infoPLC ++ / Tecnología / Noticias tecnología / Transformando la fabricación en masa en fabricación digital

Transformando la fabricación en masa en fabricación digital


Frente a la importante transformación que se espera en los próximos 10 años, “es necesario repensar cuál es el concepto de I3D".

Transformando la fabricación en masa en fabricación digital

Durante la celebración del evento Advanced Factories, la firma HP 3D Printing, que disponía de un gran stand en la parte de exposición, convocó una rueda de prensa para dar a conocer los avances que se están produciendo en el campo de la fabricación aditiva, así como las características de su impresora 3D HP Jet Fusion 3D 4200/3200 y la estación de procesado 3D HP Jet Fusion con módulo de enfriamiento rápido, ambas presentes en el stand.

Para ejemplificar las mejoras que puede aportar la fabricación aditiva, los responsables de la firma explicaron que ya están fabricando de forma digital la conducción de aire que se encuentra dentro de su propia impresora. “En tecnología tradicional, un ingeniero hubiera tenido muchas restricciones geométricas, mientras que este tipo de tecnología permite cualquier tipo de geometría, lo que se traduce en un 50% de reducción de coste, en un ensamblaje más sencillo y en la producción de una pieza que es superior a nivel técnico (en el caso de esta conducción, el aire no se escapa). Una vez hecho el diseño, con la misma tecnología se pueden realizar 4200 piezas para producción y 3200 para prototipaje. Pero, además, la pieza puede ser inteligente, pues cada vez que se imprime una es posible introducirle un sensor.

“Lo que queremos es transformar la fabricación en masa en fabricación digital”, siguen afirmando desde HP. Según un análisis realizado por la firma, el punto de equilibrio del coste por pieza se encuentra en estos momentos en 50.000 piezas, pero “queremos llegar a cientos de miles”, y esto será posible gracias a los niveles de productividad que se alcanzan, al bajo coste del material empleado y al bajo coste de operación. Pero frente a la importante transformación que se espera en los próximos 10 años, en el sentido de que este tipo de impresoras ya estarán inmersas en gran cantidad de procesos de producción, “es necesario repensar cuál es el concepto de I3D. Cuando se necesiten miles de máquinas 3D para producir, habrá que transformarlo todo”. Se proyectó un video en el que se simulaba una planta de producción en la que solo se fabricaban piezas con tecnología 3D que resultó bastante sorprendente y evidenció los cambios que implica a todos los niveles esta transformación. El viaje que deberá realizarse en los próximos años deberá seguir los siguientes pasos: diseño de la pieza, prototipaje, digitalizar, conectar y escalar

Pero, ¿cómo está siendo recibida esta tecnología en Europa? Ramon Pastor, vicepresidente y director general de HP 3D Printing, aseguró que las empresas que ya la utilizan están descubriendo que las piezas que producen son muy buenas, con grandes niveles de detalle y de densidad, gran resistencia a la abrasión, con capacidad para mover líquidos sin que se escape…. Es decir, los resultados son lo suficientemente interesantes como para que las empresas europeas se planteen su utilización, aunque todavía quede mucho camino por recorrer.

Por su parte, Alex Muñino, responsable de marketing de la firma, afirmó que a pesar de que los sectores industriales son los más interesantes para este tipo de fabricación -automoción, aeroespacial, medicina/dental, productos de consumo y electrónica y maquinaria pesada-, ahora ya empiezan a mostrar interés por ella clientes en las áreas de alimentación, juguetería y cosmética. “Cuando se descubren las facilidades de la tecnología, se abren las puertas a todos los sectores”, destacó.

En cuanto a la materia prima utilizada, el plástico, desde HP tienen a disposición de sus clientes un portal on-line desde el que pueden adquirir cualquier tipo de plástico, pero, además, han firmado acuerdos con grandes empresas del sector del plástico para que fabriquen materiales para sus impresoras (ofreciendo un kit de desarrollo de materiales).

En el stand, además de las dos máquinas citadas, podían observarse piezas fabricadas con la tecnología HP, muchas de ellas para el sector médico, pero también algunas para el sector industrial.

 

La solución de impresión 3D HP Jet Fusion 4200/3200 puede trabajar a una velocidad 10 veces más rápida a mitad de coste. En concreto, la 3D HP Jet Fusion 4200 utiliza los modos de impresión avanzada y personalizada para controlar las propiedades mecánicas, funcionales y estéticas, así como la precisión y la velocidad, con ella es posible la supervisión avanzada de la calidad de las piezas durante la impresión, facilita la adición de piezas para trabajos urgentes durante la impresión, experimenta una mejora en el rendimiento gracias a un disco duro de mayor capacidad y memoria adicional y reduce aún más el coste por pieza en comparación con la solución de impresión 3D HP Jet Fusion 3200.

Los sistemas automáticos de carga y mezcla de los materiales ayudan a optimizar el flujo y tiempo de trabajo. El sistema de extracción de piezas y recolección de materiales cerrado hace que no se necesite de un espacio adicional a la hora de extraer las piezas. La unidad de fabricación 3D HP Jet Fusion —que va incluida en la propia impresora—pasa a la estación de procesado una vez finalizado el trabajo, lo cual permite mantener un proceso de impresión continuo que maximiza la productividad. El módulo de enfriamiento rápido de HP reduce el tiempo de enfriamiento y acorta, por lo tanto, el tiempo necesario para producir una pieza, lo que permite disponer de un mayor número de piezas en el mismo día.

Además, una de las características destacables de la HP Jet Fusion3D Processing Station es que el 80% del polvo de plástico utilizado es reutilizable (reciclable). Se trata de un termoplástico resistente y polivalente apto para ingeniería (no clasificado como peligroso) que permite una reutilización del excedente de polvo.

 “Ahora utilizamos básicamente Poliamida 12, pero en un futuro no muy lejano existirán nuevos materiales, más flexibles.  Además, también en un futuro no muy lejano, será posible imprimir en color sin perder funcionalidad”. En cuanto a la posible contaminación que pueden producir estas máquinas, sus responsables aseguran que no existe riesgo de contaminación por micropartículas porque la estación de procesamiento se encuentra totalmente aislada.

El software

Las impresoras 3D de HP pueden trabajar con cualquier software de diseño 3D presente en el mercado, aunque la impresora funciona con un software propio, una plataforma abierta denominada HP SmartStream 3D Build Manager y Command Centre: soluciones de software completas y fáciles de usar  incluidas en la solución que optimizan el flujo de trabajo, desde el diseño de la pieza hasta la pieza final.

Es importante destacar que, en la búsqueda de la importante estandarización, se ha creado un consorcio con firmas como Siemens o Stratasys, entre otras.