infoPLC ++ / Empresas / Eventos profesionales / Soluciones a la Connected Enterprise

Soluciones a la Connected Enterprise


En la 26ª edición de la Automation Fair, Rockwell Automation tuvo oportunidad de confirmar la buena salud de su sólido ecosistema de clientes y colaboradores y presentó destacadas novedades tecnológicas como Proyecto Scio.

Soluciones a la Connected Enterprise

La última edición de la Automation Fair de Rockwell Automationse celebró el 15 y 16 de noviembre en la ciudad norteamericana de Houston. El tópico principal de la reunión: cómo afrontar el reto para conseguir una "organización conectada". El tema es complejo, pero Rockwell Automation (a partir de ahora Rockwell), está embarcada en el desarrollo de una propuesta clara e innovadora, que combina distintas disciplinas y tecnologías, poniendo énfasis en facilitar al máximo su utilización al usuario.

En lo que fue la 26ª edición de la feria se congregaron más de 140 expositores. También se llevaron a cabo más de 140 sesiones técnicas, 19 sesiones de laboratorios prácticos y 9 fórum distintos orientados a tendencia y mercados. El objetivo fue presentar recursos avanzados de automatización y tecnologías de fabricación para ayudar a que las compañías sean más productivas y competitivas en un mundo globalizado.

Esta cita anual organizada por Rockwell, llama la atención el gran poder de convocatoria que tiene la compañía americana, tanto a nivel de empresas expositoras como de asistencia de público. Con los años ha conseguido crear un singular ecosistema, auspiciado por programas de integración y acuerdos con partners, así como con otros proveedores de productos y servicios complementarios. La fórmula es ganadora para todos y ofrece la posibilidad de encontrar valor al visitante en un mundo de compatibilidad extendida para todos sus productos.

Abrió la sesión Blake Moret, CEO de Rockwell Automation, recordando que tan solo 10 semanas atrás, en ese mismo recinto ferial de Houston, tuvieron que refugiarse 9.000 personas para salvaguardarse del Huracán Harvey. Explicó cómo, en esos tristes días, Rockwell se volcó con los equipos de recuperación de desastres, con tal de suministrar en 24 horas varios equipos imprescindibles para infraestructuras críticas, como drivers para bombas de plantas de tratamiento de agua, por ejemplo. También destacó la concesión del premio Catalyst a los esfuerzos de su compañía por conseguir una mayor incorporación de la mujer, a nivel de mayor reclutamiento y en el avance y desarrollo de sus carreras profesionales.

Una realidad incómoda: la integración del activo legado

Nadie duda de que los dispositivos de planta son cada vez más inteligentes y están más conectados. Pero según Frank Kulaszewicz, vicepresidente de Architecture & Software Division, hay una realidad ineludible: la mayoría de los equipos que operan en las plantas son sistemas legados que no están conectados. La cuestión no es baladí y no es fácil. Esto se traduce en tiempos de paro en las fábricas por un valor estimado de 20.000 millons de dólares al año. Según Kulaszewicz, se tiene una oportunidad excelente para conseguir mayor productividad. El reto está en sacar del aislamiento a esos activos e integrarlos en una plataforma que permita disponer de amplia visibilidad, induciendo a que eso se traslade en valiosas acciones operativas.

Frank Kulaszewicz durante su keynote

De manera frecuente, con el ánimo de detectar nuevas tendencias y diseñar equipos, Rockwell realiza en la industria pruebas piloto con algunos de sus clientes, con tal de mostrar hacia dónde hay que dirigir las inversiones en el espacio digital. Un patrón que se infiere de esas pruebas es la necesidad de disponer de plataformas abiertas, que operen en tiempo real y tengan potencia analítica. Tienen que ser escalables a través de diversas arquitecturas de planta y permitir la gestión del ciclo de vida completo de la producción, desde el diseño de la fábrica o producto, a todas las operaciones posteriores, incluido el cese de actividad.

