infoPLC ++ / Empresas / Noticias empresa / Un verano muy activo para Schneider Electric

Un verano muy activo para Schneider Electric


Después de Asco, la multinacional francesa tiene prevista una nueva adquisición: el 60% de Aveva, por 3.200 millones de euros.

Un verano muy activo para Schneider Electric

Parece que con el objetivo de centrarse en los mercados industriales y comerciales de los data center y las telecomunicaciones, la americana Vertiv –antes del grupo Emerson–, ha anunciado este verano la cesión de la actividad de Asco Power Technologies (Asco) al grupo francés Schneider Electric, uno de los principales fabricantes en la gestión de energía y la automatización.

Creada en Baltimore (EEUU), Asco tiene una larga experiencia en el campo de los dispositivos de conmutación eléctrica y no hay que confundirla con la actividad también denominada Asco de Emerson Automation Solutions, especializada en automatización de fluidos. "Asco nos aporta una marca reconocida en América del Norte y complementaria a nuestra actual oferta de equipos de distribución de energía, con la que somos líderes en China. También estamos mejorando nuestras capacidades de gestión de energía de EcoStruxure para satisfacer un mercado de crecimiento natural a medida que los clientes comerciales e industriales avanzan hacia la gestión de energía independiente o multi-fuente", dijo Jean-Pascal Tricoire, Presidente y CEO de Schneider Electric

¿Fusión también con Aveva?

El grupo Schneider Electric se creó a partir de adquisiciones y desde entonces ha seguido con una estrategia parecida. En agosto ha sido la recien comentada adquisición y a primeros de septiembre nos llega la noticia –a través de la Agence Ecionomique et Financière– de que está a punto de adquirir el 60% del capital de la británica Aveva, uno de los principales actores mundiales en soluciones de software de ingeniería para las fábricas, la industria de la energía y la construcción naval.  La transacción ascendería a unos 3 000 millones de libras esterlinas –3.200 millones de euros–.

Cabe señalar que se trata del tercer intento del grupo francés (uno en 2015 y otro en 2016) de acercarse a la empresa británica, cuyo origen se remonta a un spin-off de la Universidad de Cambridge en 1967.