infoPLC ++ / Empresas / Josu Ugarte, nuevo presidente de la zona ibérica de Schneider

Josu Ugarte, nuevo presidente de la zona ibérica de Schneider


El ejecutivo releva a Patrick Gaonach, quien asume una nueva posición dentro de la compañía como vicepresidente sénior de Global Sales Operations.

Josu Ugarte, nuevo presidente de la zona ibérica de Schneider

Schneider Electric ha nombrado a Josu Ugarte como nuevo presidente para la zona ibérica a partir del 1 de octubre, relevando en el cargo a Patrick Gaonach, quien asume una nueva posición dentro de la compañía como vicepresidente sénior de Global Sales Operations.

Tras tres años liderando la división Industry de Schneider Electric Iberia, Ugarte será el nuevo responsable de la compañía para la zona ibérica, posición en la que afrontará los retos de "seguir acelerando" la transformación digital del sector y de contribuir a mejorar la gestión sostenible de la energía tanto en España como en Portugal. "Durante estos tres años, el directivo ha apostado por la digitalización de las medianas empresas españolas como factor diferencial para su competitividad, poniendo en marcha proyectos piloto que han permitido calcular el impacto de la digitalización y el Industrial IoT en la cuenta de resultados de las empresas. Su experiencia previa en la internacionalización y crecimiento de la empresa española Mondragon Corporation le avala en otro de sus principales retos, el de contribuir al crecimiento y expansión de las empresas de tamaño medio que componen el tejido económico de la zona", comentan desde Schneider Electric.

Licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad del País Vasco, Josu Ugarte presidió entre 2008 y 2015 Mondragon Internacional, la división internacional de Mondragon Corporation. Previamente fue director general en varias compañías del grupo cooperativo en Francia, Polonia y Marruecos. Ugarte es miembro del Comité Ejecutivo del programa empresarial “CRE100DO”, donde refleja su firme apuesta por la transformación digital y la internacionalización como principales palancas para el desarrollo del modelo productivo español.

Patrick Gaonach, tras casi seis años al frente de la organización en Iberia, ocupará una nueva posición como vicepresidente sénior de Global Sales Operations, dentro de la dirección mundial de marketing del grupo. Gaonach, que al igual que Ugarte estará ubicado en la sede que la empresa tiene en Barcelona, llegó a Schneider Electric Iberia en 2013 con el objetivo de redefinir la estrategia de la compañía en la zona para acelerar la salida de la crisis y adaptarse a las nuevas necesidades del mercado, centrándose en el sector de la renovación eléctrica en edificios e industria, donde había un gran margen de eficiencia energética, y en la digitalización de la industria, que se presentaba como un gran reto. Gaonach deja la responsabilidad de la zona después de devolverla a un crecimiento sostenible, mejorar su rentabilidad y reforzar el liderazgo de mercado de Schneider Electric en todos los segmentos en los que opera.

“Estoy muy ilusionado con esta nueva etapa, en la que seguiremos ayudando a nuestros clientes a ser líderes en la transformación digital en cada uno de sus sectores. Las empresas de la zona ibérica tienen unas características muy distintas a las del resto de Europa, y es que en su mayoría son pequeñas y medianas empresas, por eso alguien les tiene que ayudar a ser competitivas en tres grandes ámbitos: la puesta al día de las disrupciones tecnológicas, la gestión del talento y la gestión del ecosistema, especialmente en el ámbito informático”, comenta Josu Ugarte. “Entre mis prioridades está la de convertirnos en los Partners de confianza de estas empresas, ayudándolas con nuestro conocimiento y soluciones a ser más competitivas gracias a la digitalización”.

Tal y como explica la compañía en un comunicado, EcoStruxure se ha convertido en un elemento central para la compañía en su deseo de liderar la transformación digital del sector. La plataforma, que se ha implementado ya en más de 480.000 instalaciones con el apoyo de más de 20.000 integradores de sistemas, que conectan a su vez más de 1,5 millones de activos, ha permitido a la multinacional francesa cerrar la brecha existente entre los mundos IT y OT, abriendo nuevos horizontes de eficiencia operacional, y ofrecer más valor a sus clientes en cuanto a seguridad, fiabilidad, eficiencia, sostenibilidad y conectividad.