infoPLC ++ / Empresas / Eventos profesionales / SolidWorks 2017: Ayuda predictiva y compatibilidad seamless

SolidWorks 2017: Ayuda predictiva y compatibilidad seamless


La máxima compatibilidad entre diseños CAD de fuente diversa, la ayuda al creador en tiempo real con el propio software de diseño sugiriendo soluciones, y la marcada presencia de fabricantes de impresoras aditivas con dispositivos más fáciles de configurar y mantener, son los titulares de las tendencias observadas.

SolidWorks 2017: Ayuda predictiva y compatibilidad seamless

En el congreso anual celebrado en Los Ángeles por Dassault Systèmes se presentaron las últimas novedades de SolidWorks y se llevaron a cabo cerca de 200 sesiones técnicas y de formación. Además, tuvo lugar una feria paralela con más de 100 suministradores de productos y servicios.

 Entrada al congreso

Sala de esposición


Computer “Aumented” Design

Abrió el evento Gian Paolo Bassi, CEO de SolidWorks Dassault Systèmes, afirmando que la amplia comunidad de usuarios es uno de los activos clave del software SolidWorks. La plataforma no cesa de crecer en recursos y la participación de la comunidad deviene clave en su progreso. Uno alimenta al otro: un círculo virtuoso.

Bassi lanzó un desafío a la audiencia: reactualizar el acrónimo CAD, como Computer Aumented Design, en lugar del consabido Computer Aided Design. Según Bassi, ya no se trata de disponer de un software potente para diseñar, sino que el sistema ayude al usuario en todo momento a conseguir la solución óptima para su proyecto, a través de la ejecución sistemática de rutinas de software predictivo, que además reducirán el tiempo de duración del proyecto. La idea es proporcionar mucho más que herramientas básicas para la generación del producto y ayudar a conseguir un smart design.

SolidWorks pretende que el proceso de creación y generación sea end-to-end. Lo configura en tres fases bien diferenciadas: diseño, simulación y fabricación inteligente. En la versión actual de SolidWorks ya hay mucha funcionalidad desplegada en las dos primeras fases, pero queda trabajo por hacer en el último apartado, que sin duda es y será protagonista de grandes novedades en un futuro inmediato.

Paolo Bassi, CEO de SolidWorks Dassault Systèmes

Control de tolerancias predictivo

Diseño y gestión IoT

Kishore Boyalakuntl, Director de Producto y Experiencia del Usuario, expuso cómo su compañía se está implicando en el IoT, en donde no solo el diseño y la simulación que integra el proceso de fabricación resultan ser esenciales, sino que su propuesta también alcanza a la gestión de ecosistemas

Identifica dos ámbitos en los que se puede aportar directamente más valor al IoT: diseño de las cosas y gestión de las cosas. El primero es esencial en la estrategia de SolidWorks (diseño físico, mecánico, eléctrico, etc.) y el segundo es importante y se complementa con la oferta que proporcionan sus compañías clientes y partners que integran su comunidad. Esta es una de las razones por las que la compañía francesa está abocada en la creación de potentes ecosistemas que incluyan a esos partners claves, para que se beneficien todos los actores implicados. Por ejemplo, a la hora de simular un dispositivo IoT, será posible hacerlo en un entorno en que se produzcan interferencias vivas con otros dispositivos IoT.

 

Kishore Boyalakuntl, Director de Producto y Experiencia del Usuario

Diseño compartido en la nube

Bernard Charlès, Presidente y CEO de Dassault Systèmes, afirmó que “el objetivo final de SolidWorks sería reducir la diferencia entre la realidad virtual y el mundo real a cero”. Obviamente, eso no es posible, pero la frase proyecta la ambición y visión que tiene la compañía en este sentido. Recordó que durante el anterior congreso de SolidWorks, hace tan solo un año, se comenzaba a utilizar la nube para grandes proyectos, pero había cierta desconfianza por parte de los clientes, en cuanto a confidencialidad de datos y protección de la propiedad intelectual. En 2016, según Charlès, las aplicaciones en la nube se han disparado muy por encima de sus expectativas más optimistas, aunque se busca la mejor fórmula entre nube pública y privada para cada caso. El volumen de datos de diseño que se ha almacenado con SolidWorks en la nube durante el 2016 es impresionante. Las ventajas numerosas. El usuario puede trabajar desde cualquier sitio y a cualquier hora, sin necesidad de instalación de recursos.

