infoPLC ++ / Empresas / Ferias / #6 Hannover: AGV: ultraplanos y de bajo coste

#6 Hannover: AGV: ultraplanos y de bajo coste


Qué tiempos aquellos en que un AGV era voluminoso y de coste elevado. Tradicionalmente, estos vehículos han requerido una alta inversión que alejaba a muchas empresas de su posible implantación. Las cosas han cambiado y en la feria podían verse muchas propuestas de vehículos autopilotados.

#6 Hannover: AGV: ultraplanos y de bajo coste

Son viables, tanto funcional como económicamente para muchas aplicaciones, incluso sustituyendo a transportes de rodillos o cinta. Esto es posible gracias a que los motores, drivers y sensores que incorporan son más efectivos en funcionalidad, volumen y coste, además de los avances en software y la nube. Los AGV se perfilan claramente como uno de los sistemas ciberfísicos con mayor potencial dentro de la Industry 4.0.

Hay plataformas que tienen cuatro ruedas motrices y omnidireccionales, lo que proporciona una alta maniobrabilidad. Otras se benefician del cloud navegation, en que los datos recogidos por los sensores de a bordo se envían a la nube; allí se evalúan y se generan servicios de localización y planificación de la ruta a seguir, en función de las necesidades de la actividad. Esto es idóneo para muchas aplicaciones de logística y producción, además de AGV para servicio en el sector sanitario, por ejemplo.

En esta línea, Omron exhibía su AGV con tecnología Acuity, capaz de transportar hasta 130 kg de carga y operar una flota de hasta 100 unidades conjuntamente en una aplicación. Combina bien con su robot Cobra S350, de la línea Adept, con carga máxima de 5 kg y una extensión de brazo de 850 mm. Además, dispone de una opción C10, para operar en salas limpias, con el atractivo de poder programarse en lenguaje estándar IEC 61131.  El sistema está preparado para poder procesar imagen y utilizar el amplio portafolio de PAC y PLC de Omron, para desarrollar aplicaciones en fabricación de componentes electrónicos e industriales, entre otras.

Pero lo que resaltaba en la feria eran los AGV de muy bajo perfil. De hecho, su demanda va al alza, ya que pueden cargar con plataformas o estanterías sin efectuar maniobras adicionales. En esta línea de baja altura, Grenzeback mostraba distintas opciones para transportar bandejas o estanterías en almacén o fábrica. Creaform tenía un AGV con perfil extremadamente bajo, tan solo 198 mm de altura, con velocidad de hasta 25 m/minuto y cargas máximas de 1.200 kg.

 

Otro atractivo de los AGV es que pueden utilizarse como base móvil para un cobot. Podían verse varias soluciones que desarrollaban esta idea con distintos robots del mercado.

Los fabricantes de AGV pueden suministrarse con el sistema de guiado, pero para muchos OEMs es atractivo incorporar el sistema de navegación más conveniente según el caso.

A nivel de bajo coste, un sistema de navegación, todo en uno, es el CVM de la compañía lituana Rubedo. Se ha concebido para montaje en AGV o drone. Está dotado con cámara estéreo 2D/3D, y ofrece visión para navegación, con reconocimiento de formas y escena, a distancias hasta 25 m (opción 50 m, con baja precisión). Su corazón es el procesador TX1 de Nvidea, una CPU con 256 núcleos de 64 bits, lo que permite procesar las imágenes directamente, con algoritmos de inteligencia artificial. Posteriormente, transmite esas variables elaboradas vía Ethernet hacia el procesador del AGV, por ejemplo. Se entrega con un kit de desarrollo y su precio es de 2.000€.

Sensores para AGV

Tal como hemos comentado en otro apartado de esta crónica de Hannover, uno de los grupos de compañías más beneficiadas con el crecimiento del mercado robótico y de AGV son los fabricantes de sensores y dispositivos de seguridad.

Pilz presentó su nuevo sensor láser 2D, denominado PSENscan, que tiene la capacidad para monitorizar un área determinada con un ángulo de hasta 275º, lo que ofrece claras ventajas frente a otros dispositivos existentes en el mercado de 180º.  Se pueden establecer hasta 3 zonas distintas de monitorización, además de disponer de hasta 70 pre-configuraciones listas para activar. Cada zona puede definirse como seguridad o de notificación; la primera tiene un rango de 3 m a 5,5 m, mientras que la segunda puede alcanzar hasta 20 m. También es posible integrar conjuntamente hasta cuatro unidades sensoras.

Isra Vision presentaba su sensor con software integrado IntelliPICK, dirigido principalmente hacia aplicaciones robotizadas de picking, que emplazan objetos en un contenedor. Detecta de inmediato cualquier elemento ajeno gracias a una funcionalidad embebida de reconocimiento gráfico avanzado.

Especial Hannover Messe 2017