infoPLC ++ / Eventos y Ferias / JAI 2018: Industria 4.0, estrategias y tecnologías

JAI 2018: Industria 4.0, estrategias y tecnologías


La voz de los principales proveedores del mundo de la automatización y también el testimonio de usuarios permitió a los asistentes hacerse una imagen real de lo que es hoy y lo que será mañana la industria digital.

JAI 2018: Industria 4.0, estrategias y tecnologías

Cuando hace ya unos 15 años se celebró la primera edición de estas jornadas de automatización industrial, organizadas por la Escuela de Ingenieros Industriales de Vigo, quizás ni siquiera sus organizadores pensaron que consiguierían ocupar un lugar importante dentro de las manifestaciones de este contenido que se celebran en nuestro país.

Con una frecuencia bienal, las JAI han ido evolucionando y creciendo a la vez. En cierto aspecto tienen unas características muy peculiares: son un punto de encuentro entre estudiantes de ingeniería y la industria. La industria líder en el mundo de la automatización, pero también con la industria más próxima, cuyos representantes cada vez se cuentan más entre los asistentes. El protagonismo en la edición de este año no podía ser otra que la Industria 4.0. Prácticamente en todas las ponencias, dictadas por representantes de prácticamente todas las empresas que cuentan en nuestro país en el mundo de la automatización, se hizo referencia a la misma en uno u otro sentido.

Nacho Armesto, alma mater de las JAI

Más de uno coincidió en que la digitalización de la empresa no era una opción sino una necesidad de sobrevivencia. "En los últimos años, la industria de muchos de los países desarrollados han venido perdiendo valor añadido por el outsourcing y la menor productividad, mientras lo ganan los países emergentes", señaló el director de ventas de Rockwell Automation. También desde Phoenix Contact se señalaba que nos encontramos en un momento histórico en el que ser competitivo va íntimamente ligado a la revolución tecnológica. Es así como en más de una ponencia se hizo referencia a la necesaria convergencia de OT e IT. Quizás en este sentido se encontró a faltar algún representantes de empresas informáticas: Cisco, Microsoft, etc- cada vez con más soluciones para el mundo industrial Se lo proponemos a los organizadores para la siguiente edición.

Showroom - Phoenix Contact

Una idea que remarcó más de un ponente es que en la propuesta de empresa conectada es que no hay que confundir los datos con la información. En realidad, no es ninguna novedad que los sensores, accionamientos u otros dispositivos pueden aportar muchos datos. El tema es como convertirlos en comunicación útil. Aquí está, en este sentido, el importante papel que han de jugar las técnicas Big Data de las que tanto se habla. Y es que lo importante es el análisis y procesado de los datos. Es decir, dar respuesta a preguntas más allá de cómo ha pasado un acontecimiento, sino saber porqué ha pasado y qué tendría que hacerse para resolverlo. Se trata que el sistema nos de la respuesta, incluso, quizás, que introduzca los cambios para que se resuelva. En este aspecto, el representante de Rockwell expuso cuatro proyectos de análisis que han desarrollado.

Showroom - Rockwell Automation

También Alberto Morán de SMC incidió en los objetivos de Industria 4.0 que resumió como "entregar al cliente lo que quiere". Se trata, dijo, en convertir al operario en un gestor del proyecto y usar la tecnología para disminuir la variabilidad del proceso. Como actuaciones necesarias para conseguir los objetivos está, en su opinión, diseñar para fabricar, reducir los tiempos de preparación de las máquinas, pensar en los errores desde el principio y, muy importante, minimizar los problemas al usuario final.

Comunicaciones, seguridad, accionamientos

Como se ha dicho, algunas ponencias abordaban la Industria 4.0 desde un punto de vista estratégico más general y otras se centraban en algunos de los componentes necesarios para su puesta en marcha. En este sentido, la referencia a las comunicaciones industriales no podían faltar. Después de mostrar muy pedagógicamente la evolución de la comunicación -multitud de cables a lo que siguieron los buses de campo (un sólo hilo) y posteriormente las comunicaciones wireless- Gerardo Merino de Phoenix Contact, expuso algunas de sus soluciones para múltiples aplicaciones. Interesante una de ellas consistente en una monitorización Wireless realizada en Petronor. Por cierto, que puestos a imaginar el futuro, Merino acabó su intervención diciendo que probablemente la Industria 5.0 será la de la autonomía energética.

