infoPLC ++ / Tecnología / El futuro visto desde Siemens

El futuro visto desde Siemens


Según Joe Kaeser, máximo ejecutivo de la multinacional alemana, la clave está en la digitalización. Los resultados y las últimas operaciones de la compañía así lo confirman.

El futuro visto desde Siemens

La prensa especializada internacional se ha hecho eco de una invitación del CEO de Siemens, Joe Kaeser, a analistas industriales y financieros así como miembros de la prensa internacional en la sede de la compañía en Munich para ofrecer pinceladas sobre cómo piensa Siemens respecto a como las nuevas tecnologías moldearán nuestro futuro. Como no podía ser de otro modo, para Siemens la clave está en la digitalización.

De hecho, la inversión a largo plazo realizada por Siemens para dicho fin parece estar dando sus frutos. Para el año fiscal 2017, la compañía informó un crecimiento del 11% (sin contar la adquisición de Mentor) en ventas relacionadas con tecnologías digitales. Algo menos del 80% de dichas ventas provino del software y del creciente mercado de servicios digitales.

Con la adquisición de Mentor Graphics y la compra de una participación en Bentley Systems en 2017, Siemens ha ampliado aún más su cartera de software para la industria. Al mismo tiempo, la compañía ha ampliado su oferta de servicios digitales en torno a su plataforma MindSphere, sus sistemas operativos IoT basados ​​en la nube y dirigidos a usuarios industriales. Para impulsar este negocio, Siemens ha abierto 20 centros de aplicaciones MindSphere en 17 países, atendidos por unos 900 desarrolladores de software, especialistas en gestión de datos e ingenieros que trabajan con clientes para desarrollar aplicaciones de análisis de datos y aprendizaje automático. Con el lanzamiento de la versión 3.0 en enero MindSphere estará disponible para los usuarios de AWS (Amazon Web Services) y en las plataformas SAP y Microsoft. Según la compañía, esta asociación proporcionará a los clientes acceso a un potente entorno de desarrollo, funciones de análisis adicionales y una mayor conectividad.

Así, su mirada respecto a la innovación se centra en sus tecnologías centrales, incluyendo fabricación aditiva, robótica autónoma, aplicaciones blockchain, movilidad conectada, conectividad y dispositivos periféricos, ciberseguridad, análisis de datos, inteligencia artificial, sistemas de energía distribuida, almacenamiento de energía, electrónica de potencia y simulación. Según un comentario de ARC, de todo ello se deduce sobre dónde Siemens planea desplegar sus recursos de I + D en el futuro, y cómo la compañía está trabajando para mejorar la velocidad de la innovación y la asignación de capital.

Moldeando el futuro de la automatización

Como líder en tecnología de automatización, Siemens está moldeando activamente el futuro de este mercado. En los últimos años, la industria de la automatización ha adoptado cada vez más tecnologías de información "comerciales" que ahora están remodelando las arquitecturas de los sistemas de control. A medida que estos sistemas se vuelven más similares a las de IT mediante la distribución de inteligencia, es solo un pequeño paso implementar en la automatización tecnologías de valor añadido como el análisis de datos y la inteligencia artificial. Con las aplicaciones analíticas de hospedaje de MindSphere en la nube, las industrias manufactureras y de proceso pueden aprovechar la gran cantidad de datos que ahora es posible cosechar de sus procesos de fabricación, analizarlos a nivel de máquina o planta o transmitirlos a la nube para una comparación del rendimiento del proceso en diversas plantas.

En el Día de la Innovación, celebrado en Munich el pasado mes de diciembre, Siemens enfatizó también sobre las ventajas de usar gemelos digitales para la simulación en diferentes áreas. El gemelo digital desempeña un papel en una variedad de industrias, desde la administración de energía hasta la atención médica, pero su papel en las aplicaciones de fabricación es especialmente convincente. Un gemelo digital vincula todos los modelos y datos relacionados con el diseño del producto y los procesos de fabricación, poniéndolos a disposición de los interesados, desde los diseñadores hasta los ingenieros, operadores y técnicos de servicio. Usando su propio gemelo digital, un sistema puede monitorearse a sí mismo y simular el comportamiento futuro en tiempo real. Cuando se combina con el aprendizaje automático, un subconjunto de inteligencia artificial que utiliza algoritmos para detectar patrones en los datos de proceso, permite crear un circuito cerrado de retroalimentación continua para predecir los problemas antes de que ocurran.