infoPLC ++ / Mercado / Tribuna / Big Data pero también intuición

Big Data pero también intuición


Datos para una producción más eficiente, datos para una gestión más rentable, datos para la toma de decisiones empresariales... ¿Nos olvidamos de la intuición empresarial?

Big Data pero también intuición

Es posible que cuando se escriba la historia de la tecnología de esta época, nuestra década se la califique como "la de la irrupción de los datos". El Internet de las Cosas aportando tantos datos como se quiera y los Big Data ofreciendo todas los posibilidades de gestión y análisis de los mismos que se deseen.

Datos para una producción más eficiente, datos para una gestión más rentable, datos para la toma de decisiones empresariales...

Y no hay duda que esta posibilidad de disponer y de gestionar grandes volúmenes de datos está abriendo importantes posibilidades a la industria y, en general, a todas las empresas, sean del sector que sean. De todos modos, déjenme que me pregunte si, especialmente en el caso de toma de decisiones empresariales, tantos datos no puede ir en detrimento de la intuición de una o más personas que ha sido clave del éxito empresarial en un gran número de casos.

En estos últimos tiempos oigo muchos discursos empujando a jóvenes y no tan jóvenes a convertirse en emprendedores. Se supone que, al hablar de emprendedores, se refieren a personas innovadoras capaces de crear nuevos mercados, intuidos por ellos a partir de nuevas tecnologías o de nuevas situaciones sociales traducidas en nuevas necesidades. He aquí donde parece que la intuición le gana la partida a la acumulación de datos.

Reflexionando sobre todo ello, he recordado un libro publicado en 1942 titulado "Capitalismo, socialismo y democracia" que viene despertando debate desde entonces. La tesis de su autor, el economista austriaco Joseph Shumpeter,  no es otra que la destrucción del pasado y la creatividad frente a lo nuevo están detrás del éxito del capitalismo. Probablemente las innovaciones impulsadas por los emprendedores  pueden crear muchos problemas destruyendo empresas bien establecidas e incrementando el número de desempleados, sin embargo, a medio plazo, dará lugar a una etapa económica mejor que la anterior. De aquí que Schumpeter hable de "la destrucción creativa".

Pero volvamos al principio, se trataba de reflexionar sobre la contraposición o no de Big Data y la intuición e imaginación de los gestores empresariales o los creadores de nuevas empresas.

Más de un autor experto en estos temas señalan que los datos de que dispondremos podrán ser muchos pero siempre referidos al pasado. Ayudarán a entender lo que se ha hecho bien o mal en el pasado pero, ¿serán realmente una buena herramienta para conocer el futuro y los cambios que pueden producirse en la industria y en la sociedad?

Quizás ante la pregunta ¿datos o intuición? debería responderse unos y otra. Las decisiones pueden basarse en los datos y su análisis pero en dicho análisis una parte importante ha de ser la experiencia y la intuición de quienes deben tomar decisiones. Estos deben saber que los análisis de datos aportan muchas ventajas, pero también los analistas han de saber y respetar el valor de las citadas experiencia e intuición.

Claro que quizás todo lo dicho valga solo para el presente, el futuro con el desarrollo de la inteligencia artificial es bien posible que exija respuestas muy diferentes y, al igual que ocurre con la física cuántica, todo se base en la probabilidad y no en la certeza. En definitiva, el éxito de las nuevas propuestas empresariales siempre es incierto. La característica, según Schumpeter, del emprendedor creativo es que no se arredra ante los fracasos.