La extrema facilidad de compartir y cooperar en los diseños entre distintos ingenieros es una tendencia al alza. Las herramientas introducidas en SolidWorks en los dos últimos años han dado sus frutos en este sentido.

También se colabora a nivel de realidad virtual compartida. La estadounidense Cavrnus mostraba cómo dos personas a miles de kilómetros son capaces de colaborar en el diseño a través de unas gafas de realidad virtual y un mando inalámbrico en la mano. Ambos pueden compartir opiniones, moviendo el objeto en el espacio y su contexto. En este caso, su aplicación principal va dirigida a la puesta en marcha remota de máquinas y a la formación. Un caso de éxito es su implantación por NCR para soporte del servicio técnico de las redes de cajeros distribuidas por el mundo.

Charlès aprovechó para recordar la madurez de la plataforma en muchos ámbitos, incluso en su función como marketplace, en que el cliente puede crear, comprar o vender sus diseños y proyectos en línea, sin apenas impedimentos. Esto también ha favorecido la aparición en este ecosistema de verdaderas incubadoras digitales con la correspondiente oferta financiera, basada en el crowdsourcing, para apalancarlas en su crecimiento.

La estadounidense Cavrnus mostraba cómo dos personas a miles de kilómetros son capaces de colaborar en el diseño a través de unas gafas de realidad virtual.

Compatibilidad de referencias

Cuando se diseña una pieza que incluye diversos subcomponentes, puede pasar que varios de ellos procedan de distintas fuentes de fabricante CAD. El usuario se ve abocado a un proceso en que se pierden y cambian las referencias, teniendo que intervenir en exceso; si hay varias iteraciones, la tarea deviene tediosa, reconvirtiendo y actualizando esas referencias externas. La buena noticia es que con la nueva funcionalidad 3D Interconnect, este proceso ya es rápido y automático. Esta fue una de las novedades más valorada de SolidWorks 2017 por los usuarios: permite abrir en la plataforma los datos de cualquier subcomponente CAD en 3D, directamente, y mantiene viva la asociación de datos con sus archivos originales durante el proceso. Además, cuando el usuario genera un determinado modelo, queda en la nube, sin propietario, lo que resulta ser un aspecto clave para aumentar la productividad, al estar las fuentes abiertas para su reutilización posterior por distintos beneficiarios.

Compatibilidad entre subcomponentes CAD de distintas fuentes

Optimización topológica y smart manufacturing

Una vez se ha concluido el primer diseño de un objeto y se llega a la fase de simulación y generación, es cuando pueden advertirse ciertas deficiencias; esto induce a entrar en un bucle continuado hasta conseguir dar con una solución razonable. La nueva opción de Optimización Topológica ayuda a mejorar este proceso, advirtiendo tempranamente al usuario de errores y limitaciones topológicas que puedan darse, antes de fabricar el dispositivo. Por ejemplo, si tiene que imprimirse aditivamente el diseño, se advierte con antelación acerca de las optimizaciones posibles que puedan disminuir el material empleado en ese proceso.

La optimización topológica es un recurso más del smart manufacturing, reduciendo la masa y optimizando la estructura del dispositivo.

A medias, entre 2D y 3D

Los usuarios de SolidWorks son libres de poder elegir cualquier solución CAD de entre los más de 30 suministradores en el mercado, la mayoría partners de la plataforma. En este contexto, la novedad es SolidWorks CAM, un programa de diseño que viene a situarse entre 2D y 3D. Lo definen como 2,5D, en el sentido de que trabaja en planos 2D de manera secuencial, y que al final conforman el diseño 3D definitivo. Una de las ventajas de este módulo es que también integra reglas smart manufacturing, en el sentido de que dispone de una amplia base de datos de materiales y requerimientos para el proceso de mecanizado de una pieza. Por ejemplo, para una tolerancia definida, el sistema sabrá qué tipo de proceso productivo es el más adecuado y evitará errores al usuario.

