Cómo actualizar maquinaria antigua para incorporar funciones inteligentes IIoT

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Blog Automatas
Visualizaciones del artículo Leído  2484  veces
Tags del artículo

Jonathan de EU Automation nos explica cómo adaptar los equipos heredados al IIoT y por qué la adaptación es más inteligente y conveniente que la sustitución de un sistema completo

Cómo actualizar maquinaria antigua para incorporar funciones inteligentes IIoT

El caso de una adolescente que, al parecer, tuiteó desde el frigorífico después de que su madre le retirara sus dispositivos se ha hecho viral. Esta situación resulta divertida por ser inesperada, ya que normalmente no se asocia a los frigoríficos, ni a los equipos antiguos, con la comunicación.

En este número, Jonathan Wilkins, director del proveedor de piezas de automatización industrial EU Automation, explica cómo adaptar los equipos heredados y por qué la adaptación es más inteligente y conveniente que la sustitución de un sistema completo.

Los equipos antiguos y máquinas de segunda mano no fueron diseñados para comunicarse, pero se les puede dar nueva vida al retroadaptar tecnologías inteligentes, incluso si tienen 20 años de antigüedad. La retroadaptación evita sustituir todo un sistema al incorporar las funciones que se precisan a los equipos que ya están instalados.

Problemas con los equipos antiguos

Los equipos antiguos funcionales, como pueden ser accionamientos, sensores y PLC, suelen ser la columna vertebral de la fábrica. Conforme la tecnología avanza, puede que estas máquinas tengan que integrarse con otras más nuevas que estén equipadas con funciones de recopilación de datos y comunicación, lo que puede provocar problemas para los fabricantes en cuanto a conectividad e interoperabilidad.

El ritmo con el que la nueva maquinaria se produce y satura el mercado es vertiginoso, a pesar de que la vida útil de los modelos con más antigüedad no haya llegado a su fin. No es deseable que la maquinaria antigua quede excluida de los avances tecnológicos, ya que sustituir la columna vertebral de la instalación requeriría invertir mucho tiempo y dinero. No obstante, los fabricantes no quieren dejar de recopilar datos que puedan contener información útil sobre sus procesos y equipos. Entonces, aparte de desmantelar sistemas enteros y sustituirlos por nuevas versiones, ¿qué se puede hacer?

En busca de la solución

Los ingenieros de diseño deberían implantar una hoja de ruta de las funciones digitales existentes en la fábrica y centrarse en los objetivos y fines, así como en la priorización de acciones que realmente aumenten el valor empresarial. Quizás sea necesario sustituir parte de la maquinaria por nuevas tecnologías, aunque retroadaptar los equipos antiguos viables con tecnología inteligente puede tanto resultar mucho más rentable que sustituir toda la línea de producción como ampliar la vida útil de los equipos.

El gran sueño de muchos fabricantes es la digitalización completa (vertical y horizontalmente) de toda la empresa, así como a nivel de proveedores y distribuidores. Por suerte, los fabricantes que persiguen este objetivo no tienen que invertir en un montón de equipos nuevos. Una medida que se puede adoptar a la hora de actualizar los sistemas es mejorar la interacción entre los humanos y las máquinas retroadaptando una interfaz hombre-máquina (IHM) con una interfaz gráfica más fácil de usar (como una pantalla táctil) o con funciones adicionales. Por ejemplo, una IHM se podría integrar fácilmente en el sistema conectando un USB, un RS-232 o un RS-485 entre la IHM y el PLC. Si las unidades tienen funciones inalámbricas, puede resultar incluso más sencillo.

En la maquinaria antigua se pueden instalar sensores inteligentes capaces de medir las vibraciones, la temperatura y la presión, permitiendo así la recopilación de datos para que estén disponibles en toda la red de la fábrica, lo que puede favorecer un enfoque de mantenimiento predictivo para obtener información sobre el rendimiento de las máquinas y las necesidades de mantenimiento inminentes. Si un sensor inteligente detecta que un componente del equipo se puede averiar, el fabricante puede adoptar medidas para solicitar una pieza de repuesto.

Si bien puede que estas sencillas medidas no satisfagan los sueños de introducirse en cada una de las partes de los equipos desde su frigorífico inteligente, sí que ofrecen un buen punto de partida para acceder, supervisar y controlar la información de forma remota en las fábricas.

/blogs-automatizacion/marcas/223-blog-automatas

Blog Automatas

Blog dedicado a comentar experiencias, tendencias, tecnologías y mercados relacionados  
con la Automatización Industrial




Descargas