infoPLC ++ / Impacto social / Tres maneras de cumplir con el Tratado de París

Tres maneras de cumplir con el Tratado de París


Danfoss participó en el World Climate Summit demostrando que la tecnología es clave para alcanzar oos objetivos del COP23

Tres maneras de cumplir con el Tratado de París

"Si utilizamos la energía de una manera más eficiente, podemos conseguir hasta un 40% de reducción en las emisiones permitiendo así que el planeta se sitúe en el escenario de calentamiento global deseado, en torno a 2 grados. Además, se puede añadir un 35% más si adaptamos las energías renovables en nuestros sistemas de energía". Así explicaban desde Danfoss, proveedor de soluciones energética, el impacto que tiene sobre el planeta el control de las emisiones. Para la compañía, que participó activamente en la conferencia COP 23 realizada en Bonn, ha llegado el momento de actuar y convertir los compromisos en acciones.

Para la compañía, la primera gran batalla está en la urbe: "Las ciudades son la clave para generar una transición más ecológica, donde aprovecharemos más eficazmente la energía mientras integramos fuentes de energía cada vez más ecológicas. Se trata de pensar de forma inteligente y eficiente a la hora de expandir las ciudades. Algunas iniciativas muy interesantes se están empezando a llevar a cabo, y ya existen soluciones que benefician al clima y a la economía. Ahora debemos acelerar su adopción", afirmó Kim Fausing, presidente y CEO de Danfoss. Para el directivo, el éxito del tratado de París pasa por la adaptación de los edificios, la industria y los sistemas de energía para conseguir una mayor eficiencia energética conteplando, además, la integración de las energías renovables.

Disminuir el gasto de energía en los edificios

Actualmente, los edificios consumen casi un 40% de la energía utilizada y por ello ofrecen la mejor oportunidad a la hora de reducir gastos. Tecnologías como los compresores, variadores de velocidad, válvulas de control y radiadores termostáticos son capaces de reducir el gasto energético en un 40% usando los sistemas de calefacción y aire acondicionado existentes, con un retorno de la inversión de menos de 3 años. Por ejemplo en Nueva York, donde el 70% de las emisiones de efecto invernadero provienen de la energía consumida en edificios, se ha instaurado una serie de objetivos apoyados por nuevas políticas y legislaciones para reducir dicha tasa. En el marco de ese plan, Danfoss ha instalado 6.500 termostatos de radiadores en Empire State Building para disminuir el consumo de energía y aumentar el confort.

Motores con sistema de control eléctrico

El ahorro energético potencial es enorme cuando se trata de los motores con un sistema de control eléctrico. Según datos de Danfoss, estos motores consumen más del 50% de la electricidad en todo el mundo en aplicaciones para usuarios finales y procesos industriales. La mayoría de los motores eléctricos no están equipados con variadores de velocidad, lo que significa que están permanentemente trabajando a máxima velocidad, independientemente de las necesidades. Mediante el desarrollo de variadores de velocidad y de otros sistemas de eficiencia energética, el consumo de energía de los sistemas de motores industriales, se puede reducir en un 40%; lo que reduciría el gasto de electricidad global en un 8%. El periodo de retorno estaría entre 2 y 4 años.

Conectar todos los componentes de una forma inteligente

Para Danfoss, es posible conseguir mucho más si se piensa en edificios, industria y sistemas de energía como un único conjunto. "Una buena aplicación combinada con medidas de eficiencia energética fiables puede contribuir a reducir hasta en un 58% las emisiones de CO2; requerimiento indispensable en el sector de la energía en 2050". Las infraestructuras energéticas pueden utilizar el exceso de calor, y se pueden aplicar fuentes gratuitas de enfriamiento y energía sostenible para calentar o enfriar edificios. "Se puede, por ejemplo, utilizar el exceso de calor de las centrales eléctricas, de los procesos industriales, los centros de datos, supermercados o plantas de depuración de agua. Un exceso de calor que de otra forma se pierde en el aire". Según Danfoss, si se recupera todo el exceso de calor de Europa, se podría cubrir toda la demanda de calefacción de los edificios existentes. En esta línea, Danfoss ya articipa en un proyecto en la ciudad china de Benxi, donde se utiliza esta nueva tecnología para extraer el exceso de calor de la industria siderúrgica local, reduciendo el gasto anual en 198.000 toneladas y permitiendo que su población goce de un aire más limpio.