Showroom de las JAI

Comunicación entre máquinas, pero también hay que tener en cuenta el diálogo entre el operario y la máquina. ¿Cuál será este diálogo en la industria del futuro? se preguntó al principio de su ponencia David Pérez, responsable de Proface en Schneider Electric. A partir de considerar que nos enfrentamos a un cambio de paradigma en el uso de la información, Perez apuntó algunos de los errores que pueden hacerse al diseñar un HMI y cuáles deben ser los aspectos más importantes a tener en cuenta, poniendo especial atención en el "user experience" . Hay que tener muy claro quien será el usuario final y evitarle al máximo el cansancio visual.

Showroom - Proface

También la seguridad tuvo protagonismo tanto respecto a la de las personas como la ciberseguridad. En el primer caso, el representante de una empresa ya clásica en este campo, Pilz, hizo un repaso sobre la evolución en este campo presentando su sistema de automatización PSS 4000 que incluye un controlador de proceso y uno de seguridad, "diseñamos pensando desde el principio en la seguridad". Como primicia, anunció un primer autómata de seguridad que se pondrá en el marcado el segundo semestre de este año.

La ciberseguridad fue objeto de dos ponencias que corrieron a cargo de representantesde Siemens y Rockwell. En ambos casos pusieron énfasis en la necesidad de evaluar su importancia en las instalaciones industriales y conocer las diferentes medidas de protección que pueden adaptarse en un sistema de control industrial. Rockwell hace ya un tiempo que presentó una guía de la ciberseguridad.

Showroom - Murrelektronik

Por mucho que en la industria 4.0 los datos y la información que puede conseguirse mediante su procesado sean muy importantes, no se pueden olvidar todos los equipos y sistemas analógicos que, al fin y al cabo, son quienes proporcionan los datos. Es el caso, por ejemplo, de los motores y accionamientos. En este campo y en la industria actual y futura hay un aspecto importante: son los responsables del 70% del consumo eléctrico en la industria. No hay que olvidar que el ahorro energético es un objetivo que está marcando también el desarrollo de la tecnología. Interesante fue en este aspecto la ponencia presentada por un responsable de la empresa WEG en la que señaló como, a pesar de las Directivas Europeas que existen al respecto, la industria no las cumple en muchísimos casos aunque el cambio de determinados equipos redundaría también en importantes ahorros económicos. "Invertir dinero en ello, serviría para ganar dinero", dijo señalando que, por ejemplo, la opción por motores síncronos permitiría una reducción de consumo de 20 al 25%.

La impresión 3D en la industria del futuro

Máxima flexibilidad, personalización de los productos, digitalización... he aquí donde la llamada impresión 3D puede jugar un importante papel también en la industria. Se trataría de fabricar lo que se necesita y donde se necesita. Obvio, por ejemplo, en el caso de fabricación de recambios. No son necesarios almacenes o demoras en la entrega. Pero cada vez más se plantea también su incorporación en las propias líneas de fabricación.

Showroom - Impresora 3D Industrial

Y es que la fabricación aditiva ofrece muchas ventajas, especialmente cuando se trata de la fabricación de piezas complejas que con una fabricación convencional exigirían procesos de mecanizado no siempre fáciles. Según afirmó en su ponencia Jaume Homs de HP no se trata solo de la fabricación de piezas únicas sino que en este momento puede salir a cuenta incluso para series de hasta 55.000 piezas. La razón es simple: la complejidad geométrica de las piezas no añade costes con la fabricación aditiva. Por otra parte, también hace posible con facilidad la incorporación en la pieza de un circuito electrónico o un chip.  Homs señaló que la estrategia de su empresa respecto a la impresión 3D se plantea similar a la que ha llevado con la impresión 2D de la que es uno de los líderes en el mercado.

