infoPLC ++ / Mercado / La eficiencia operativa sigue siendo el principal objetivo de la digitalización

La eficiencia operativa sigue siendo el principal objetivo de la digitalización


Rockwell Automation presenta un amplio informe sobre el estado de la digitalización industrial en el mundo. Como sector, lidera la automoción, y como regíón, EMEA. La ciberseguridad atrás en las prioridades.

La eficiencia operativa sigue siendo el principal objetivo de la digitalización

Rockwell Automation realizó recientemente una encuesta a líderes senior de compañías industriales globales sobre sus iniciativas digitales. Los resultados proporcionan una visión de cómo las empresas están utilizando la tecnología digital para mejorar su negocio, así como el progreso que están haciendo y los obstáculos que se interponen en su camino.

Por un amplio margen, los líderes senior de todo el mundo confirmaron que el aumento de la eficiencia operativa es la máxima prioridad para sus iniciativas digitales. Apoyar las actividades de marketing y ventas es la siguiente prioridad. Las claves de negocio para ello incluyen mejorar la adherencia de los clientes, lograr un crecimiento orgánico y mejorar las experiencias de los clientes.
Impulsar la innovación llegó en tercer lugar. Los líderes dijeron que quieren usar el desarrollo de productos para mantenerse por delante de la competencia, conectar sus cadenas de suministro y mejorar la seguridad de los empleados.

Según constata el estudio, gran parte de los encuestados dijo que está en la etapa de RFP o más más allá en sus iniciativas de digitalización. Esto incluye a aquellos que se encuentran en una etapa de prueba de concepto (21%), implementación (15%) o han completado, al menos, una iniciativa (22%). Sin embargo, casi uno de cada cuatro líderes aseguró que su compañía no ha comenzado a planificar una iniciativa digital. Solo se encuentran en una fase de exploración o investigación.

En este escenario, las tres cuartas partes de los encuestados mencionaron que la seguridad ha mejorado o se ha mantenido igual como parte de sus iniciativas digitales. Del mismo modo, la mayoría (81%) de los que están en las etapas de planificación también espera que la seguridad mejore o permanezca igual.

Los desafíos de la digitalización

Los principales desafíos organizativos o de recursos que los líderes dicen que afectan a sus iniciativas digitales son las competencias exigentes sobre recursos organizacionales, integración de infraestructura heredada, falta de habilidades requeridas, la necesidad de desarrollar una estrategia de digitalización y un ROI poco claro. Desde un punto de vista operativo y de datos, los principales desafíos incluyen dificultad de integrar datos en múltiples sistemas, capacidades inadecuadas para aprovechar los datos de operaciones, disponibilidad de datos inadecuada/acceso desafiado a los datos, desafíos en la conversión de datos a un formato interoperable y las preocupaciones sobre la seguridad de los datos/sistema.

Aparte de estos desafíos, también hay preocupaciones sobre cómo mantener las iniciativas digitales. La mayoría de los encuestados (85%) afirmó que están preocupados o algo preocupados por respaldar sus activos implementados, porque los recursos internos son limitados, insuficientes o no están preparados.

En lo que se refiere a la inversión, los líderes senior aseguraron que más de la mitad de su inversión en iniciativa digital estará en software (31%) y hardware (27%). En el lado del software, sus principales prioridades son la infraestructura de IoT, la visibilidad de la cadena de suministro y la seguridad. Para el hardware, la principal prioridad de inversión de forma aplastante fue la conectividad de datos –cosas como sensores inteligentes, gateways e historiadores de datos. Los servicios profesionales representan aproximadamente una quinta parte de los presupuestos. En este ámbito, el 70% de los encuestados respondió que es importante utilizar un proveedor con una cartera de productos y servicios de extremo a extremo. 

Resultados clave de la industria

AUTOMOCIÓN. Las compañías automotrices están mucho más avanzadas en las fases de implementación y mejora continua de sus iniciativas digitales en comparación con otras. Además, muy pocos actores de este sector se encuentran aún en las etapas de exploración, RFP y prueba de concepto.

