IFM en JAI 2020 - Mantenimiento 4.0. Mejora el OEE y reduce los gastos de mantenimiento

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Descargas
Visualizaciones del artículo Leído 1652 veces

Resumen de la ponencia realizada por Iker López de IFM en las Jornadas JAI 2020

Autora de artículo: | Nicolás Yagüe Novoa

El grupo IFM es un grupo de empresas creado en 1969 con sede en Alemania. Cuenta con más de 1000 personas trabajando en I+D y más de 1000 productos desarrollados.

Tienen sensores de procesos, sistemas de identificación, soluciones software, tecnología de seguridad, sensores de posición, sistemas para mantenimiento preventivo condicional de máquinas, sistemas de conexión…

De los sectores más importantes es el IFM software, donde se desarrolla software para la industria 4.0. Por otro lado, está el IFM service, que da servicio a las empresas que comprar el software. Además, tienen distintas empresas asociadas que dan tecnología a IFM software, como statmath, acm, GIB, SAP…

IFM permite dar soluciones tecnología operacional a (OT) e tecnología informativa (IT).

Hay diferentes niveles de inspecciones:

Nivel 1, donde se realizan inspecciones visuales; nivel 2, que son inspecciones instrumentales, nivel 3, donde se monitorizan las máquinas y sus herramientas (mantenimiento, procesos…) lo que hace finalmente tener una producción más efectiva y una mayor calidad; y el nivel 4, con soluciones Pdm. Para llegar al nivel 4 es necesario tener el nivel 3.

El software de IFM:

Analiza los errores, los monitorizan y los localizan. Además, se digitalizan las comunicaciones entre las máquinas y distintos servicios como email o SMS para enviar las notificaciones a los operarios y así avisar de que hay que realizar un mantenimiento.

Permite, por ejemplo, saber en todo momento la humedad, la temperatura, el nivel del aceite, fricción, estado de rodamientos… es decir, saber el estado exacto de las máquinas a través de INDICADORES.

También pueden monitorizar la forma de actuar de la máquina, a la vez de dar información del estado de la herramienta para saber si algo está deteriorado y se le necesita realizar un mantenimiento.

Presenta un manual que ayuda a un operario a saber como hacer el mantenimiento de lo que necesita la máquina en ese momento. A través de un monitor se presiona en la tarea que se desea realizar y se dan las instrucciones de cómo hacerlo.

El software presenta una zona de análisis donde se pueden ver las gráficas con los datos que el operario desee en una franja de tiempo ilimitada desde la instalación del software. Al tener una avería, este tipo de aplicaciones ayudan a conocer que ha pasado, dónde se encuentra el error y cuándo ha ocurrido. Es muy importante para la identificación de la avería y su posterior arreglo.

Con este software se pasa de un mantenimiento basado en tiempo, a un mantenimiento basado en condiciones (TBM-CBM). De esta forma el mantenimiento se le da a la máquina cuando una serie de condiciones preestablecidas lo indican y no cuando ha pasado un tiempo ‘x’ como pasaba anteriormente. Así, se reduce el coste del mantenimiento, se amplía el número de máquinas disponibles y se aumenta la calidad del producto.

Como las máquinas están en buen mantenimiento, las piezas se fabrican con buena calidad, por lo que no hay piezas rechazadas (con desperfectos). Si éstas últimas apareciesen, se desecharían, por lo que afectaría negativamente al medio ambiente. Sin embargo, con este software las máquinas están continuamente controladas y mantenidas, por lo que la tasa de piezas defectuosa es mínima.

Además, el software ayuda a las inspecciones de los operarios y que estos hagan más productos en el mismo tiempo. Todo en conjunto hace reducir los costes, pudiendo ser el producto más competitivo en el mercado.

Ejemplos:

En máquinas donde se monitoriza el cabezal, se pueden detectar herramientas dañadas o en mal estado y realizar un mantenimiento. Así, aumentar la disponibilidad de las máquinas optimizando la vida útil del cabezal, planificando cuando hay que cambiarlo en la condición necesaria, lo que hace reducir los costes. Se evita el coste de la urgencia, paradas no planificadas por rotura de cabezal y no se fabrican piezas desechables. Esto hace mejorar el OEE (indicador que mide la eficacia de la maquinaria industrial).

Por otro lado, el sistema detecta piezas NOK que no se detectarían de otra forma, evitando lotes de estas piezas que luego habría que buscar por la línea de producción para eliminarlas. El sistema ayuda a que se reduzca el número de intervenciones, inventario y paradas de la máquina, lo que hace reducir el coste del proceso.

IFM presentan varios casos de éxito en el automóvil como Renault, Fiat, Dacia, Jaguar, Land Rover, Volvo, Volkswagen… y clientes de aeronáutica.

Lo que ejemplificamos con un cabezal, se puede hacer en bombas, conveyors, ventilador, refrigerador, dosificador, válvulas, compresor, separador…

En conclusión, el software de IFM es una muy buena solución para tener monitorizado el mantenimiento de las máquinas, consiguiendo un coste del proceso óptimo y haciendo más competitivo el producto.

Ahora se plantea el hecho de automatizar el mantenimiento, además de ser monitorizado, para que un robot u otra máquina el realice el proceso de mantenimiento de la máquina o la herramienta.