infoPLC ++ / Empresas / ABB presenta su centro de servicios digitales de Madrid

ABB presenta su centro de servicios digitales de Madrid


El nuevo espacio permitirá ver a través de proyectos reales en funcionamiento las tecnologías y servicios de la plataforma ABB Ability. La puesta de largo fue con Endesa y Acerinox, unos clientes digitalizados y satisfechos.

ABB presenta su centro de servicios digitales de Madrid

ABB ha presentado hoy su nuevo "Centro de Servicios Avanzados" de Madrid. Se trata de un espacio donde presentarán servicios ABB Ability para diferentes sectores industriales, empresas de servicios públicos, edificios e infraestructuras mediante proyectos reales.

Marc Gómez, consejero delegado de ABB en España inició el acto explicando que se trata del segundo centro digital que se inaugura en nuestro país, “y que sobre todo es un centro de trabajo y co-creacion con partners y clientes para dar respuestas a los retos de la cuarta revolución industria y la gestión de la energía de manera eficiente”. José Ignacio Anguas, director general de Servicios de ABB en España añadió que en el centro se pueden ver las más de 210 soluciones en el ámbito de la digitalización, usadas por ABB para sus procesos productivos. "La sala de servicios avanzados es una ventana abierta para bucear en todas esas soluciones".

En la propuesta, la palabra clave es la co-creación. Un término que está entrando en el lenguaje de la industria con cada vez con mayor fuerza y que en el caso de ABB está conformada por tres ejes: el know-how de ABB (OT), sus partners tecnológicos en ámbitos como el cloud, la ciberseguridad y las analíticas (IT) y los clientes (especializados en sectores verticales y procesos específicos).

En el centro prodrán verse diversos  casos reales de uso: servicios que complementan las tecnologías de ABB para la automatización de terminales de distribución de hidrocarburos, que en su conjunto, gestionan 125 millones de litos de oil & gas. Para el sector de alimentación y bebidas, se presenta el proyecto de asistencia técnica remota para Neptuno, el sistema de automatización de regadíos de ABB, que en el sur de España está implementada en una superficie equivalente a 30 campos de futbol. En cuanto a las empresas de servicios públicos, desde el nuevo centro se mostrará cómo es posible analizar datos de plantas solares, monitorizalos y planificar servicios predictivos o reactivos sobre el terreno que contribuyan a la ampliación del ciclo de vida de los activos. En lo que respecta a los edificios y las infraestructuras el foco estará en la eficiencia energética y la gestión domótica de las instalaciones.

Tal y como detalló Anguas, las ventajas de la utilización de la cartera de servicios digitales de la compañía llegarán para todos los tipos de empresas y sectores: en el caso de las utilities, pueden llegar a experimentar una mejora en la rentabilidad de los activos en hasta un 50%. En industria, sitúa la mejora de la productividad en un 200%, la reducción del consumo energético en un 30% y la ampliación del ciclo de vida de los activos de planta un 30%. En lo que se refiere a las infraestructuras, donde se puede conseguir la detección proactiva de fallos en el 90% de las ocasiones, se puede reducir, además, el coste de la factura energética en un 5%.

A la luz de estas cifras, preguntamos a ABB si la cartera de servicios que ofrecen es aplicable a todos los tamaños de compañías industriales y explicaron que sí, que el ecosistema de aplicaciones 4.0 es escalable tanto en volumen de activos a gestionar como en tipos de procesos. Sobre si los activos obsoletos o con vida útil en marcha pero no digitalizables eran un impedimento para participar de este entorno digital, fue uno de los clientes de ABB, Endesa, quien dio la respuesta: "es posible digitalizar con un parque de maquinaria y dispositivos de diferentes ‘edades’. Nosotros, con la tecnología de ABB, conseguimos hacer un inventario de nuestros activos y finalmente los dividimos 3 clases: los 100% compatibles 4.0, los actualizables con el asesoramiento de ABB y aquellos que, irremediablemente, debían renovarse"

Diferentes experiencias de la digitalización

Tras la presentación de la iniciativa, tuvo lugar una mesa redonda moderada por Agustín Marco, director adjunto de El Confidencial, con la presencia del director general de ventas y marketing de ABB, Juan Bachiller, con dos clientes de la compañía –Enel-Endesa y Acerinox, un partner –Microsoft– y un representante de la comunidad educativa.

La principal conclusión de la conversación fue que, a día de hoy es imposible abstraerse de la digitalización y que, de hecho, ya está marcando la cuenta de resultados de algunas grandes compañías del IBEX 35 como es el caso de las dos presentes en la mesa.

