infoPLC ++ / Tecnología / Productos / Máquinas más fiables y eficaces para el procesado del aceite

Máquinas más fiables y eficaces para el procesado del aceite


Pieralisi está utilizando el motor de engranaje cónico helicoidal K80 fabricado por la filial especialista en tecnología de transmisión de WEG Watt Drive.

Máquinas más fiables y eficaces para el procesado del aceite

El proceso de extracción de aceite puro de las olivas es complejo, incluyendo operaciones tales como limpiar, mezclar la pasta y separar los sólidos de los líquidos. Tras limpiar y triturar las olivas, estas pasan por un proceso llamado amasado, donde se calientan y se convierten en una masa homogénea preparada para los procesos de separación y centrifugado.

El mayor constructor mundial de las máquinas necesarias para este proceso es la empresa italiana Pieralisi, que produce anualmente unos 900 sistemas completos para todo el proceso de producción, disponiendo de una de sus plantas en Zaragoza.  Precisamente es en esta planta donde sus técnicos se plantearon la necesidad de buscar soluciones para solventar algunos problemas asociados a  las cadenas de transmisión de una de sus  máquinas.

Se trata de que los componentes de transmisión que accionan la mezcladora constan de varios elementos y, entre ellos, una cadena de transmisión externa. Por una parte, el sistema requería un largo proceso de instalación y, por otra, su mantenimiento resultaba muy problemático, al enfrentarse a, por ejemplo, cadenas rotas o desconectadas.

La solución de WEG

Después de analizar las posibles soluciones que les ofrecía el mercado, optaron por la oferta de la empresa WEG, que les recomendó el motor de engranaje cónico helicoidal K80 fabricado por su filial especialista en tecnología de transmisión Watt Drive. Diseñado para ser instalado directamente en el eje del lateral de la máquina, el motor proporciona una interfaz de máquina de fácil instalación que permite a los ingenieros de Pieralisi reducir notablemente el tiempo de montaje.

El K80 es un sistema contenido e integrado sin elementos móviles externos adicionales, eliminando también el riesgo de ruptura o desconexión de los elementos y, por tanto, una sensible reducción de  los costes de mantenimiento.

Hay que tener en cuenta también que un menor número de piezas móviles se traduce en una fricción más reducida, lo que da como resultado menor consumo de energía y menor disipación de calor. Por tanto, mayor eficiencia energética (según los estándares IE3). Pieralisi estima que cada motor permite que el usuario alcance un ahorro en consumo eléctrico de hasta 2 kWh. Teniendo eso en consideración y según el modelo, las máquinas de amasado se accionarán gracias a dos o tres motorreductores K80 de WEG, por lo que tendrán un impacto significativo en la eficiencia energética de las plantas de producción de aceite de oliva.

 "Los productores de aceite de oliva son cada vez más conscientes del coste total de la maquinaria básica, como lo son las máquinas de amasado, y exigen una tecnología energéticamente más eficiente y más fiable", comentó Alejandro García, director técnico de la planta Pieralisi en Zaragoza. "WEG nos ha permitido proporcionar a nuestros clientes máquinas que son más eficientes en relación a la energía, más fiables y más resistentes, lo que nos ayuda a ser más competitivos en el mercado". 

 

 

Más información