Los robots ya no trabajan solos

Fueron varias las ponencias dedicadas a la soluciones robóticas con un especial protagonismo de las que se referían a los robots que trabajan colaborativamente con los operarios. "Los robots no son colaborativos, son las aplicaciones las que pueden ser colaborativas", afirmó David Alonso de Kuka, "la clave está en la "sensibilidad" del robot".

En general se trata de robots ligeros, con regulación de alto rendimiento. El robot detecta los contornos rápidamente y con la fuerza regulada, detecta la posición de montaje correcta y monta las piezas con precisión. Son más lentos pero con velocidades útiles para muchas aplicaciones, al ser ligeros son fácilmente transportables y, por otra parte, no exigen ningna instalación suplementaria, las clásicas jaulas para los robots convencionales.

Inauguración de las JAI en compañía de robots

En este momento prácticamente todos los líderes del mundo de los robots, han desarrollado equipos colaborativos (cobots, les llaman algunos) y también han aparecido nuevas empresas dedicadas específicamente a estos robots como es el caso de Universal Robots, que ofrece equipos asequibles también para las pyme y para la producción de lotes pequeños que con otras configuraciones resultarían demasiado costosas. No precisan tampoco costes adicionales asociados con la programación y configuración de los robots.

La voz de los usuarios

Aunque la mayoría de las ponencias corrieron a cabo de representantes de empresas suministradoras de soluciones de automatización, también se pudieron oir la voz de algunos usuarios.  Es así que, por ejemplo, Juan José Areal, responsable en el Grupo PSA de proyectos de innovación de procesos, empezó dando respuesta a una pregunta básica: ¿cómo se plantea PSA la fábrica del futuro?

Su objetivo es que en el plazo de tres años se reduzcan drásticamente los plazos de entrega de productos personalizados y también el desarrollo de nuevos productos en un tiempo record. Para ello considera que la fábrica conectada es básico y por tanto la introducción de todas las tecnologías (IIoT, RFID, Big Data, etc) que se engloban bajo el paraguas de la Industria 4.0. Hay que señalar que varias de ellas ya las incorpora pero se enmarcarán en una nueva estrategia. Como herramienta importante, Areal citó también la llamada fábrica virtual, es decir la simulación de todos los procesos antes de su implementación en las soluciones reales.

InfoPLC++ Magazine en las JAI

También interesante fue la ponencia dictada por el jefe de control de Repsol, Hugo Pachon, en la que señaló que en el sector de proceso son básicos la seguridad y la legislación. Lo interesante de aplicar estrategias de Industria 4.0 es, en su opinión, que ofrecen la posibilidad de reducir las pérdidas del producto así como una disminución, incluso del 40%, en mantenimiento.

"Las industrias de proceso nos encontramos ante un cambio de metodología e, incluso, un cambio cultural", señaló. Finalmente, Miguel Vilar, responsable de digitalización de los astilleros Navantia, señaló que su sector ha pasado por todas las revoluciones industriales. En el 2015 empezaron un plan de transformación digital con, entre otras actuaciones, el modelado y simulación de procesos, la trazabilidad de las tuberías con etiquetas RFID, la introducción de drones de inspección, también la disminución al máximo del cableado así como la fabricación aditiva de determinadas piezas. Se trata de plantear un cambio progresivo, "lo más importante van a ser las personas y la capacidad de colaboración de todos", dijo Vilar.

Una zona de exposición

Uno de los cambios cualitativos de la edición de las JAI de este año es que incorporaba una interesante zona de exposición con stand de muchas de las empresas que formaban parte del programa de las jornadas.  Los asistentes (industriales y estudiantes) pudieron ver en funcionamiento equipos que habían sido objeto de las ponencias. Varios robots desarrollando tareas diversas y también robots móviles que se paseaban por los pasillos permitiendo al visitante observar como reaccionaban ante obstáculos.