7 claves del liderazgo industrial consciente

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Opinion
Visualizaciones del artículo Leído  979  veces
Tags del artículo

Según Isabel Nogueroles de Liderazgo3D, no debemos olvidar que una crisis es también una oportunidad de cambio, de desterrar lo obsoleto, lo que no funciona, para adoptar nuevos modelos. Aquí 7 claves para que el líder pueda impulsar el cambio post COVID-19

7 claves del liderazgo industrial consciente

Una tribuna de Isabel Nogueroles, consejera especialista en Buen Gobierno, Liderazgo, Empresa Familiar en Liderazgo3D

Estamos viviendo semanas atípicas. Quién nos iba a decir que los principales retos del sector industrial hacia la innovación, eficiencia energética, conectividad, contribución al ecosistema, intra-emprendimiento, tamaño... no iba a venir de acuerdos y planes de reconversión, sino de un minúsculo organismo infeccioso. El COVID19 está suponiendo un gran disrupción.

En el momento de redactar este artículo ya se han registrado 450.000 ERTEs en España, con más de 3 millones de trabajadores afectados. En el caso del sector industrial, además, este episodio inesperado se suma a los síntomas de debilidad que la industria había manifestado en los últimos meses. El diagnóstico inicial es claro: estamos ante un escenario de enorme complejidad.

Sin restar un ápice de gravedad a la dificultad del momento, no debemos olvidar que una crisis es también una oportunidad de cambio, de desterrar lo obsoleto, lo que no funciona, para adoptar nuevos modelos; o incluso para replantearnos qué queremos hacer y actualizarnos. De hecho, las decisiones que tomemos en estos momentos, van a determinar más que nunca nuestro posicionamiento como empresa y como líderes en el día después. Esto es todo un reto para ejercer el liderazgo de una forma más consciente y con mejor impacto. A continuación enumero 7 puntos que pueden seros de utilidad para afrontar de la mejor manera posible los nuevos retos que se plantean.

1. Ten consciencia sobre el impacto emocional. La incertidumbre nos afecta a todos; supone un fuerte impacto emocional y la tentación de dejarnos llevar es grande. Esto está bien, hasta cierto punto. Una vez que hemos tomado consciencia de nuestro estado y el de quienes componen nuestro entorno, es importante mantener la serenidad, aceptar la situación sin regodearnos en el problema y focalizarnos en las soluciones.

2. Demuestra tu liderazgo con el ejemplo. En el entorno empresarial, y a pesar del confinamiento, es especialmente importante mantener el liderazgo y ser referentes para nuestro equipo, nuestros stakeholders y para nuestra comunidad. Debemos reconocer nuestro rol como líderes, y el papel de las personas que integran la comunidad a la que, como empresarios, servimos. Hoy más que nunca se está viendo el papel del sector industrial y el compromiso de éste en la crisis global. El compromiso hoy reforzará a las empresas o las debilitará el día después.

3. Mantén intacta la esencia y compromiso de tu empresa. No podemos dejar de lado el propósito y los valores de la compañía. Para ello, el papel del Consejo y del Comité de dirección es crucial. Es justamente en los malos momentos cuando es más relevante demostrarlos. Debemos gestionar los riesgos, las alianzas estratégicas, dar apoyo a la organización, asegurar la supervivencia del proyecto y tomar decisiones ágiles. Incluso en las decisiones más difíciles hazlo acorde a tus valores.

4. Aportar valor alineando la propiedad, negocio y familia empresaria. Tenemos infinidad de ejemplos de grandes y pequeñas empresas cuya propiedad familiar se ha volcado en apoyar en este momento. Además, podemos aprovechar esta experiencia para conversar sobre la estrategia familiar futura y el impacto en las diferentes generaciones. Por otra parte, fortalecer los órganos de Gobierno y mantener una gran alineación entre propiedad, negocio y familia es también indispensable para proyectar la empresa a futuro.

5. Focalízate en lo importante: contingencia y estrategia. Centrarnos en el presente ayuda a avanzar, es decir, garantizar la seguridad de nuestro equipo, la supervivencia del negocio, asegurar la tesorería suficiente y apoyar a todos los que integran nuestro ecosistema. Hacer más con menos. Y no te olvides de llevar el día de mañana (postCOVID) a la agenda estratégica de hoy. Nos encontraremos con un mundo con sistema de valores y prioridades diferentes. ¿Qué tendencias se darán? Atentos a los nuevos modelos de negocio, desglobalización con puesta en valor de lo local y nacional, ...etc..

6. Comunica de forma transparente e inspiradora. Ejecutar una estrategia de comunicación, dentro y fuera de la empresa, es fundamental. Hay que generar confianza en nuestro equipo y ecosistema, de manera que, como líderes, debemos mantenernos disponibles y cercanos en todo momento. Debe ser una comunicación recurrente, a diario y empática. La tecnología nos puede ayudar mucho.

7. Innova ante la adversidad. Los escenarios de dificultad son el alimento de la creatividad. Es el momento de aprovechar las oportunidades estratégicas que la situación ofrece: desde pequeños cambios en la cadena de valor, de suministro, a nuevos modelos de negocio on y off-line, a nuevas alianzas estratégicas no pensadas anteriormente, nueva relación con nuestros stakeholders, etc... La innovación se va a acelerar.

Es importante reconocer nuestro esfuerzo y el de los demás, hacer balance de lo aprendido durante estas semanas, de cómo hemos afrontado las dificultades y cómo hemos aplicado soluciones. Compartir nos va a proporcionar, de una forma natural, la clave para aportar un nuevo valor el día después de la COVID19. Paradójicamente, la situación de aislamiento fortalece la cooperación. Paradójicamente, el freno a nuestra actividad, supondrá un acelerador en la transformación de nuestras empresas y de nuestra capacidad de liderazgo si aprovechamos la oportunidad.

Más información