Para Ana Alonso, directora de estrategias empresariales para clientes de Microsoft EMEA, las empresas se ven obligadas a utilizar las capacidades de la tecnología por el ahorro de costes que ello implica. "Puede ser que viene una la regulación y te obliga a hacer grandes transformaciones en tus procesos que sin la tecnología no sería posible, o puede ser por la necesidad de crear nuevos activos de valor... Si no digitalizas, corres el gran riesgo de quedar fuera del mercado".

Para Antonio Gayo, head of Digital Transformation de Acerinox –ojo al título– la digitalización vino impulsada de la necesidad de revisar el modelo de negocio. "Es un tema estratégico, que de entrada asusta, pero una vez lo revisas te das cuenta que la naturaleza de tu producto no cambia, sino que te aporta infinitas ventajas en otra área: gestión de la calidad, logística.... Te ayuda a ser más flexibles, más eficientes". En el caso de Endesa, Carlos Castejón del área de innovación de Thermal Generation, explicó que dos fueron los drivres principales: el impulso de una política corporativa de cero accidentes donde la monitorización y control remoto de los activos representaba una oportunidad, y la realidad financiera de la actividad: "nuestro negocio depende de márgenes muy ajustados, cualquier pequeña mejora puede representar una gran diferencia en el balance final".

Al ser empresas cotizadas, Agustín Marco se interesó por el impacto real que la digitalización está teniendo en los resultados. En ambos casos, el camino recorrido confirma que el 4.0 de la mano de ABB es una buena apuesta. Acerinox ha sido sincero reconociendo que han ido directamente a lo conocido: "Somos una empresa cotizada y no podemos hacer pruebas de funcionamiento de la digitalización, por eso ejecutamos proyectos a corto plazo, que tenga un retorno de la inversión dentro del año, lo que denominamos planes de excelencia. Los trabajamos de manera individual año a año pero con un roadmap estratégico conjunto más a largo plazo".
En el caso de Endesa (Grupo Enel), la experiencia es más que positiva: "ha sido muy fácil integrar la digitalización en nuestros procesos y de ahí a nuestra cuenta de resultados. A nosotros nos piden competitividad en coste, por lo que la correlación entre digitalización y marcha del negocio es directa. Y como conseguimos ser más competitivos, tenemos más valor en el mercado". Así lo confirmó Marco, explicando que para algunas agencias de calificación el factor “digitalización” está siendo otro de los baremos a considerar en sus valoraciones.

En relación a la co-creación que propone el centro, tanto partners como clientes de ABB creen que es la vía del éxito para los proyectos de la era 4.0. ABB Ability trabaja con la plataforma cloud Azzure de Microsoft, que sirve de repositorio tanto para las aplicaciones de servicios que se desarrollan en la plataforma, como para los datos que en el entorno se generan. "Esto va de intercambio de conocimientos e intercambio de datos en las plataformas. Nuestra misión es que ese entorno sea adecuado, sea seguro, no ponga en riesgo el negocio de los clientes de ABB” detalló.

Acerinox hizo lo que denominó una "aproximación objetiva a la digitalización": "no buscábamos grandes resultados, no nos interesaban cambios impresionantes, queríamos trabajar sólo con aquellas soluciones que tenían un retorno cuantificable para la compañía". Para Endesa, el proceso fue muy racional: "se evaluó la cartera de soluciones de ABB, se detectaron aquellas que nos ayudaban concretamente a hacer más eficiente nuestras operaciones y que tuvieran un ROI claro, se validaron con las unidades de generación de la compañía, y a partir de ahí, se avanzaba".

En el camino, detalla de Castejón, se ha de revisar paso a paso donde aporta más valor la digitalización: “Hemos aprendido a poner en valor los datos y a ponerlos a disposición de todos los profesionales de la empresa”, comenta. "Contar con el apoyo de ABB para filtrar la información y combinarla con algoritmos de inteligencia artificial para predecir el futuro es una verdadera ventaja". Una parte clave del éxito de los resultados lo sitúa en el trabajo conjunto: "nos beneficiamos del conocimiento que ABB tiene de sus equipos y de los entornos automatizados, y quiero pensar que ellos también se benefician del conocimiento de las operaciones de nuestro negocio para poder proponer otras mejoras al sector”, concluyo.

Que tus clientes hablen bien de ti, como dice la publicidad, no tiene precio, y hoy ABB hizo una puesta de largo de su centro con la mejor compañía posible: la de unos clientes digitalizados –o camino a serlo–, además satisfechos.