Monitorización integrada de procesos en ingeniería medica

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Kistler
Visualizaciones del artículo Leído  946  veces

Un sensor de par garantiza la funcionalidad de las boquillas mezcladoras en Jonas & Redmann

Monitorización integrada de procesos en ingeniería medica

El fabricante de maquinaria para fines especiales Jonas & Redmann confía en el monitorización integrada de sus procesos por Kistler para garantizar la funcionalidad de las boquillas mezcladoras en aplicaciones dentales. Una prueba de coeficiente de fricción, realizada con la ayuda de un sensor de torque Kistler, asegura la segregación automática de los componentes buenos y malos. La tecnología de medición necesaria también está integrada en la solución, por lo que la señal se transmite directamente al control de la máquina.

Una empresa joven que ya ha construido una tradición: Jonas & Redmann , especializada en ingeniería mecánica, se fundó en Berlín hace casi 30 años. Desde entonces, la firma se ha forjado una reputación sobresaliente con sus máquinas y sistemas de alta precisión para montajes y automatización de procesos. Más de 400 empleados trabajan hoy en día en las cinco localizaciones de Jonas & Redmann repartidas en tres continentes.

Los ingenieros con sede en Berlín ofrecen una amplia cartera de soluciones innovadoras de automatización, que van desde celdas independientes integradas hasta líneas de producción altamente automatizadas. Además de la automatización de fábricas en general, Jonas & Redmann tiene un interés especial en las nuevas tecnologías, como la ingeniería médica, la energía fotovoltaica y el almacenamiento de energía.

Frank Polak ha jugado un papel clave en la historia de éxito de la compañía durante los últimos 22 años: comenzó como ingeniero de diseño y desde entonces se ha convertido en el Jefe de Ingeniería Médica de JR. Ahora dirige un equipo de seis ingenieros de diseño que también se benefician del apoyo de compañeros de otros departamentos. "La mayoría de nuestros clientes son grrandes corporaciones con alcance global, y varios de ellos están en el índice DAX.

Los estándares en el sector de la tecnología médica siempre son altos, pero nuestra cartera de clientes nos indica que tenemos que cumplir requisitos aún más exigentes, después de todo, el bienestar y la seguridad de los pacientes están en juego", señala Polak. Es por eso que todas las plantas construidas por Jonas & Redmann deben estar debidamente calificadas y validadas, y eso también se aplica a todos los subconjuntos y componentes adicionales.

Pruebas de calidad automatizadas - incluyendo la trazabilidad

Muchos de los proyectos en el segmento de tecnología médica giran en torno a los "desechables": productos médicos de un solo uso que deben desecharse después de usarlos, por lo que deben producirse en grandes cantidades. La alta calidad es una necesidad absoluta aquí, como Frank Polak confirma al ofrecer algunas ideas sobre un proyecto actual: junto a un laboratorio dental, colaboramos con una firma de ingenieros consultores para desarrollar una célula de producción altamente automatizada para boquillas mezcladoras.Para asegurar la calidad en el proceso en vivo, utilizamos un sensor de torque Kistler que se comunica directamente con el control de la máquina ".

El laboratorio dental utiliza la boquilla mezcladora para producir compuestos para productos dentales como los que necesitan los dentistas para preparar las impresiones dentales.

Para garantizar la funcionalidad del subconjunto, se realiza un ensayo del coeficiente de fricción ( 0,5 Nm) en el mecanismo de mezcla de la boquilla ensamblada: "Este producto es un subconjunto de plástico que consta de cuatro partes que se unen en la máquina y luego son probadas. Gracias a la solución de Kistler, podemos garantizar la calidad de unos cinco millones de unidades por año, y al mismo tiempo, podemos garantizar su trazabilidad ", explica Polak. "La trazabilidad es un requisito esencial en el sector médico actual, y su responsabilidad se transfiere cada vez más al fabricante de maquinaria para estos fines especiales".

La monitorización del proceso produce valor añadido

Los usuarios obtienen más de su maquinaria y su planta cuando optan por la tecnología de medida de Kistler: las variables clave, como la fuerza, el par, la tensión y la presión, se evaluan mientras el proceso está en marcha, y se pueden utilizar como base para asegurar de la calidad. Cuando esta tecnología se combina con una evaluación adecuada y sistemas de control, también incluidos en la cartera especializada de Kistler, los usuarios pueden implementar optimizaciones de procesos específicas de la aplicación que protegerán su maquinaria y, en última instancia, se traducirán en beneficio.

Tecnología probada y testeada - integración rápida

El interés de Polak por Kistler se debe a su compañero Andreas Nowak, Jefe de Ingeniería Mecánica y Tecnología Operativa de Jonas & Redmann, quien está completamente familiarizado con los componentes y sistemas disponibles en el mercado. Nowak ha optado por soluciones de Kistler en el pasado, y está muy satisfecho con ellas: "En nuestros procesos de unión, ya utilizamos los sistemas de unión electromecánica de Kistler: aseguran una automatización efectiva porque cuentan con alta eficiencia y control preciso. Pero ahí también podría haber más aplicaciones para la ingeniería médica en el futuro, especialmente en lo que respecta a la supervisión de procesos".

El prototipo de la nueva planta para producir las boquillas mezcladoras, con componentes Kistler integrados, se exhibió en el stand de Jonas & Redmann en la feria Automatica 2018. Un factor importante en el resultado exitoso fue la colaboración de Kistler con los ingenieros consultores que estaban ejecutando el proyecto: juntos, los dos equipos idearon rápidamente una plataforma de prueba para verificar la viabilidad de la solución.

En el primer intento, la prueba confirmó que el eje del transductor es adecuado para este caso de aplicación. Los valores teóricos supuestos para el par de fricción fueron casi completamente idénticos a los pares reales medidos en la plataforma de prueba. Jörg Nimz, ingeniero de ventas en Kistler, está encantado con los resultados, naturalmente: "El eje del transductor utilizado aquí ya ha demostrado su excelencia en el mercado muchas veces, especialmente en aplicaciones como esta para medir coeficientes de fricción. Así que nos complace que Jonas & Redmann haya depositado su confianza en nosotros y ahora estamos ansiosos por conocer la experiencia del usuario final ".

Más información

/noticias/marcas/35-kistler




Descargas