El 43% de los líderes senior del sector automotriz afirmó que la falta de habilidades requeridas es uno de los tres principales desafíos organizativos y de recursos que afectan a su iniciativa digital. Ese es el porcentaje más alto de cualquiera de los sectores encuestados. Le siguen de cerca alimentación y bebidas y minería (36% en ambos). Otros recursos principales y dificultades organizativas citadas por los líderes de la industria automotriz incluyen demandas competitivas sobre recursos organizacionales (43%) y desafíos en la integración de infraestructura heredada (32%).

La industria automotriz se aparta de todos los demás sectores cuando se trata de las prioridades de sus iniciativas digitales. Las otras seis industrias encuestadas dijeron que el aumento de la eficiencia operativa es la prioridad número uno de sus iniciativas digitales. La principal prioridad del sector automotriz es impulsar la innovación.

QUÍMICA. Los líderes de la industria química claramente quieren usar las tecnologías digitales para operar mejor. Citaron el aumento de la eficiencia operativa como la máxima prioridad de sus iniciativas digitales, no solo durante los próximos tres años, sino también en los tres siguientes. Sus prioridades próximos tres años son aumentar la eficiencia operativa, apoyar las actividades de marketing y ventas, y mejorar la calidad del proceso. Tras este primer período se añade el disminuir el uso de energía y optimizar los niveles de inventario.

La industria química fue la única industria que dijo que mejorar la salud y seguridad ambiental es una de las tres prioridades de sus iniciativas digitales. Además, una de las principales preguntas que este sector quiere responder con el análisis es: “¿Cómo podemos aumentar la eficiencia y mejorar las medidas de salud y seguridad de los empleados?”.

ALIMENTACIÓN Y BEBIDAS. En este sector se persigue optimiza las cadenas de suministro con sus iniciativas digitales. Lograr la integración de la cadena de suministro es una de las principales prioridades para este sector, no solo en los próximos tres años, sino también en los tres siguientes. Y una de las principales preguntas que las empresas quieren responder con la analítica es: "¿Cómo podemos reducir los costes y, específicamente, el desperdicio en la cadena de suministro?". Hay que considerar que las empresas de alimentación y bebidas son unas de las que mayor conciencia tienen en relación a diseñar sus iniciativas digitales para dar respuesta a sus consumidores.

HEALTHCARE. Las compañías de ciencias de la vida ven claramente las iniciativas digitales como una oportunidad no solo para ser más eficientes, sino también para ayudar a transformar la forma en que hacen negocios. Las prioridades en los próximos tres años son aumentar la eficiencia operativa, impulsar la innovación, acelerar los flujos de ingresos y aumentar la eficiencia operativa. Siete de cada diez encuestados de esta industria dijeron que la integración de datos en múltiples sistemas era su principal desafío operativo y de datos. También manifiestan preocupaciones en relación a la seguridad y las capacidades inadecuadas para aprovechar los datos de operaciones.

MINERIA Y CEMENTO. A pesar de reconocer el valor, un tercio de las compañías mineras y cementeras aún no han comenzado a planificar iniciativas de digitalización. Ese es el porcentaje más alto de todas las industria encuestadas. Y de los que han iniciado proyectos de digitalización, solo el 12% ha completado una o todas sus iniciativas planificadas, la cifra más baja de cualquier sector.  Aun así, según Rockwell Automation el progreso está sucediendo: un poco más de un tercio de las empresas mineras y cementeras se encuentran en la etapa de prueba de concepto o implementación.

