Pinza industrial inteligentes fabricadas en impresoras 3D

Fecha de publicación
Cateogría del artículo Actualidad Industrial
Visualizaciones del artículo Leído  520  veces

La próxima generación de pinzas industriales modernas piensa por sí misma y se fabrica precisamente de acuerdo con los requisitos del cliente

Pinza industrial inteligentes fabricadas en impresoras 3D

Los sensores integrados envían información cuando la presión sobre la pinza se hace demasiado fuerte. Esto aumenta la calidad de las piezas fabricadas y se reduce el desgaste del material.

El Instituto Fraunhofer para Máquinas Herramientas y Tecnología de Formación (IWU) en Chemnitz ha presentado prototipos para una nueva generación de pinzas industriales. Las pinzas están hechas mediante impresión 3D y están equipadas con sensores para medir la presión o la temperatura durante el proceso de agarre.

Tan pronto como la presión de agarre es demasiado grande, por ejemplo, el operador recibe la respuesta correspondiente y puede contrarrestarla. Esto permite reducir el desgaste del material. Las pinzas sensibles a la presión también tienen la ventaja de que son adecuadas para partes de una herramienta con diferentes propiedades. Para componentes sensibles al calor, la presión de agarre se puede establecer en función de la temperatura medida.

El equipo dirigido por la Dra. Ines Dani, Jefa del Departamento de Integración Funcional y Construcción Ligera de la Fraunhofer IWU, utiliza fusión selectiva por haz láser (LBM) para la fabricación aditiva de las pinzas. Esto permite fabricar componentes metálicos que no podrían producirse con técnicas de fabricación tradicionales. Durante la fabricación aditiva, pequeños robots insertan los sensores en los puntos donde posteriormente realizarán mediciones. Este proceso se conoce como integración in situ.

"Pronto las pinzas también pensarán en la producción industrial y ahorrarán mucho tiempo y dinero", dijo el Dr. Ines Dani, jefa de departamento de integración de funciones y construcción ligera en Fraunhofer IWU, está convencida. El investigador conoce el mercado de la tecnología de agarre en la producción y ve una nueva forma de mayor calidad y flexibilidad que también aumenta la fiabilidad de la producción: la introducción de sensores en las pinzas, incluso durante su fabricación aditiva en una impresora 3D.

Las pinzas inteligentes tienen el potencial de acelerar la producción. Si son sensibles a la presión, permiten un acceso más rápido y directo a partes de una pieza de trabajo que anteriormente no eran adecuadas para el agarre. Además, se puede usar una pinza en diferentes lugares de una pieza de trabajo. Esto ahorra espacio en la planta de producción.

Las pinzas industriales con tecnología de sensor integrada son solo una de las innovaciones para la fabricación orientada al cliente que Fraunhofer IWU presentará en el 4º Foro de Fabricación Aditiva en Berlín

Más información