Início / Noticias / Schmalz / Manos inteligentes para cada cobot

Manos inteligentes para cada cobot

Schmalz desarrolla sistemas flexibles y ayuda al usuario en la selección y configuración de los componentes adecuados

Manos inteligentes para cada cobot

Agarrar, mover, depositar - todo esto es impensable en procesos automatizados sin la garra adecuada. Por ello, el especialista en técnica de vacío Schmalz desarrolla sistemas flexibles y ayuda al usuario en la selección y configuración de los componentes adecuados: un reto, ya que la diversidad de variantes aumenta constantemente y los tamaños de los lotes convergen en dirección uno.

En particular, los robots de diseño ligero con cargas de hasta 25 kilogramos son cada vez más importantes. También son interesantes para las pequeñas y medianas empresas para automatizar las tareas de producción y logística. Estos robots pueden programarse sin necesidad de conocimientos especializados y sus costes de adquisición son claros. "Sin embargo, el requisito básico para su uso económico es un sistema de ventosas adecuado", explica el Dr. Kurt Schmalz, Director gerente de J. Schmalz GmbH. "Aquí ayudamos con sistemas y componentes individuales que pueden configurarse y modificarse de forma muy intuitiva.

Para que los usuarios puedan utilizar sus robots de diseño ligero de forma segura, económica y fiable, las garras deben satisfacer determinados requisitos. Dependiendo del tipo, los cobots pueden mover entre tres y 25 kilogramos. "Para lograr la máxima carga útil, la garra debe ser lo más ligera posible", explica el Dr. Kurt Schmalz. Formas redondas y un diseño de conformidad con la directiva ISO TS 15066, una norma para la colaboración entre el hombre y los robots colaborativos industriales, reducen los focos potenciales de lesión en la aplicación. Además, los sistemas de ventosas deben poder integrarse de forma rápida y sencilla y permitir una monitorización continua del estado.

Estas características – comunicativos, flexibles, de configuración intuitiva y disponibles a corto plazo – son incorporadas por J. Schmalz GmbH en el desarrollo de componentes de vacío para robots de diseño ligero. Uno de estos componentes es el generador de vacío eléctrico ECBPi: una bomba de vacío inteligente e independiente del aire comprimido con interfaz integrada para la conexión de la garra y el robot. Debido a que el vacío se genera sin aire comprimido y sin los tubos flexibles asociados, el robot de diseño ligero es móvil, flexible y fácil de instalar. Para una transparencia continua del proceso, la CobotPump ECBPi proporciona al usuario datos importantes a través de IO-Link. Esto permite el uso de funciones como monitorización de estado y mantenimiento predictivo. "El usuario se beneficia de una mejora considerable de la seguridad de la instalación", subraya el Dr. Kurt Schmalz.

Nueva en el mercado es la hermana pequeña, la CobotPump ECBPM. Ha sido diseñada para su uso en robots de diseño ligero con una carga de menos de cuatro kilogramos y convence por su diseño particularmente compacto y ligero. Este generador de vacío es ideal para la manipulación automatizada de piezas pequeñas con una sola ventosa. Incluso en los espacios reducidos puede hacer valer sus puntos fuertes. Al igual que la bomba de vacío ECBPi, la ECBPM es fácil de integrar y no necesita entrada de aire comprimido aparte.

Know-how para las soluciones de ventosas adecuadas

Especialmente para la manipulación de piezas con cobots, con independencia del tamaño y la geometría, Schmalz ha desarrollado el plano aspirante FXCB/FMCB. Su gran superficie de contacto y las reducidas fuerzas de impacto le permiten cumplir la especificación ISO TS 15066. Utilizando esponja flexible como superficie de agarre o equipado con ventosas de fuelle, puede sujetar de forma segura cartones, cajas y componentes con estructuras y escotaduras o exteriores tridimensionales de hasta ocho kilos entre otras piezas. Este innovador sistema se puede adquirir con o sin generación de vacío integrada. Gracias a su técnica de comunicación con IO-Link, el FXCB/FMCB se puede instalar sin esfuerzo en cualquier entorno de automatización. Además, los usuarios pueden acceder a todos los datos del dispositivo con su smartphone a través de la aplicación "Schmalz ControlRoom y parametrizar el sistema de ventosas de forma rápida y sencilla.

El sistema modular VEE es adecuado para el diseño de efectores finales de vacío individuales. Está compuesto de diversas piezas individuales que, con ayuda de un software de configuración, se pueden combinar para formar una garra. La idea central es que el usuario pueda configurar y modificar la solución por su cuenta. Schmalz le ayuda a determinar la mejor selección y, si se desea, puede suministrar la unidad montada.

Plataforma digital e impresión 3D

Con nuestro último desarrollo, la ventosa de diseño ligero SLG, satisfacemos la demanda de flexibilidad y disponibilidad a corto plazo", dice el Dr. Kurt Schmalz. Esto permite al usuario implementar más rápido las soluciones de automatización. Con la garra de diseño ligero, Schmalz abre nuevos caminos en más de un sentido. Mediante una plataforma digital, los usuarios pueden crear la garra apropiada para sus requisitos, sin necesidad de conocimientos especializados. Además de la configuración basada en la web, Schmalz apuesta por los procesos de fabricación aditiva. Así, es posible producir en muy poco tiempo garras muy ligeras, seguras y robustas que se adaptan individualmente a la aplicación que corresponda.

Adaptados a los distintos modelos de robot de diversos fabricantes, Schmalz ofrece paquetes completos individuales, a elegir con el generador eléctrico de vacío ECBPi, el plano aspirante FXCB o el efector final VEE. Los sets contienen todos los componentes necesarios para el montaje de una garra completa, incluida una brida para facilitar la conexión al robot. De esta forma, la solución de agarre preconfigurada está lista para su uso en muy poco tiempo.

Sólo el sistema de sujeción adecuado convierte un brazo de robot desnudo en un sistema funcional que puede mover o procesar algo", explica el Dr. Kurt Schmalz. Con sus soluciones de garras a medida, la empresa ayuda a los usuarios a poner en funcionamiento rápidamente sus sistemas de robots y a manejarlos de forma intuitiva. Cuanto más sencillo y eficaz sea el uso de robots de diseño ligero para diferentes tareas, más atractivo resultará para las pequeñas y medianas empresas, para las que la compra de un robot industrial no resultaba rentable hasta ahora.

Más información

/noticias/marcas/220-schmalz