Monitorización efectiva con sensores de deformación para proteger máquinas y utillajes

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Kistler
Visualizaciones del artículo Leído  690  veces

Sensores Kistler de deformación piezoeléctricos protegen las máquinas contra sobrecargas y ayudan a lograr una monitorización precisa 

Monitorización efectiva con sensores de deformación para proteger máquinas y utillajes

Los sensores Kistler de deformación piezoeléctricos protegen las máquinas contra sobrecargas y ayudan a lograr una monitorización precisa de las fuerzas en los útiles en sectores de producción donde usan tecnologías como el punzonado, deformación y prensado. La instalación simple y el amplio rango de medición hacen que estos sensores sean ideales para su incorporación en las plantas existentes.

Con los avances en la digitalización y a medida que avanzamos hacia la Industria 4.0, los sensores ganan cada vez más terreno en la fabricación industrial, incluso en sectores donde los procesos son principalmente mecánicos. Las aplicaciones abarcan las tecnologías de punzonado, press-fit, deformación y prensados. Cuando el objetivo es aumentar las opciones de monitorización de procesos como los citados, los sensores de deformación son una excelente solución: pueden montarse directamente en la máquina o integrarse en herramientas y utillajes.

Cualquier cosa menos superficial

Los sensores de deformación superficial piezoeléctricos (PE) Kistler proporcionan mediciones de alta resolución de deformación en la estructura. La deformación se transmite al sensor de medición como una fuerza de corte, a través de la fricción estática. Las mediciones cuentan con estabilidad a largo plazo (sin deriva), y estos sensores están protegidos contra sobrecargas (grado de protección IP67) y son resistentes a la interferencia de variables distorsionantes como la influencias de la temperatura.

Gracias a su diseño extremadamente compacto, los sensores se pueden fijar directamente en la máquina en la posición adecuada con un solo tornillo. Si se producen picos de fuerza irregulares, se registran inmediatamente sin riesgo de que los sensores se dañen. En caso de sobrecarga, hay un deslizamiento superficial hasta que desaparezca la tensión. No importa si las fuerzas que se producen son muy pequeñas o muy grandes, gracias a su alta frecuencia natural y su amplio rango de medición, estos sensores pueden hacer frente a ambos extremos.

Los sensores de deformación superficial piezoeléctricos de Kistler actúan como un sistema de alerta temprana y brindan una protección efectiva de la máquina que ayuda a reducir el costoso tiempo de inactividad.

Fácil monitorización de herramientas

A veces, también hay necesidades de obtener datos de proceso de cada secuencia de ensamblado. Para satisfacer esta necesidad, Kistler también ofrece sensores de deformación que pueden integrarse directamente en la herramienta así como en utillajes. Esta opción ofrece monitoreo y optimización efectiva para aplicaciones en tecnología como el punzonado y conformado. Los sensores cilíndricos de medición altamente sensibles de Kistler detectan las deformaciones más pequeñas del material, incluso bajo cargas muy dinámicas y como casi estáticas.

La integración en la herramienta requiere un orificio cilíndrico en el que el sensor de medición está precargado con alineación axial o radial. De esta manera, la extensión y la compresión se pueden medir de forma longitudinal o transversal al sensor. Los sensores cilíndricos de medición se utilizan principalmente cuando las condiciones no son adecuadas para una medición en la superficie, o el espacio de instalación es muy limitado.

 

Más información

/noticias/marcas/35-kistler