infoPLC ++ / Mercado / Panoramas / Las claves económicas de la industria para 2017

Las claves económicas de la industria para 2017


Las perspectivas de la industria para 2017 son moderadamente positivas

Las claves económicas de la industria para 2017

En un contexto de crecimiento macroeconómico a nivel local y mundial, la industria se juega sus buenos resultados en campos como la rápida adopción de las tecnologías de automatización y el 3D, los modelos de negocio colaborativos, su ingenio para resolver el desafío -constante e inacabable- que implica el encarecimiento del suministro energético, así como su capacidad para consolidarse en los mercados extranjeros.

Según datos del Fondo Monetario Internacional, tras el “deslucido” resultado del año pasado las previsiones del organismo apuntan a un repunte de la actividad económica en 2017 y 2018, especialmente en las economías de mercados emergentes y en desarrollo. Entre las tendencias que marcarán el ritmo de la economía global está el estímulo fiscal previsto en Estados Unidos, que promete dinamizar los mercados del primer mundo, y la mejora de China en vista del mantenimiento de las políticas de respaldo del gigante asiático. El afianzamiento de los precios del petróleo tras el acuerdo al que llegaron los miembros de la OPEP y otros grandes productores para limitar la oferta marcará el ritmo del crecimiento mundial este año.

Para España, tras situarse en 2016 en el 3,2%, tasa coincidente con la observada un año antes, el crecimiento medio del PIB se moderaría hasta el 2,5% en 2017. En 2018 y 2019, el incremento del producto se situaría en el 2,1% y el 2%, respectivamente. En lo que se refiere al crecimiento orgánico de la economía, se espera que el crecimiento del producto siga sustentándose en el gasto doméstico, si bien la contribución de la demanda exterior neta sería también positiva. Asimismo, tras la ralentización observada en 2016, se espera que de aquí a 2019 se produzca un fortalecimiento del crecimiento de los mercados de exportación de España, que, desde el punto de vista geográfico, se concentraría en algunas regiones ajenas al área del euro, tales como Asia y Latinoamérica.

Específicamente para el sector industrial, si se considera  el Índice General de Producción Industrial (IPI), este repuntó una media del 1,6% en 2016, impulsado por todos los sectores, salvo la energía. La producción de bienes de equipo se incrementó una media del 3% respecto al año anterior; la de los bienes intermedios fue de un 2%; bienes de consumo no duradero crecieron un 1,7% y los duraderos un 0,8%. La energía fue el único sector que recortó su producción media anual, con un retroceso del 0,7%. A la luz de estos datos, las perspectivas de la industria para 2017 son moderadamente positivas.

 

Más información