infoPLC ++ / Tecnología / Noticias tecnología / Canadá, ¿fusión nuclear en 2030?

Canadá, ¿fusión nuclear en 2030?


Canadá acaba de anunciar que será capaz de desarrollar esta tecnología en los próximos 13 años

Canadá, ¿fusión nuclear en 2030?

Desde la década de 1950 la fusión nuclear es una promesa, pero durante casi 70 años, estos sueños han chocado contra la pared de la realidad. La tecnología es extremadamente compleja a gestionar, puesto que se debe confinar un plasma a varios millones de grados para iniciar el proceso. Sin embargo, Canadá acaba de anunciar que será capaz de desarrollar esta tecnología en los próximos 13 años.
Desde hace bastante tiempo, en América del Norte, especialmente en Canadá, han surgido numerosas startup que están desarrollando viejas tecnologías de fusión que fueron abandonadas en los años 70 y 80 debido a su complejidad. Actualmente, con la nueva potencia de cálculo de que se dispone, parece que su desarrollo es posible y rentable. En un informe "Fusión 2030", elaborado por la Universidad de Alberta, la Universidad de Saskatchewan, la Fusion technology Alliance, el centro Fedoruk y la General Fusion se presenta una hoja de ruta para poner en servicio el primer reactor de fusión en el año 2030.

125 millones de dólares

Para ello, en dicho informe se pide el apoyo del gobierno para desarrollar un demostrador. Se valora en 125 millones de dólares los costes del proyecto para ser distribuidos entre varias compañías y grupos de investigación. Una suma bastante razonable en comparación con el programa internacional ITER, que se construye en el cuello Cadarache (Bouches-du-Rhône) en Francia, y que moviliza a 18.600 millones de euros.

¿Cómo lograr tal hazaña? Los autores quieren compartir los conocimientos dispersos en todo el territorio de Canadá. El informe cita, por ejemplo, "los esfuerzos realizados por General Fusión en la Colombia Británica,  también un grupo clave de experiencia en la tecnología de fusión magnética y la fusión por láser en las universidades de Saskatchewan y Alberta, respectivamente, así como una experiencia global en tecnología de tritio, sobre los combustibles de fusión y las interacciones neutrón-materia realizadas en la universidad de Ontorio o las interacciones de combustible de fusión y de neutrones trabajadas en el laboratorio nuclear de Canadá y en otras universidades ... "

Una primera fase de cinco años permitirá agrupar a todos estos jugadores para desarrollar una competencia compartida. Una segunda fase hasta 2030 se dedicará a construir el primer demostrador que producirá en realidad electrones. Los autores no señalan el momento en que la tecnología será utilizada para confinar el plasma, magnético o inercial.

"La posibilidad de desarrollar la fusión para satisfacer la demanda mundial de energía justifica un gran esfuerzo internacional para controlar esta fuente limpia y sostenible. (...) Podemos anticipar que la fusión se convertirá en una importante fuente de energía a mediados de este siglo o antes. Este recurso, prácticamente inagotable, ambientalmente aceptable y accesible universalmente, tendrá un impacto en la estrategia global de la energía ", señalan los autores del informe.