infoPLC ++ / Mercado / Noticias Mercado / La nube es una opción al alza para las aplicaciones, según Capgemini

La nube es una opción al alza para las aplicaciones, según Capgemini


Las empresas hacen una apuesta más decidida por el cloud en búsqueda de más agilidad y capacidad de innovación.

La nube es una opción al alza para las aplicaciones, según Capgemini

Tal y como ha constatado Capgemini a través de un reciente estudio, se está detectando un sensible aumento en la adopción del cloud por parte de las empresas con un incremento significativo del uso de las aplicaciones nativas en la nube.

Según la consultora, este tipo de soluciones, desarrolladas para obtener un rendimiento óptimo y aprovechar al máximo el modelo de Plataforma como Servicio (PaaS), aportan a las empresas mejoras en la agilidad y la innovación del negocio. Actualmente, el 15% de las nuevas aplicaciones de las empresas se desarrollan como nativas de la nube, y se espera que puedan representar el 32% en 2020.

“Este es un cambio trascendental en el sector. Según nuestras previsiones, de aquí a 2020 las arquitecturas nativas de la nube serán la opción por defecto de las empresas, especialmente para las aplicaciones utilizadas en la interacción con los clientes. Esto se debe a la necesidad continua de introducir innovaciones con rapidez y mejorar la experiencia del cliente”, explica Franck Greverie, responsable de Cloud y Ciberseguridad de Capgemini a nivel mundial. Según el experto, las compañías que se retrasen en adoptar este modelo tendrán que lidiar para reducir la brecha que las separe de los pioneros nativos en la nube: “Las organizaciones deben escuchar a sus CIO y tomar conciencia del inmenso potencial que ofrece la tecnología cloud-native para obtener ventajas empresariales y capacidad de innovación. Los CIO también deben resolver las deficiencias en materia de cultura y competencias de sus organizaciones en su viaje hacia la nube nativa”.

El estudio, en el que participaron más de 900 profesionales con puestos directivos en áreas de TI y de negocio de más de 11 países de Europa y América, además de Australia, atribuye el salto en la adopción de la nube al interés de las empresas por mejorar su agilidad (74%), incrementar su capacidad de colaboración con partners externos (70%) y ofrecer una mejor experiencia al cliente (67%).

Hacia un entorno cloud

Seis son las recomendaciones que hace a consultora para su adopción temprana: evaluar la relación de aplicaciones e identificar prioridades para el desarrollo en la nube; generar credibilidad poniendo en marcha una clara hoja de ruta y demostrando capacidad para contribuir al crecimiento; plantear un desarrollo gradual: de poco a más hasta formar un equipo con las habilidades necesarias; adaptar el modelo operativo de TI para que mejore la agilidad y estabilidad del negocio; ser pragmáticos en la selección de tecnologías, e incubar una cultura de innovación, colaboración, ensayo-error y aprendizaje.

Es que de hecho, pese a las cifras positivas, a día de hoy sólo un grupo reducido de organizaciones pueden considerarse líderes en la apuesta por estrategias cloud-native. Son aquellas en las que más del 20% de sus nuevas aplicaciones se desarrollan en la nube y, con ello, tienen una probabilidad de incrementar los ingresos atribuibles a estas aplicaciones de casi el doble de la de organizaciones que son más lentas en la adopción del enfoque nativo (84% frente al 44%).

Entre los motivos por los que las compañías adopta este tipo de soluciones está la mayor la agilidad en desarrollo de software, la automatización de las  pruebas de software y la completa integración de herramientas DevOps. Conforme crece la adopción, los CIO centrados en estrategias cloud nativas consideran que las TI irán ocupando un papel más preponderante en la consecución de los objetivos de negocio, como los vinculados al desarrollo de nuevos modelos de negocio (67%), mayor capacidad de adaptación (72%), mayor rapidez en la actualización de productos y servicios (71%) y la adopción de nuevas rutas al mercado (68%).

La mayor barrera detectada por los CIOs es, tal y como se desprende del informe,  es convencer a los máximos responsables de las organizaciones de la necesidad de invertir en apps de nube nativas, cuya prioridad suele ser la reducción de costes. Estas dificultades pueden tener su origen en la estructura organizativa, con una cultura enraizada que se opone a la misma esencia del trabajo en la nube (65%) o la falta de competencias necesarias para el desarrollo (70%), o hasta en una cuestión o carácter técnico, como las dificultades de integración con la infraestructura ya existente (62%) y el compromiso contractual que tengan con proveedores (58%).

Los referentes del cambio

Por sectores, del total de empresas consultadas, algo más de una cuarta parte de las tecnológicas (26%) y casi un tercio de las industriales (29%), lideran la adopción de apps nativas de la nube, frente a un 11% de las entidades de servicios financieros, un 18% de las aseguradoras y un 22% de las de retail y distribución.

En el caso de los bancos, el 10% de las nuevas aplicaciones en banca, el 47% en aseguradoras y el 27% en empresas de retail son nativas de la nube. De hecho, se espera que estos tres sectores lideren las inversiones en PaaS  en los próximos años.