infoPLC ++ / Mercado / Tribuna / No a la autoridad, si al liderazgo

No a la autoridad, si al liderazgo


 La falta de conocimientos a nivel de gestión es el mayor obstáculo cuando se trata de transformar digitalmente las industrias alemanas

No a la autoridad, si al liderazgo

Quizás con el entusiasmo que muchos técnicos tendemos a contemplar las nuevas propuestas tecnológicas, hemos olvidado transmitirlas también adecuadamente a quienes son los gestores y directivos de las empresas.  Así se desprende de un estudio realizado por la consultora de gestión Staufen sobre la industria alemana. "La falta de conocimientos a nivel de gestión es el mayor obstáculo cuando se trata de transformar digitalmente las industrias alemanas", se afirma en dicho estudio, añadiendo que tres de cada cuatro empresas lamentan la falta de conocimientos técnicos de sus gestores.

Creo que hace más de 20 años, cuando la digitalización en la industria estaba solo en sus comienzos, proliferaron las conferencias sobre la buena gestión del cambio operacional que exigían las nuevas tecnologías. Transformar las estrategias, los procesos, la tecnología y las personas, se decía. Olvidarse del "siempre se ha hecho así". Crear un nuevo ambiente empresarial y una nueva cultura de la empresa.

Es precisamente por esto que me ha sorprendido que en una encuesta realizada a más de doscientas empresas alemanas y a unos mil empleados ha resultado que más del 40% de estos últimos afirman que el principio de "obedecer y obedecer" todavía gobierna su lugar de trabajo.

¿Realmente, es posible tener éxito en la transformación digital de una empresa con estilos de gestión autoritarios como los que se desprenden de estas respuestas ?

¿No será precisamente en un ambiente de cooperación y autorrealización de los trabajadores en todos los niveles donde podrán avanzar exitosamente las innovaciones que plantea la Industria 4.0? Un dato interesante que se desprende del estudio de Staufen es que parece que los gerentes de las empresas industriales alemanas son más proclives a los cambios de gestión cuando soplan vientos económicamente favorables, pero cuando se presentan malos tiempos tienden a cambiar de actitud y a pasar directamente a transmitir las presiones a que están sometidos a toda la organización.

Pero es que en el estudio se afirma también que algunos gerentes se sienten abrumados cuando se enfrentan a tener que mejorar sus conocimientos digitales a la vez que han de plantearse un nuevo estilo de gestión. 

Si se consulta la multitud de trabajos que se han escrito sobre la llamada gestión del cambio se observa que en prácticamente todos los casos se dan consejos y metodologías para que la dirección de la empresa transmita esta necesidad a toda la organización, pero no he encontrado ningún caso en el que se proponga formación precisamente para dicha dirección.

Los cambios tecnológicos van muy deprisa, no solo para las empresas industriales sino incluso para la sociedad en general. Y los nuevos tiempos exigen nuevas actitudes. Me atrevo a decir que incluso nuevas formas de entender y ejercer la autoridad. Quizás se debiera pasar de la autoridad al liderazgo, entendiendo que al líder se le otorga la autoridad y la confianza desde abajo a la vez que este es capaz de despertar el instinto creativo de los miembros de un equipo. Si dicho instinto está siendo sofocado por la mentalidad dominante de una compañía, no creo que quepa esperar grandes progresos en esta llamada Industria 4.0.

Se dice que vivimos tiempos de cambio en todos los sentidos, lo que los pretenciosos llaman un nuevo paradigma. Están entrando en crisis modelos de sociedad que tienen más de dos siglos y quizás también entre en crisis esa organización patriarcal basada en la autoridad vertical de arriba a abajo y cuya historia tiene más de veinte siglos. Sería paradójico que gracias a la tecnología con sus múltiples sistemas de cooperación digital y a la necesidad de incorporarla por parte de las empresas para mejorar sus resultados, se conviertan dichas empresas en uno de los primeros actores de esta nueva sociedad que se apunta.

Déjenme hacer una última pregunta de algún modo interesada, ¿no creen ustedes que para esta nueva sociedad, las mujeres lo vamos a tener más fácil por la sencilla razón de que siempre hemos ejercido muy poca autoridad y, en cambio, sí sabemos de liderazgo, como mínimo con nuestros hijos?