Gracias a estas plataformas, en el futuro se podrán obtener valiosas perspectivas e información del completo trazado o huella digital. Obviamente, en este contexto los 'digital twins' jugarán un papel preponderante, tanto de productos físicos, procesos u otros activos. Este entorno contribuirá a simplificar sensiblemente el diseño en automatización, integrando potentes herramientas y flujos de trabajo, pudiendo simular virtualmente cualquier escenario y situación. En este sentido, con la digitalización masiva de la fabricación, se podrán generar entornos de 'mixed reality', en dónde los equipos de diseño pueden validar sus conceptos mucho antes de que vayan a producción o utilizar vastas librerías que proporcionen una sustancial ventaja para diseñar máquinas o plantas completas, evitando escribir miles de líneas de código y reduciendo el proceso a un simple arrastrar y dejar.

En busca de la productividad sostenible: Scio

Pero según Kulaszewicz, para avanzar en consolidar los beneficios de esta digitalización masiva, Rockwell tiene que combinar su tecnología con esa lectura que hace de las necesidades del mercado y los dominios en que son expertos. Se trata de obtener varios caudales de valor, que básicamente procedan de tres fuentes: la productividad operativa, el riesgo de la organización y la gestión de los activos. Hay que aplicar analítica a los datos para obtener información y definir acciones, tanto a nivel descriptivo como de diagnóstico, algo habitual en la actualidad, pero también predictivo y prescriptivo.

Para Kulaszewicz, la cuestión está en ofrecer "algo muy potente y muy fácil de utilizar". La respuesta de Rockwell a este reto se llama Proyecto Scio, una plataforma abierta, analítica y escalable; que puede aplicarse tanto a nivel edge, servidor o la nube; que gestiona fiabilidad, activos, productividad y el riesgo de la organización; con un market place integrado; y que proporcione apps fáciles de usar en cualquier sitio, que añaden valor y permiten ejecutar decisiones informadas.

Proyecto Scio

Proyecto Scio y analítica escalable IoT

Andrew Ellis, director de Commercial Engineering and Information Software, dijo que con la iniciativa Proyecto Scio se establecen tres conjuntos de actividades para llevar a cabo en la plataforma, todo muy vinculado a la continua potenciación de Factory Talk Analytics.

El primero se refiere a capacidad de integrar datos dispares y dispersos, tanto de equipos de Rockwell como de terceros, procedentes de máquinas, controladores, robots, ERP, MES, archivos Excel y un amplio abanico de posibilidades. Además, con Scio EAP se puede ejecutar analítica a pie de máquina (edge), sin necesidad de transferir todos los datos a la nube o consumir otros recursos. A pie de máquina o equipo se toman decisiones que se transforman en acciones rápidas y precisas que se requieren allí mismo. Por supuesto, otras operaciones se ejecutarán en el sistema de planta o bien en la nube.

El segundo grupo de actividad de Scio se refiere a la denominada orquestación de datos y al autoaprendizaje o ML (Machine Learning). Según Ellis, aquí se concentra una de las principales barreras para conseguir avanzar en un futuro hacia la utilización intensiva de herramientas analíticas y predictivas. La orquestación puede considerarse que está entre dos polos, el ingreso propiamente de los datos y su puesta en escena, a través de la debida organización de pantallas e informes. Es un potente motor de consolidación de la información, para que los usuarios comparen, contrasten o recontextualizen los datos, según las necesidades específicas de cada caso. Aquí se instrumentalizan los datos, se gestiona la seguridad (notificaciones, alertas, etc) y se ejecutan los algoritmos de modelización y aprendizaje.

Andrew Ellis detallando el APP Marketplace de Scio

El tercer grupo tiene dos aspectos diferenciados. Por un lado, Scio OA ejecuta operaciones de analítica en tiempo real, búsqueda de datos de interés, analítica predictiva y aplicaciones gráficas, entre otras posibilidades. Por el otro, Scio Apps, con múltiples propuestas aplicativas, permite llevar a cabo servicios de valor añadido, especialmente los que afectan a la gestión y fiabilidad de los activos, la productividad operativa e incluso el riesgo de la organización (que puede estar relacionado con la propia marca, la protección de propiedad intelectual o la seguridad de planta, por citar algunas posibilidades).