Otra de las mejoras introducidas en la última versión es útil a la hora de trabajar con subconjuntos de cierto tamaño, como distintos equipos diseminados físicamente por el espacio de una planta. Se ha mejorado la operativa con objetos multicomponente, de forma que se actualizan las referencias de cota y componente en cada momento.

Otro aspecto interesante es que en la nueva versión se incluyen drivers de wearables para realidad virtual, como la Vive, Oculus, o Cardboard, lo que contribuye a enriquecer la experiencia del usuario.

También se ha mejorado la funcionalidad de los programas de diseño eléctrico y tarjetas electrónicas (PCB). Por ejemplo, ahora pueden generarse de forma automática esquemas eléctricos a partir de hojas de cálculo. Adicionalmente, se ofrece un entorno unificado para esquemas, circuitos impresos y diseños 3D.

Cuando el diseño es el plan de negocio

Mónica Menghini, Vicepresidenta para Industria, Marketing y Comunicación corporativa de Dassault Systèmes, también ejerce el papel de visionaria en la compañía. Desde el estrado del evento lanzó los siguientes mensajes: el diseño del dispositivo se ha convertido en pensar en la experiencia del cliente que lo utilizará, más allá del simple desarrollo del objeto; la multidisciplina se obtiene en las tribus sociales que forman parte de la comunidad; la visión es el diseño y la forma, su resultado.

Según ella, proporcionar las herramientas para este cambio de paradigma posibilita alejarse del pensamiento incremental tradicional e ir más allá, dar grandes saltos.

A partir de aquí, y especialmente en el marco IoT, cada objeto o producto es mucho más de lo que aparenta: el dispositivo se convierte en un portal de internet con la finalidad de proporcionar algo determinado, atrayendo e impulsando la participación en el ecosistema; ese objeto absorbe información. Menghini remataba sus provocativas reflexiones afirmando que en la era de la experiencia, el diseño constituye el propio plan de negocio (embebido).

El reto de aprender un mar de funcionalidad

En la comunidad SolidWorks hay más 220.000 usuarios que acreditan con certificación su competencia y conocimiento de este software. Unos trabajan por cuenta ajena y otros como consultores que prestan servicios a distintas empresas. My.Solidworks es la red social de esta comunidad, con más de 1.000.0000 de usuarios, que comparten ideas y diseños, plantean cuestiones a expertos o aprenden a través de demostraciones y e-courses. La formación es importante, ya que según afirman algunos usuarios, en SolidWorks hay tanta funcionalidad, que ya no es tarea fácil acceder a su conjunto y, mucho menos, poder aprenderla en su totalidad. Por eso hay varias compañías que ofrecen servicios de formación específica on-line en distintas áreas de SolidWorks, como SolidProfessor o Plurasight, entre otras.

Otra posibilidad que brinda My.Solidworks es poder conocer de  forma automática los costes que tiene una pieza que se está diseñando, a medida que se avanza en el proceso. Los fabricantes suben sus datos y precios a la nube para permitir llevar a cabo este cálculo anticipado. Precisamente, en el certamen estaban presentes distintas compañías que ofrecen estos servicios de producción.

Escáneres robotizados: velocidad y reproducibilidad

También estaban presentes en el evento distintos proveedores de soluciones de metrología sin contacto, de interés cuando se desea efectuar un control de tolerancias en producción o cualquier opción de ingeniería inversa. Una tendencia en el sector es la utilización de brazos robotizados para manipular el escáner, contorneando las piezas a medir de forma automática. Así se consigue una mayor velocidad y reproducibilidad frente a la alternativa manual de manipulación del sensor. Además, resulta interesante para reducir el coste de una tarea intensa en mano de obra. Una solución en esta línea la presentaron compañías como Infotec o Point2cad, con una configuración basada en un brazo de Universal Robots que integraba un escáner Artec 3D, capaz de efectuar lecturas de hasta 2 M de puntos por segundo, con una resolución de 0,1 mm.

