infoPLC ++ / Mercado / Tribuna / China, supercomputadores y el Forum de Davos

China, supercomputadores y el Forum de Davos


Parece que en EEUU andan preocupados con la competencia china en el mercado de los microprocesadores. La verdad es que no es para menos.

China, supercomputadores y el Forum de Davos

Una muestra: resulta que China acaba de anunciar el supercomputador más potente del mundo, tres veces más que el sistema chino anterior, Tianhe-2, que ya ocupaba un primer lugar entre los equipos de estas características presentes en el mundo. Sin embargo, la noticia realmente importante no es tanto esta sino que, si bien en el caso de Tianhe-2 todos sus chips eran de Intel, los del nuevo equipo son todos de fabricación china. 40.960 microprocesadores ShenWei, desarrollados por el centro nacional chino, y cada uno de ellos tiene una potencia de 3 teraflops (un teraflot es el número de operaciones de punto o coma flotante por segundo que es capaz de realizar un procesador).

En todo caso, hay que señalar que las inversiones chinas en el campo de los procesadores y los supercomputadores están resultando particularmente eficaces. En 2001, no había ningún equipo chino que figurara dentro de la clasificación mundial de los 500 supercomputadores más potentes. Actualmente cuenta con 167 dentro de esta clasificación frente a los 165 de EEUU.

¿Recuerdan aquella carrera espacial que tuvo lugar entre EEUU y la URSS a partir del lanzamiento por parte de esta última en 1957 del Sputnik, que fue el primer satélite espacial de la historia? La carrera espacial se convirtió en una parte importante de la rivalidad cultural y tecnológica entre la URSS y Estados Unidos durante la guerra fría. Pues bien, parece que una nueva carrera tecnológica se apunta ahora entre China y EEUU en torno de los procesadores y los supercomputadores, equipos que, sin duda, pueden ser herramientas básicas para el desarrollo de muchas otras tecnologías. Entre otras, la de la tecnología espacial en la que China también está trabajando e invirtiendo considerablemente. Es de suponer que cuando hace unos meses Barack Obama defendió el envío de una tripulación a Marte en 2030 estaba poniendo una meta para el desarrollo de la tecnología espacial al igual que el poner un hombre en la luna fue el gran incentivo en la década de los 60 del pasado siglo. El 20 de julio de 1969 EEUU ganaba la carrera al poner el primer hombre en la luna. ¿Quién ganará en esta nueva carrera?

Lo cierto es que China está convirtiéndose en la gran potencia, también en tecnología, que compite con EEUU. Es por ello que no me ha sorprendido leer en El País que los organizadores del Foro de Davos hayan aceptado que dicho Foro se adelantara para no coincidir con el Año Nuevo Chino. Pero, ¿era este el principal objetivo? Según el artículo, resulta sospechoso que precisamente se haya elegido la semana de la inauguración de la nueva presidencia estadounidense. Una peculiar contraprogramación televisiva.

Ahora que el futuro presidente Trump cuestiona los acuerdos comerciales, parece que la comunista China se erige como abanderada de la globalización y el libre comercio. Vivimos tiempos sorprendentes. En todo caso, el presidente Xi llega a Davos con una numerosa delegación empresarial, encabezada por las mayores fortunas de aquel país.

Klaus Schwab, presidente de la entidad organizadora del Forum, ha afirmado en conferencia de prensa que “China alcanzará pronto a EEUU como potencia económica, así que interpreto que el presidente Xi piensa explicar cómo el país ejercerá ese liderazgo de manera responsable”.

Esperemos que lo haga y luego lo cumpla, aunque, visto lo visto, permítanme que exprese unas ciertas dudas.