Nueva generación de servorreductores planetarios

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Stober
Visualizaciones del artículo Leído  253  veces

 STOBER presenta unos accionamientos que se caracterizan por ser los más compactos del mercado en su gama de potencia y en su enorme variedad de combinaciones 

Nueva generación de servorreductores planetarios

Con la nueva generación de servorreductores planetarios, STOBER presenta unos accionamientos que se caracterizan por ser los más compactos del mercado en su gama de potencia y en su enorme variedad de combinaciones y opciones. Otra particularidad es que todas las series de motores se pueden montar directamente en cada tamaño disponible.

¿Pero quién está detrás del desarrollo de esta revolucionaria generación? Uno de los principales responsables es Artur Wagner, Director del departamento de desarrollo de reductores y motores de la empresa especializada en soluciones de accionamiento de Pforzheim.

STOBER presentó en la pasada feria SPS la nueva generación de servomotorreductores planetarios, que ha gozado de gran interés. “Estas soluciones de accionamiento son las más compactas del mercado con relación a su versatilidad. El usuario se beneficia de un espacio de instalación más pequeño, un menor peso, un par de giro más elevado y una densidad de potencia resultante hasta un 65 % mayor”, explica Artur Wagner.

La participación del Director de desarrollo en la creación de esta nueva serie fue decisiva. “Dado que el adaptador de motor se suprime, el motorreductor posee un menor momento de inercia. De este modo, también se puede aprovechar todo el dinamismo del accionamiento, lo que supone una verdadera ventaja para el cliente”, comenta.

Artur Wagner lleva 27 años trabajando en STOBER. Su carrera profesional en la empresa especializada en accionamientos de Pforzheim, donde se incorporó como ingeniero calculista en el Departamento de diseño y desarrollo, comenzó tras finalizar los estudios de ingeniería mecánica. “Después de lograr establecer con éxito un configurador de productos, me dediqué al diseño y al desarrollo de los reductores”, afirma.

En la actualidad, está a cargo del diseño y del desarrollo, así como del procesamiento de los datos técnicos que tienen que ver con estos procesos. Es responsable de desarrollar y organizar proyectos a menudo muy diferentes, lo que, según él, hace más interesante y variado su trabajo diario. “¿Mis tareas?”, repite Wagner antes de contestar. “Formulo nuevas e innovadoras ideas en diferentes equipos y fomento el continuo desarrollo de nuestra vasta cartera de productos”

Prueba superada

¿Se han tenido que enfrentar a dificultades o retos durante el desarrollo de la nueva generación? Wagner reflexiona brevemente. “En comparación con la versión anterior, nuestro objetivo era mejorar el rendimiento y conseguir una construcción mucho más compacta. Pero en ningún caso se debía producir un aumento de los costes”. Él y su equipo pudieron superar esta difícil prueba con la ayuda de tecnologías de producción nuevas. Pero aún había otro reto al que hacer frente: “Queríamos reducir, en general, el número de piezas modulares”, comenta. Y lo consiguió mediante una gestión de variantes coherente e interfaces estándar.

Cuando Artur Wagner llegó a STOBER, no solo encontró de inmediato su hogar profesional, sino también un padrino, Friedrich Müller, que por aquel entonces se convirtió en algo así como un mentor para su joven compañero. Friedrich Müller fue el responsable de la segunda generación de servomotorreductores. Y Artur Wagner desempeñó un papel muy relevante en su desarrollo.

“Con esas series nos convertimos en los primeros fabricantes del mercado en ofrecer los reductores planetarios con un dentado helicoidal de sonoridad optimizada”, afirma con un deje de orgullo en su voz. Pero de eso hace ya 15 años. Había llegado el momento de la siguiente generación.

Compacidad inédita

Como primer punto en la lista de requisitos se situaban la compacidad y el rendimiento combinados con un nuevo diseño. Y eso precisamente es lo que han conseguido Wagner y su equipo. La nueva generación permite al usuario diseñar una instalación aún más compacta y, al mismo tiempo, aumentar el rendimiento. Con la enorme variedad de variantes, los ingenieros disponen de un sinfín de posibilidades durante el diseño para crear la solución de accionamiento más adecuada para cada caso de aplicación.

¿Un motor más pequeño para optimizar el grado de eficiencia? Quizás se pueda combinar también con un regulador de accionamiento más pequeño, lo que reduciría adicionalmente los costes.

“A ello se suma la placa de características electrónica ampliada, que facilita enormemente la puesta en servicio mediante plug and play en los correspondientes reguladores de accionamiento”, explica Artur Wagner. “Los motorreductores se identifican así de manera inequívoca. Y se elimina además la compleja parametrización y los posibles errores que ello conlleva, con lo que se reduce considerablemente la configuración del sistema”.

¿Habrá en algún momento una cuarta generación de servorreductores planetarios? “Estamos abiertos a todo”, responde Wagner. Y justo eso es algo que también aprecia de su empresa. “Somos una empresa familiar, estamos muy cerca de los socios. Todos los empleados están en posición de asumir mucha responsabilidad y muy rápido en el momento que lo deseen”. STOBER desarrolla y produce reductores desde hace más de 70 años.

Algo que caracteriza a esta empresa especializada en accionamientos es el continuo e innovador desarrollo y las inversiones en tecnologías de producción de alta tecnología. De ello resultan tareas interesantes y diversas con retos siempre nuevos. Sin olvidar la grata colaboración entre los compañeros de todos los departamentos, aspecto que Artur Wagner aprecia mucho. Y es precisamente este espíritu el factor decisivo para que proyectos de desarrollo como el de la nueva generación de motorreductores triunfen. STOBER se sitúa así a la cabeza en el sector tecnológico.

Más información

/noticias/marcas/354-stober