Cableado de edificios que cumpla los requisitos específicos de protección antiincendios

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Lapp Group
Visualizaciones del artículo Leído  2098  veces

ÖLFLEX® CLASSIC 128 H BK SC es un cable monofilar sin halógenos hecho específicamente para el cableado de edificios. Este cable de potencia con cubierta es de clase Cca según la Directiva UE 305/2011 (CPR)

Cableado de edificios que cumpla los requisitos específicos de protección antiincendios

Para proteger a las personas y a los sistemas especialmente vulnerables, el cableado está sometido a estrictos requisitos de protección antiincendios. LAPP ofrece una completa gama de cables e hilos compuestos por plásticos libres de halógenos. La gama ahora se ve ampliada con dos nuevos productos ÖLFLEX®, que ofrece a los clientes una gran cantidad de nuevas ventajas gracias a su selección de materiales de alta calidad.

ÖLFLEX® CLASSIC 128 H BK SC es un cable monofilar sin halógenos hecho específicamente para el cableado de edificios. Este cable de potencia con cubierta es de clase Cca según la Directiva UE 305/2011 (CPR). A diferencia de los cables de instalación típicos como el N2XH, su diseño flexible lo hace fácil de manejar e instalar. Los materiales sin halógenos y con gran retardo de llama reducen el riesgo de propagación de llamas, humo de alta densidad y emisión de gases tóxicos en caso de incendio. Además, ÖLFLEX® CLASSIC 128 H BK SC ofrece una gran seguridad eléctrica gracias a su tensión de prueba de 4000 V.

Con su selección de materiales inteligente pero de alta calidad, este monofilar tiene una relación calidad-precio especialmente buena. Las áreas de aplicación dentro del cableado de edificios son muy diversas. El nuevo monofilar se puede usar universalmente para cablear circuitos de control dentro de maquinarias y entre plantas, es apto para instalación fija y movimiento ocasional sin esfuerzos de tracción, y puede utilizarse en interiores tanto secos como húmedos. Jürgen Beck, director de producto de U. I. Lapp GmbH, lo explica: «Con el ÖLFLEX® CLASSIC 128 H BK SC libre de halógenos estamos siendo proactivos, porque la clasificación del Reglamento de Productos de Construcción (PCR) se está convirtiendo en un argumento crucial para el uso de cables en edificios en cada vez más Estados miembro de la UE. Por eso estamos continuamente ampliando nuestro catálogo en esta área».

LAPP también tiene ahora en su catálogo el ÖLFLEX® CLASSIC 115 CH para cableado de edificios que cumple requisitos especiales de protección contra incendios: ¡un auténtico polivalente! Su aislamiento de conductor y el compuesto de la cubierta están libres de halógenos, y combina muchas propiedades que son vitales a la hora de usar cable sin halógenos. Los materiales usados se caracterizan por una alta seguridad eléctrica, gran retardo de llama, flexibilidad (en frío) y mayor resistencia a aceites. Otra característica especial es que el cable viene con una cubierta interior, por lo que es particularmente compacto. «Esto lo hace más delgado, más flexible, más ligero y más barato, pero sigue siendo muy sofisticado en términos de diseño», recalca Jürgen Beck.

Este cable también presenta un comportamiento frente al fuego especialmente bueno de acuerdo con la Directiva UE 305/2011 (PCR). El nuevo cable, además, tiene mayor resistencia al aceite de acuerdo con las normas DIN EN 50363-4-1 (TM5), UL OIL RES I y OIL RES II y, gracias a un apantallamiento de cobre trenzado con un alto nivel de cobertura, garantiza una protección ideal contra interferencias electromagnéticas. También proporciona una gran seguridad eléctrica gracias a su tensión de prueba de 4000 V. La certificación UL también permite que el producto se use en Norteamérica.

Los campos de aplicación del nuevo ÖLFLEX® CLASSIC 115 CH son muy diversos. Puede utilizarse de forma universal para cablear circuitos de control dentro de maquinaria y entre sistemas, por ejemplo en sistemas de tratamiento de equipajes en aeropuertos. Es apto para instalación fija y movimiento ocasional sin esfuerzo de tracción, y es ideal para entornos secos, húmedos y, especialmente, aceitosos. Gracias a la cubierta exterior de HFFR hecha de compuestos especiales, este cable es muy resistente a los ácidos y bases, e incluso puede ser usado temporalmente en el exterior. Su uso flexible es posible a temperaturas de hasta 30 °C.

Lo cuenta Jürgen Beck: «Al expandir nuestra gama sin halógenos, podremos ofrecer a los clientes soluciones seguras y a medida para cada aplicación».

En el lanzamiento veraniego, LAPP presentará una gama de nuevos productos, desde cables ÖLFLEX® para cableado de edificios con alta protección frente al fuego hasta nuevas versiones de los cables servo ÖLFLEX® SERVO, pasando por cables de fibra óptica (CFO) para PROFINET y los nuevos carros de transporte TRONIC para monofilares.




Descargas