TE Connectivity automatizar su logística interna con equipos ROEQ instalados en los robots móviles MiR

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Historias de Exito
Visualizaciones del artículo Leído  1203  veces

La solución elegida combina el robot móvil MiR200 y el módulo superior ROEQ TMC300 con el carro Easy-Pull-Out 300E y la estación de acoplamiento

TE Connectivity automatizar su logística interna con equipos ROEQ instalados en los robots móviles MiR

TE Connectivity es un proveedor multinacional dedicado a la producción de conectores eléctricos para una amplia variedad de segmentos industriales, incluyendo la industria automovilística, telecomunicaciones, industria aeroespacial, y medicina, entre otros. La compañía tiene plantas y filiales distribuidas por 140 países de todo el mundo, incluyendo una planta de fabricación en Esztergom, una ciudad al noroeste de Hungría.

La planta húngara, que cuenta con una plantilla de casi 1600 personas, fabrica conectores eléctricos pasivos y carcasas de conectores mediante moldeo por inyección de plástico. Estos productos se encuentran en los vehículos de los principales fabricantes de automóviles, como el Grupo Volkswagen, PSA y Mercedes. La empresa buscaba una solución para mejorar el transporte de materiales y productos acabados para aumentar la eficacia y la velocidad de producción. Se recurrió a una flota de robots industriales móviles (MiR) equipados con equipos robóticos ROEQ.

Retos para la logística interna

En 2019, la fábrica de TE en Esztergom tenía problemas con la ineficacia de sus sistemas de manipulación de materiales existentes, los cuales habían llegado al límite de sus capacidades. La situación empeoró por la escasez de mano de obra, ya que los trabajos de mozo de almacén no cualificados eran cada vez menos atractivos. De acuerdo con los objetivos corporativos de TE en cuanto la transformación impulsada por la Industria 4.0, la empresa tomó la decisión de automatizar la logística interna mediante robots móviles autónomos (AMRs).

La empresa necesitaba un sistema que fuera flexible, fácil de modificar, fácil de utilizar y fácil de implantar en sus líneas de producción. La seguridad también era una consideración importante, debido a las estrechas vías de circulación de la fábrica, los frecuentes cambios en la distribución interna del lugar y las tareas a realizar, y el continuo movimiento de materias primas, productos acabados y personal.

Los MRE como herramientas que optimizan el rendimiento de los AMR

La logística interna de las empresas manufactureras se está convirtiendo en un verdadero ejemplo de automatización. Esto se debe en gran medida al auge y la democratización de los robots móviles autónomos (AMR). Paralelamente, el desarrollo de equipos robóticos móviles (MRE) diseñados para mejorar las capacidades de los AMR se ha convertido en un próspero segmento del mercado de los robots móviles.

Los MRE permiten a las empresas aprovechar al máximo las capacidades de sus robots móviles. Fáciles de programar, los MRE se conectan a los AMR mediante mecanismos sencillos y seguros, ampliando las posibilidades de implementación. Pueden ser módulos de rodillos superiores para el traslado de materiales, o carretillas para el transporte de cajas, contenedores, paquetes y palés. Con el MRE adecuado, los robots móviles pueden mover hasta una tonelada de mercancías o crear un sistema logístico transportado que se comunica directamente con las líneas de producción automatizadas. Los AMR pueden utilizarse en prácticamente cualquier industria que tenga necesidades de transporte de mercancías y materiales de un lugar a otro de la fábrica.

Una solución robótica adecuada, flexible y versátil

Se probaron varias soluciones hasta que TE Connectivity optó finalmente por los robots industriales móviles AMR (MiR) con equipos robóticos ROEQ. La solución elegida combina el robot móvil MiR200 y el módulo superior ROEQ TMC300 con el carro Easy-Pull-Out 300E y la estación de acoplamiento. Se trata de una solución estandarizada que es extremadamente fácil de integrar e implementar, ya que el módulo superior y el software ROEQ Assist que lo acompaña son totalmente compatibles con los robots MiR.

“Nuestra flota consta de seis MiR200, la mayoría de los cuales transportan materias primas y productos acabados entre el almacén y uno de los flujos de producción. Se trata de una planta semiautomática, ya que las misiones las lanzan los empleados, que también tienen que mover los carros conectados a los robots tanto en la zona de producción como en el almacén. Por lo tanto, la sencillez de acoplamiento y funcionamiento eran nuestras principales expectativas respecto a los módulos", afirma Gábor Miszler, Analista de Mejora Continua de TE Connectivity.

La empresa utiliza actualmente tres módulos superiores ROEQ TMC300, 15 carros ROEQ 300E Easy-Pull-Out y 10 estaciones de acoplamiento. El mecanismo de fijación patentado de los carros proporciona una conexión precisa y segura tanto al robot como a la estación de acoplamiento. Con el software ROEQ Assist, los empleados pueden seguir de forma continuada a los robots en su camino y comprobar, por ejemplo, a qué robot o estación de acoplamiento está conectado un determinado carro. Una vez que el robot móvil llega a su destino -en el área de producción o en el almacén-, el personal puede desconectar fácilmente los carros de los robots y moverlos manualmente.

"Una de las principales ventajas competitivas de las soluciones estandarizadas de ROEQ es que el hardware y el software son perfectamente compatibles con los robots MiR. La implantación del sistema se realizó sin problemas y desde entonces funciona con un alto nivel de fiabilidad", afirma András Dobner, jefe de logística interna de VFP Systems, socio de ROEQ en Hungría que apoyó a TE durante la adquisición de las soluciones robóticas.

Productividad mejorada y un rápido ROI

La introducción de los robots suscitó muchas reticencias entre el personal. Ha sido necesario un gran esfuerzo para que acepten la tecnología y entiendan cómo puede facilitar su trabajo. A medida que los operadores se convirtieron en usuarios activos y se expusieron a la facilidad de uso del MiR200 y del software Assist de ROEQ, sus opiniones cambiaron, lo que fue un factor importante para el éxito de la implantación.

Las carretillas ROEQ han demostrado ser estables y seguras a la hora de utilizarlas. Desde su integración en la planta de TE, las soluciones robóticas no han causado ningún accidente ni daños materiales. Además, su uso ha aumentado la carga útil de los AMR, mejorando así la eficiencia y el rendimiento del transporte y la manipulación de materiales. El equipo ROEQ ha acelerado significativamente el ritmo de la intra-logística, al tiempo que ha proporcionado un rápido retorno de la inversión.

La estabilidad operativa ha sido un activo importante para TE, ya que los equipos de ROEQ no requieren prácticamente ninguna reparación o mantenimiento. Animada por estos excelentes resultados, la empresa ha diseñado una nueva instalación de producción, que está en fase de planificación, y que aprovechará al máximo las capacidades de los robots móviles equipados con soluciones ROEQ.




Descargas