Início / Noticias / Eplan / ¿Cómo se puede optimizar la cadena de valor para construir armarios de control?

¿Cómo se puede optimizar la cadena de valor para construir armarios de control?

EPLAN presenta su Panel Building Automation Matrix (PAM), basada en el estudio de campo de 150 empresas que incluye casos prácticos

¿Cómo se puede optimizar la cadena de valor para construir armarios de control?

Los expertos de EPLAN utilizan PAM para analizar la situación los procesos de cada cliente para la construcción de armarios de control en tan solo unos minutos. Una evaluación comparativa proporciona un ahorro potencial que puede ser aprovechado simultáneamente por EPLAN y Rittal en el segmento de la tecnología de maquinaria, el software y la consultoría.

La digitalización de toda la cadena de valor facilita la consistencia de los datos en todos los procesos y sistemas estableciendo todos los requisitos previos para la automatización de procesos en ingeniería y construcción de armarios de control. ¿Pero cuál es el grado actual de digitalización de la industria? ¿Dónde sigue habiendo potencial? Muchas empresas ni siquiera saben por dónde empezar.

Análisis de métodos de trabajo mediante referencias

EPLAN puede ser de mucha ayuda en este ámbito: un nuevo método basado en software utiliza un estudio de campo realizado con 150 empresas de todo el mundo para determinar el potencial de optimización fácil de alcanzar en estrecha colaboración con EPLAN y Rittal en materia de maquinaria, software y consultoría. Un efecto añadido de esta solución es el mayor grado de digitalización en la fabricación y la automatización de tareas repetitivas.

“Panel Building Automation Matrix (PAM) es una herramienta que hemos desarrollado para analizar los métodos de trabajo de una empresa en ingeniería de control y construcción de armarios de control que consiste básicamente en pulsar un botón que indica el potencial desaprovechado en los procesos de fabricación”, señala Haluk Menderes, Director Gerente de EPLAN.

PAM ofrece el análisis y la evaluación del flujo de trabajo actual para la fabricación de armarios de control eléctrico teniendo en cuenta su rentabilidad y eficiencia. Esta evaluación incluye recomendaciones para la optimización, su implementación y las inversiones necesarias. Lo más interesante para los clientes es que aporta listas del ahorro de tiempo exacto en diversas áreas dentro del flujo de trabajo, como cableado, etiquetado de dispositivos o producción con control numérico. Un análisis preciso del rendimiento de la inversión proporciona información, por ejemplo, sobre cuándo se ha amortizado la inversión en software.

Haluk Menderes.jpg: “Panel Building Automation Matrix (PAM) es una herramienta que hemos desarrollado para analizar los métodos de trabajo de una empresa en ingeniería de control y construcción de armarios de control que consiste básicamente en pulsar un botón que indica el potencial desaprovechado en los procesos de fabricación”, señala Haluk Menderes, Director Gerente de EPLAN. 

El consejo profesional ofrece resultados válidos

EPLAN ha venido utilizando PAM en todo el mundo desde principios de mayo de 2019 y la respuesta de los primeros clientes en EE.UU. ha sido muy favorable. “Con PAM, EPLAN ha aprovechado sus décadas de experiencia en el diseño de cuadros de control para elaborar un plan viable y personalizado de rendimiento de la inversión en nuestra planta”, declara Wright Sullivan, Presidente de A&E Engineering. Jacob Wilson, Director de Ingeniería, Venta y Desarrollo de Design Ready Controls, añade por su parte: “PAM fue capaz de reproducir con exactitud nuestras operaciones actuales y nuestros tiempos de fabricación tras una evaluación de apenas veinte minutos”. Naturalmente, esto anima a EPLAN y Rittal a añadir otros pasos del proceso al análisis en el futuro.

Así, tiene previsto integrar otras herramientas de software de Rittal, así como la revisión del rendimiento de la inversión, por ejemplo, para la compra del nuevo Rittal Wire Terminal para cableado automático, o bien para el centro de mecanizado totalmente automático Perforex. El análisis de PAM corre a cargo de nuestro departamento de ventas, es gratuito y no depende de la compra de productos de EPLAN o Rittal.

El estudio lo demuestra: cableado digital en lugar de manual

El tiempo medio que necesita un técnico para instalar una conexión eléctrica desde el esquema y la conexión real es de 4,5 minutos. Alrededor del 31% del tiempo se destina a tareas de preparación, como leer los esquemas y encontrar orígenes y destinos. Otro 13% del tiempo de trabajo corresponde a la preparación de los cables, por ejemplo, en estimar su longitud. El 56% restante se dedica al cableado real: cortar la longitud adecuada, instalar el terminal del cable, el engarzado y el enrutamiento.

Es habitual que el técnico tenga que revisar el esquema varias veces durante el proceso de cableado para recoger la información necesaria y complementarla cuando sea necesario. Esto supone perder alrededor de una tercera parte del tiempo en leer e interpretar los documentos. Para ser sinceros, esto se puede hacer mucho mejor digitalmente. El mejor sistema para ello es EPLAN Smart Wiring, en el cual los datos se basan en un prototipo digital ya verificado por lo que solo permite que los resultados sean correctos.

El objetivo declarado: procesos integrados

Gracias a la unión de ingeniería y producción, EPLAN y Rittal logran crear combinaciones perfectamente coordinadas de soluciones de software, tecnología de sistemas, máquinas y servicios. El valor añadido es evidente: las soluciones integradas también permiten aumentar la productividad y la eficiencia en los procesos de fabricación de productos y más allá. Para tal fin se integran la ingeniería y el diseño por un lado, y la preparación del trabajo y la producción por otro, formando así un proceso continuo. Los datos de dispositivos digitales, las herramientas basadas en software y las interfaces estandarizadas de fabricación son requisitos previos para conseguirlo.

Resumen:

La creciente complejidad de la tecnología de control y sus componentes, el deseo de personalización por parte del cliente, los estándares nacionales e internacionales, los cambios de última hora y unos plazos cada vez más cortos ejercen una enorme presión sobre los costes para la construcción de cuadros de control.

En lugar de un futuro de carpetas de archivos con listas de equipos en funcionamiento, planos de montaje y esquemas como principales documentos de fabricación, el valor que crean los procesos en la ingeniería de control y la construcción de cuadros de control debe ser más rápido, económico y preciso. Ello exige cambiar la forma de pensar en un sector que ha vivido muy anclado en la tradición. No obstante, las empresas han reconocido que el mayor potencial para estar por delante de la competencia y crear argumentos de venta únicos reside en el diseño individualizado de su cadena de valor.

Más información

/noticias/marcas/128-eplan