infoPLC ++ / Tecnología / Tendencias / 10 predicciones para las operaciones de la industria europea (Parte II)

10 predicciones para las operaciones de la industria europea (Parte II)


Otras cinco predicciones restantes destacadas por IDC se centran, entre otras cosas, en la apuesta por la seguridad y la integración del entorno IT con el OT. 

10 predicciones para las operaciones de la industria europea (Parte II)

Las primeras 5 predicciones para la industria europea realizadas por IDC hablan del potencial que el IIoT tendrá para las empresas manufactureras, pero también del riesgo que implica invertir en ellas. El resto de las previsiones se centran en la brecha que se abrirá entre la gran industria, capaz de asumir las inversiones, y aquella que aún no podrá hacerlo, y la decidida apuesta por la seguridad y la integración ¿definitiva? del entorno IT con el OT. 

Predicción #6: Hacia finales de 2020, el 55% de los fabricantes obtendrán beneficios comerciales de la integración de la cadena de suministro, sus operaciones en planta y la gestión del ciclo de vida de los productos y los servicios.

El proceso de negocio industrial como lo conocemos hoy en día se reconfigurará, por ello, la actitud de los gestores y de los responsables tecnológicos ha de estar encaminada teniendo en cuenta las evoluciones que vivirá la empresa. “Es conveniente planear cuidadosamente las etapas de esta transformación para evitar retrasos. Antes de lograr flujos de información y datos sin interrupciones, en tiempo real y de manera bidireccional, hay muchas decisiones de negocio e interrupciones operativas”.
En este proceso, como ya se apuntaba en la primera de las predicciones, IDC recomienda reevaluar la cartea de proveedores: “La visión es planificar a largo plazo y comprender qué socio puede ser el más adecuado para impulsar la transformación y la consolidación de las aplicaciones de TI a lo largo del tiempo”. Considerar las especificaciones y naturaleza de cada sector o proceso podría ser más relevante que identificar y eliminar los silos de información. “Cada pieza de información que se recoja gracias al IIoT tiene que ser entregada a múltiples audiencias, pero con el guion correcto y el contexto adecuado”.

Predicción # 7: De aquí a tres años, el 65% de las plantas productivas de las grandes empresas europeas trabajarán con tecnologías de asistencia automatizada como la robótica, la impresión 3D, la inteligencia artificial o la realidad virtual.

Cada una de estas tecnologías hará su particular aportación, pero también hará nuevas demandas, al proceso productivo. La seguridad es la premisa común a todas. “No queda más que invertir en soluciones de ciberseguridad”, dice IDC, a consecuencia de la gran cantidad de datos que se espera comiencen a ‘bailar’ de un extremo a otro de la cadena. Asimismo, un viejo conocido adquiere nueva relevancia: “Implementar aplicaciones PLM que proporcionan un soporte extremo a extremo para el diseño de productos y para la gestión de los datos del proceso es una necesidad. Esta arquitectura se ha de complementar con capacidades de auditoría virtual y entornos que integren el potencial de la fabricación aditiva”.

Predicción #8: Lo dicho. Para este mismo año, se espera que la proliferación de redes conectadas, el aumento de la instrumentación y el boom de los ecosistemas en la nube impulse a los fabricantes a rediseñar sus arquitecturas de seguridad.

“Las monedas de la industria en la actualidad son la información, la velocidad, la apertura y las plataformas”. Por lo mismo, en este panorama, el impacto de los desafíos de seguridad se vuelve cada vez más real. Más si se considera que las amenazas a la seguridad cibernética continúan creciendo y se vuelven más sofisticadas. “Rediseñar las arquitecturas y prácticas de seguridad será fundamental para las empresas de Europa Occidental que buscan innovar su modelo de negocio de forma segura y cumplir con las regulaciones europeas altamente exigentes”, explica Veronesi. Evitar la pérdida de datos y dotar de seguridad a la nube son las dos prioridades casi exclusivas de las empresas manufactureras en esta materia.

Y es que las arquitecturas de seguridad son uno de los pilares básicos de la Industria 4.0 y las empresas son conscientes de ello. De hecho, la mayoría de los fabricantes consultados confirmó que las inversiones en seguridad provendrán de nuevas partidas presupuestarias, no son nuevos desgloses de los presupuestos TI ya existentes. ¿Sobre el modelo? A medida de las necesidades de cada compañía con un cambio determinante: se dejará de gestionar identidades para pasar a gestionar entidades de seguridad IoT.

Predicción #9: En 2019, el 30% de los grandes fabricantes con iniciativas manufactureras inteligentes integrarán los sistemas TI y OT para obtener mayores beneficios en relación a la eficiencia y los tiempos de respuesta.

Según estimaciones de IDC, la mitad de los equipos de planta de los fabricantes están conectados, únicamente, a redes locales de planta. Las empresas europeas están ahora en proceso de despliegue de la instrumentación del equipo existente en planta y trabajando para mejorar sustancialmente la conectividad siendo capaces de evolucionar desde segregadas a coordinadas, y desde ahí, finalmente, a totalmente integradas. Un aspecto a considerar, según los expertos de la consultora, es la dificultad para identificar el ROI de estas iniciativas. Utilizar métricas basadas en el tiempo, donde la repetitividad o la reducción del ciclo sean los indicadores, ayudará a conocerlo.

Predicción #10: A finales de 2020, el 40% de todas las cadenas de suministro de fabricación europea tendrá la capacidad, ya sea interna o externalizada, para hacer envíos directos al consumidor.

La línea entre fabricación y venta continuará difuminándose. Mientras que los fabricantes se mueven cada vez más hacia la capacidad de satisfacer directamente la demanda del consumidor, se ven obligados a repensar, reequipar y reposicionar las estrategias de sus cadenas de suministro para garantizar la capacidad de satisfacer las demandas. “No se trata solo de servir ‘órdenes directas al consumidor’, los fabricantes europeos tendrán que interactuar con una serie de comercializadores más pequeños y menos propensos a la transformación digital que en mercados punteros como Estados Unidos”, explican desde IDC.

Más información