Escáner integrado en brazo robotizado (Point2cad)

Miniaturización de la workstation

El software de diseño y simulación de SolidWorks requiere cierta potencia de ejecución, especialmente cuando se trata de obtener una visualización fidedigna del producto final. Las estaciones de trabajo son la herramienta idónea para esta tarea, sin olvidar otras de sus aplicaciones, como en entornos financieros y gaming.

El mercado está repartido entre las soluciones de sobremesa (60%) y las portables (40%). Las workstations de sobremesa ya han alcanzado un ciclo de mercado maduro, con apenas crecimiento, mientras que los portables siguen creciendo a un ritmo del 4% anual. Está previsto que este mercado se reparta en partes iguales en un par de años.

Habitualmente, el software de diseño utiliza un único núcleo de la CPU (otros núcleos quedan libres para ejecutar tareas paralelas, como hojas de cálculo, etc.). En la fase de rendering es cuando se exige la máxima potencia y se requieren recursos en paralelo; es aquí cuando la solución multinúcleo es idónea para poder proporcionar una imagen fiel del objeto en el mínimo espacio de tiempo. Las vistas que se obtienen son cada vez más sofisticadas, con distintos grados de sombras y colores, además de tener en cuenta el entorno del objeto.

En este sentido, las máquinas desktops tienen la ventaja de poder disponer de decenas de núcleos, mientras que las portátiles se limitan a un número más reducido (por ejemplo, 4 núcleos), pero más que suficiente para muchas aplicaciones.

En la sala de exposición de SolidWorks había numerosas novedades de los fabricantes de workstations. La mayoría presentaba certificados de compatibilidad con distintos fabricantes de software de diseño, algo importante cuando se efectúa una inversión de este calado.

Lenovo presentaba una gama nueva de sus estaciones portables ThinkPad. Los modelos P51 y P71 son los que ofrecen más prestaciones, con CPU Intel Xeon E3-1500M- v6 / Core i7, con hasta 4 núcleos y soporte para CPU gráfica Nvidea Quadro en distintas versiones. A destacar sus pantallas de hasta 17”, con calibración de color integrada opcional, utilizando un sensor de color cerca del teclado. Para efectuar el ajuste de color, se requiere abatir la pantalla sobre el teclado (y el sensor); a continuación, el sistema activa un sofisticado procedimiento de barrido de colores para recalibrar la pantalla. Otro aspecto interesante es que estos portables incorporan el denominado battery bridge, compuesto por dos baterías, una posterior y otra frontal, de forma que el ordenador tiene un back-up con toda su funcionalidad operativa disponible.

Dell presentó la pantalla UP321, orientada a estaciones de trabajo, con una definición 8K, lo que permite visualizar objetos con una granulación fina o bien disponer de varias pantallas en un solo monitor.

HP exponía su nueva estación de trabajo Z2 Mini, la primera solución en el mercado de desktop con dimensiones tan reducidas (58 x 216 x 216 mm). Tiene la potencia de una estación de gama media tipo HP Z240, aunque 10 veces más pequeña en su tamaño. Cuenta con un procesador Intel Core i7-6700 (hasta 4 GHz) y tarjeta gráfica Nvidea Quadro M620 (2 GB). Se ha llevado a cabo una ingeniería interna de ubicación de componentes muy eficiente y densa, con el ventilador activo practicable para acceder a los CIs posteriores. El sistema es muy silencioso; puede integrarse en la parte posterior de un monitor o debajo del escritorio.

Las tarjetas de proceso gráfico son una pieza clave para las workstations, con tal de acelerar los resultados de visualización.  AMD ofrecía la Radeon Pro WX7100, diseñada para entornos de realidad virtual. Tiene una potencia de ejecución de 5,73 TFLOPs y un add-on directo para SolidWorks, lo que facilita un rendering potente, especialmente cuando no se tiene el módulo Visualize de SolidWorks. Por 550€ de coste, es un excelente compromiso precio-prestaciones.

PARTE 1 - SolidWorks 2017: Ayuda predictiva y compatibilidad seamless
PARTE 2 - SolidWorks, también para aplicaciones no industriales
PARTE 2 - SolidWorks: la mentalidad es clave para el diseño con impresión aditiva