Cojinetes igus en el chasis de un mezclador de alimentos Siloking

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Historias de Exito
Visualizaciones del artículo Leído  401  veces

Para el control de las ruedas se utilizan cojinetes de igus libres de mantenimiento y hechos de plásticos técnicos con lubricante incorporado

Cojinetes igus en el chasis de un mezclador de alimentos Siloking

Con sus máquinas Siloking, la empresa Mayer Maschinenbaugesellschaft mbH, con sede en Tittmoning, es considerada líder en innovación en mezcladores de alimentos. Esta empresa ha desarrollado una nueva serie autopropulsada que establece los estándares en términos de eficiencia económica, productividad y confort durante la conducción.

Las innovaciones incluyen una nueva suspensión trasera independiente para el eje de dirección. Para el control de las ruedas se utilizan cojinetes de igus libres de mantenimiento y hechos de plásticos técnicos con lubricante incorporado. Esta solución garantiza un buen funcionamiento incluso en carreras cortas.

Cuando se trata de su alimentación, las vacas lecheras son muy exigentes. Esto se aplica a la cantidad de alimento y aún más a su calidad. Cada día necesitan comer alrededor del tres por ciento de su peso en alimento seco. Tan pronto como cambia la composición de los alimentos, el complejo sistema digestivo de los rumiantes reacciona produciendo menos leche. Uno de los desafíos diarios a los que se enfrenta un ganadero es la tarea de mezclar hierba, heno, ensilado y pienso concentrado en las cantidades justas para obtener una calidad constante de la mezcla de alimentos.

Líder en innovación de mezcladores de alimentos

Las granjas profesionales utilizan mezcladores de alimentos para llevar a cabo esta tarea. Los ganaderos que le dan una gran importancia a la calidad, la eficiencia y la productividad, normalmente escogen vehículos de la empresa Mayer Maschinenbaugesellschaft mbh, los cuales se producen en Tittmoning (Baviera) y se venden en todo el mundo bajo la marca Siloking.

Siloking se considera líder en innovación en el sector de la tecnología alimentaria, y recientemente ha desarrollado una nueva generación de modelos de altas prestaciones entre los mezcladores de alimentos autopropulsados, unos vehículos con cabina y un sistema de accionamiento propio. El modelo SelfLine 4.0 se caracteriza por numerosas innovaciones. Entre estas, se encuentran los motores de ahorro de energía, que cumplen con las últimas normas internacionales sobre emisiones y que son alrededor de un 20 por ciento más económicos que los modelos anteriores.

Una nueva serie de uso universal

Otra de las novedades es el rediseño del chasis de las máquinas móviles, lo que supuso un gran desafío para los ingenieros de diseño. Esto se debe a que los vehículos deben ser extremadamente maniobrables para operar en el reducido espacio disponible en el establo, pero también deben ser capaces de recorrer a menudo distancias relativamente largas por carretera. Las exigencias de confort y seguridad para esta última aplicación son altas.

En Siloking se invierte mucho en el desarrollo de vehículos. En concreto, más de un diez por ciento de los 280 trabajadores en Tittmoning se dedican al diseño y desarrollo técnico. Gracias a esto, fue posible desarrollar un nuevo chasis trasero con suspensión independiente y que satisface los requisitos 'a veces' contradictorios.

Nuevo chasis trasero con suspensión independiente para los modelos de altas prestaciones

La respectiva carga de la rueda se transmite desde un punto de apoyo hasta el chasis del vehículo mediante un cilindro hidráulico en forma de un elemento de suspensión hidroneumático. El brazo inferior es un enlace que guía y solo transmite fuerzas laterales de la rueda. El nombre de "doble brazo transversal" deriva de esta disposición de los dos enlaces. Para evitar que las ruedas sean autodireccionales, es necesario que las barras de acoplamiento tengan exactamente la misma longitud que los brazos de apoyo y los brazos de guía. Sin embargo, para mantener el ancho de vía tan pequeño como sea posible, el cilindro de dirección fijado en la biela de pistón se sujeta mediante una guía paralela con cojinetes de igus.

Para ser más precisos, se tratan de cojinetes FJUM-02-50 con brida cuadrada, libres de mantenimiento y fabricados con material iglidur J autolubricado. Este material es extremadamente resistente al desgaste y se caracteriza por unos coeficientes de fricción y unas propiedades de absorción de vibraciones muy buenas. La baja absorción de humedad garantiza un funcionamiento satisfactorio incluso en entornos húmedos. El sistema de suspensión asegura un funcionamiento suave y estable de la máquina autopropulsada tanto en superficies irregulares como en carreteras estándar a elevadas velocidades.

Ventajas ante las guías de recirculación de bolas

Maximilian Hauser, diseñador del sistema de suspensión de las ruedas, explica los criterios que aplicó al seleccionar el cojinete: «En este caso, un cojinete de fricción es una mejor opción que una guía lineal con recirculación de bolas, la cual no puede asegurar una lubricación uniforme debido a que este tipo de guías realizan carreras cortas». Los cojinetes hechos de iglidur J mostraron que son resistentes al desgaste incluso en pruebas con altos niveles de estrés y en condiciones ambientales adversas.

El eje chapado en cromo duro de un diámetro de 50 milímetros asegura una combinación ideal de materiales que rotan en diferentes direcciones y que, junto con los cojinetes de iglidur J, se trata de una solución rentable.

Cojinetes en la cabina y la carcasa protectora del rodillo

La nueva suspensión independiente de las ruedas es una característica estándar de la máquina más grande de la nueva serie, la SelfLine 4.0 Premium 2215-22. Para los demás modelos, este tipo de suspensión está disponible de manera opcional. No obstante, las máquinas equipadas con los chasis tradicionales en tres puntos también utilizan cojinetes igus. Por ejemplo, la cubierta que protege el rodillo de corte está instalado sobre cojinetes igus, al igual que los sensores de ángulo para el sistema de control de nivel hidráulico.

Podemos encontrar otro cojinete del kit modular de igus en la línea de visión del conductor: en la pantalla central de 7 pulgadas y en la unidad de control para las básculas programables, las cuales están montadas sobre una guía lineal drylin W en vertical que permite ajustar la altura. Las básculas programables, son un elemento estándar, y muestra también la importancia de una composición exacta del alimento.

El cabezal de corte de las máquinas Siloking puede equiparse con un escáner NIR que funciona según el principio de la espectroscopia y detecta la cantidad de masa seca del alimento en tiempo real durante el retirado del mismo. Esto le permite al ganadero corregir la composición de manera inmediata y dar a las vacas el alimento que más les gusta y que es más adecuado para su digestión.

Más información