En este contexto, las plantillas de las pantallas HMI ya no tienen por qué ser estáticas, sino que admiten modificaciones rápidas y fáciles sobre la marcha. Este es un aspecto interesante para reducir esfuerzo de ingeniería y descentralizarlo a personal de planta. Incluso es posible diseñar con Scio pantallas de operador de forma automática, en base a experiencias anteriores y a las necesidades actuales. En este entorno de AI, el sistema puede sugerir los KPIs e incluso ubicarlos en los lugares más apropiados de esa plantilla de pantalla.

Fructíferas colaboraciones tecnológicas

En el terreno analítico y de AI, Gavin Rennick, presidente de Software Integrated Solutions de Schlumberger, relató un ejemplo de colaboración entre su firma y Rockwell durante los últimos años. Se trata de la plataforma Delphi, auspiciada por Schlumberger, estrictamente orientada a extraer valor de los datos para la industria del petróleo y el gas, tanto desde la exploración a la producción y distribución. Rennick afirmó que su experiencia está marcada por el éxito, pero que todavía queda mucho por hacer en esta industria. Se pueden conseguir mejoras sensibles: reducción del 50% del tiempo de perforación de pozos, 30% de mejora en fiabilidad, 15% en disponibilidad extra de bombas y hasta un 90% en la automatización de la evaluación petrofísica (geo, etc).

En la sala de exposición había varios espacios reservados a demostraciones de diversos sistemas que tambiñen daban cuenta de la capacidad de colaboración de la compañía. Por ejemplo, se podía comprobar cómo Studio 5000 ofrece nuevas posibilidades como un interfase directo con Eplan y otros sistemas CAD, conectividad mejorada para emulación así una integración del protocolo OPC UA.

Otra demo se hacía con el Studio 5000 Application Code Manager. Con esta opción, los fabricantes de maquinaria disponen de una herramienta valiosa para evitar programar cuantiosas líneas de código. Se trata de una extensa librería de módulos predefinidos, que no para de crecer, que permiten acceder directamente a información como, por ejemplo, el estado de la máquina, eventos o consumos. Lo que allí se palpaba es la facilidad para hacer una aplicación sin necesidad de desempeños manuales. También se comprobaba algo parecido cuando se requiere utilizar capacidad analítica, ya sea a pie de máquina o en la nube. Por ejemplo, para detectar el deterioro de una cinta de transporte o de un rodamiento. El nuevo Thin Manager Client de Studio 5000 potencia en gran manera esta funcionalidad.

Una novedad introducida en la plataforma PlantPAx 4.5 es poder virtualizar aplicaciones con menos de 1.000 E/S. Se trata de consolidar los 4 servidores esenciales de una instalación en un solo servidor físico. También ahora se dispone de paneles de control equipados con configuración de E/S, lo que reduce el tiempo de instalación. Además, con la nueva versión de PlantPAX, se dispone del protocolo de redundancia paralela para Ethernet o PRP (Parallel Redundancy Protocol) totalmente integrado desde inicio.

Empowered worker

En el stand de innovación de la feria, se ofrecían otras demostraciones interesantes. Una tenía relación con experimentar las ventajas de la 'realidad mixta'. Consistía en utilizar unas gafas Hololens (con Windows 10 IoT), a modo de un HMI intrínseco en el campo de visión del operador. Si se miraba hacia un componente específico de una máquina, se superponía información y variables relacionadas, con la posibilidad de hacer un gesto y entrar en menús para ampliar esa información.

Realidad aumentada en planta

Otra demostración se hacía con un módulo de Festo que operaba conjuntamente con software analítico en un servomotor. Gracias al entorno aplicativo TeamONE, es posible disponer de información en el teléfono móvil. En un futuro inmediato, Rockwell tiene previsto añadir más compañías que hagan crecer la oferta de terceros en TeamONE.