracias a los avances de la técnica 3D. Ya no se trata solo de piezas de automoción, protesis médicas o prototipado para la industria, hoy en dia los robots trabajan con pinzas hechas en impresoras 3D, los moldes de muchas tuberias de dificil diseño se realizan con aditiva en metal, y a nivel de consumo, la personalización en el segmento lujo ha encontrado un fiel aliado en las máquinas aditivas.

La clave, para Pastor, está en entregar valor al cliente. Esta sentencia, que de entrada puede parecer sencilla, encierra sin embargo toda una serie de decisiones estratégicas que la compañía viene tomando desde hace tiempo y que confirman que la apuesta no está únicamente en vender más impresoras. Ha sido una suerte de evangelización de la industria sobre las ventajas del 3D. Un camino estudiado para seducir a empresas manufactureras de todos los sectores sobre cómo sus negocios pueden evolucionar gracias a la incorporación de la tecnología aditiva.

Todo comenzó hace unos años con la firme apuesta de acelerar el diseño: ofrecer máquinas capaces de imprimir prototipos funcionales que acortaran el time-to-market de los productos: "ofrecimos una plataforma única para prototipar elementos claves de la producción". Se trataba de la serie Jet Fusion 300/500. Después llegó la apuesta por las series cortas (donde la cadencia de tiempo no es factor determinante) con la 4200, y a partir de ahí mejoras del voxel y el color, lo que abrió las puertas a nuevos usos de la tecnología. Ahora, con la Jet Fusion 5200 la compañía se abre a la producción en masa, con mayor volumen y con la entrada de nuevos materiales como el metal. La que parecía la barrera lógica de la fabricación aditiva para su generalización en la industria, la cadencia de la producción (cuánto tiempo se tarda en producir una pieza) ha encontrado su solución en la iteración: si no vamos todo lo rápido que la industria necesita, imprimimos más. Se da un giro al concepto de la OEE: no dependes de una máquina sino que tu producción es replicable en muchas máquinas bajo un modelo de servicios, por lo que la eficiencia operativa ya no se sitúa únicamente en la planta, sino también en el terreno de la logística. De ahí la imagen de granjas de impresoras en esta nueva era de la impresión 3D industrial imprimiendo de manera paralela todas las piezas demandadas.

Tal y como apuntó Christophe Schell, ha sido mucho más que un salto de software, "ha sido una evolución global de la tecnología 3D ofrecida por HP donde la intención es ahora hacer confluir diversas tecnologías (mecánicas, análisis de datos...)". Porque, de hecho, no basta con haber resuelto el problema de la velocidad, sino que, como señalaba Pastor, es imprescindible aportar valor. Y el valor está, toda la industria lo sabe, en los datos. "No estamos en el negocio de la impresión, ahora estamos en el negocio de los datos", explicó Schell. "Hemos embebido con inteligencia de datos a nuestras máquinas, le hemos dado capacidades analíticas en el edge y las hemos conectado al cloud para mejorar todo el workflow de la fabricación de un producto". En esa línea, la consolidación del acuerdo que HP mantiene con Siemens no es casualidad. "Somos un componente clave del ecosistema de la industria 4.0 que promueve Siemens", señaló. Tal y como detalló Schell, a los ingenieros de Siemens les tomoó 24 horas integrar la 5200 en su sistema Mindsphere y comenzar a trabajar con el digital twin de los productos a fabricar. En opinión de Schell, mientras más diseñadores se eduquen en el 3D, mientras más ingenieros entiendan el valor de la tecnología, más rápido será el despliegue del 3D printing en la industria.

El salto tecnológico hecho por la compañía con la 5200 ha sido clave: integrada en la producción es una pieza clave en la gestión de los datos (cómo se hace y cómo se puede hacerlo mejor...), en la eficiencia de costes (abaratamiento de la producción y su capacidad de predecirla –se imprime lo que necesita cuando se necesita), ayuda a ampliarse a nuevos mercados (nuevos productos, nuevas aplicaciones) e impulsa la innovación de los sistemas consiguiendo crear un nuevo ecosistema de colaboración en la industria. En esta evolución, la inteligencia artificial será una tecnología clave ya que "la telemetria que aportan las 5200 con tecnologías como las termocámaras, su software avanzado para la recolección y análisis de datos o la conexión con el cloud necesitan de inteligencia para aportar el máximo potencial a los productos fabricados". En medio de estos avances la compañía aclara que la 4200 seguirá teniendo soporte y actualizaciones para los clientes: "Las inversiones hechas por nuestro ecosistema siempre serán respetadas", aclara Pastor.

Unas instalaciones a la altura de los objetivos

El edificio del nuevo Centro de Excelencia de Impresión 3D y Fabricación Digital de HP, cuya construcción se ha completado en dos años, tiene una superficie de más de 14.000 m2 dedicados a la innovación especializada y los entornos industriales para la fabricación aditiva de plásticos y metales, con 4.500 m2 de laboratorios. En la actual oficina de HP en Barcelona trabajan alrededor de 750 investigadores, ingenieros de sistemas, inteligencia de datos, software, ciencia de materiales, diseño y aplicaciones que apoyarán esta área de I+D centrada en la tecnología de impresión 3D.

El nuevo centro de excelencia aprovecha la experiencia y trayectoria de HP en Barcelona y coordinará a otros centros de demostración de aplicaciones dedicadas a la impresión 3D y la fabricación digital con las que cuenta la compañía en Corvallis (Oregón), Palo Alto y San Diego (California), Vancouver (Washington) y Singapur, que incluye también el revolucionario laboratorio HP-NTU de fabricación digital. HP, la Universidad Tecnológica de Nanyang (NTU) y la Fundación Nacional de Investigación de Singapur (NRF) están colaborando en el desarrollo de la impresión 3D, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático, los nuevos materiales y aplicaciones, la ciberseguridad y la personalización.

La inauguración de las instalaciones contço con una importante delegación política que confirma la apuesta estratégica que hace la compañía desde España hacia el mundo. La ceremonia contó con la participación de Reyes Maroto, ministra de Industria, Comercio y Turismo; Carmela Fortuny, alcaldesa de Sant Cugat del Vallès; Francisco Polo, secretario de Estado de Avance Digital; Raúl Blanco, secretario General de Industria y de la PYME, y Àngels Chacón, consellera de Empresa y Conocimiento de la Generalitat de Cataluña.

Helena Herrero Presidenta de HP Iberia señaló que "España ha sido clave para HP en el nacimiento y desarrollo de la tecnología de impresión 3D, y lo será aún más a partir de ahora con la apertura de este nuevo centro de excelencia, probablemente el laboratorio de tecnología 3D más importante del mundo no solo para nuestra compañía, sino para toda la industria. Desde este nuevo espacio dedicado a la innovación, queremos asimismo contribuir a la generación de riqueza, empleo y avance tecnológico para situar a España a la cabeza de la revolución digital".