PETRÓLEO Y GAS. Los líderes de este sector buscan iniciativas digitales para ayudarles a obtener mejores resultados y competir mejor. Sus prioridades a corto plazo incluyen aumentar la eficiencia operativa, reducir los costes de mantenimiento, guiar el pensamiento y las decisiones de gestión y mejorar la calidad del proceso. La industria del petróleo y el gas está más avanzada en sus iniciativas digitales que la mayoría. Dos tercios de sus líderes dicen que se encuentran en la etapa de prueba de concepto o más adelante en su iniciativa. La única industria por encima es la automotriz (72%).

Análisis por regiones

En Norteamérica, la escasez de habilidades industriales podría estar frenando la transformación digital en Norteamérica. Fue la única región que dijo que la falta de habilidades requeridas es uno de los tres principales desafíos organizativos y de recursos que afectan a sus iniciativas digitales. Las compañías norteamericanas manifestaron que las habilidades y herramientas inadecuadas para aprovechar los datos de operaciones son su principal desafío operativo y de datos. Aproximadamente cuatro de cada diez empresas (42%) en Norteamérica están implementando sus iniciativas o han completado una o más de ellas. Eso está a la par con Latinoamérica (también el 42%) y es más que en Asia/Pacífico (31%), pero resulta considerablemente menor que en EMEA, donde seis de cada diez empresas (62%) pueden decir lo mismo.

Como sucede en todas las regiones, las empresas de EMEA desean utilizar sus iniciativas digitales para mejorar su desempeño. Sus principales prioridades incluyen el aumento de la eficiencia operativa y OEE. Pero las empresas de EMEA también parecen estar a la vanguardia al querer usar la transformación digital para lograr una transformación de negocios más grande. Las compañías de esta región fueron las únicas que dijeron que la aceleración de los modelos de negocios nuevos y emergentes y las fuentes de ingresos son una de las tres prioridades principales en el futuro a corto y largo plazo. De hecho, EMEA está más avanzada en sus iniciativas digitales. En esta región, casi dos de cada tres compañías están en la etapa de implementación o han completado una o más iniciativas.

Asia/Pacífico fue la única región en decir que la ciberseguridad es uno de los tres principales desafíos organizativos y de recursos que afectan a las iniciativas digitales. El 37% de las empresas de esta región mencionó el tema como uno de sus principales desafíos. La siguiente región más preocupada por la ciberseguridad fue EMEA. Sin embargo, solo el 19% de los encuestados dijo que era uno de los tres principales desafíos de organización y recursos. Por lo que se refiere a implementación, las compañías de Asia/Pacífico están detrás del resto del mundo cuando se trata del progreso de sus iniciativas digitales.
El 40% de las compañías de esta región aún se encuentran en las etapas de exploración o planificación. Sin embargo, solo el 29% de las compañías de Norteamérica y Latinoamérica, y un escaso 17% de las empresas de EMEA, se encuentran en estas etapas iniciales.

Las compañías de Latinoamérica quieren usar sus iniciativas digitales para servir mejor a los clientes. En conjunto, las empresas latinoamericanas no son líderes ni están rezagadas en lo que respecta al progreso de sus iniciativas digitales: solo algo más de cuatro de cada diez empresas (42%) de esta región se encuentran en la etapa de implementación o han completado una o más iniciativas. Eso es similar a las compañías norteamericanas (también el 42%) y más que las de Asia/Pacífico (31%). Sin embargo, es drásticamente menos que las de EMEA (63%).

 

Metodología. Rockwell Automation realizó en 2018 quince entrevistas individuales y entrevistó a más de 300 líderes empresariales. Entre los entrevistados se incluyen directivos de nivel C, vicepresidentes, directores y gerentes. Todos los encuestados participaron en las iniciativas de transformación digital o IIoT de sus empresas. Los encuestados proceden de cuatro regiones geográficas: Norteamérica (43%), EMEA (22%), Asia/Pacífico (20%) y Latinoamérica (15%). Y se equilibraron en siete industrias: automotriz (16%), química (16%), alimentación y bebidas (13%), petróleo y gas (16%), hogar y cuidado personal (12%), ciencias de la vida (16%) y minería y cemento (14%).